Contenido del Artículo

Una de las ciudades europeas más visitadas a niel mundial es Italia y entre las ciudades del país, está Roma. Esta bella ciudad, es la capital de la región de Lacio y de Italia. ¿Sabíais que es una de las poblaciones que más habitantes tiene de toda Italia? Y no solo eso, sino que también es la cuarta ciudad más poblada de la Unión Europea.

Si decides visitar esta ciudad italiana hay una cosa clara: no te aburrirás. Más bien, no sabrás por donde elegir y qué hacer. Hay muchos museos, innumerables obras de arte, majestuosos edificios, las mejores tiendas de firma, esculturas, monumentos, etc.

Este artículo con los monumentos más importantes de Roma seguro que también te interesará.

Los lugares más emblemáticos y que no deberías perderte por nada del mundo y también las más típicas, son la famosa Fontana De Trevi, Coliseo Romano, el Foro Romano, Plaza San Pedro, Plaza Navona, Plaza de España, Panteón de Agripa, las Catacumbas, La Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro. Hay muchísimas otras cosas que hacer en Roma, pero las imprescindibles que deberías visitar una vez en la vida, son estas (como recomendación).

Instrucciones

  1. El Coliseo romano. El Coliseo Romano que se le conocía antiguamente como Anfiteatro Flavio, nada más verlo, hace pensar en su majestuosidad y en cómo debía verse en su mejor momento… con una capacidad para cincuenta mil personas, donde podían disfrutar del espectáculo que más les gustaba a los romanos. La lucha de gladiadores, las muestras de los animales exóticos, las ejecuciones de los prisioneros, las batallas que organizaban, etc.
    Se encuentra en la Piazza del Colosseo (Roma). El horario siempre es de las 8.30 de la mañana hasta una hora antes de que se ponga el sol. Salvo ciertos días señalados (tenedlo en cuenta por si queréis visitarlo) que son el día de Navidad y en Año Nuevo.
  2. El Foro Romano. El Foro Romano era en la antigua Roma el centro neurálgico de la ciudad. Desde ahí, se desarrollaba toda la vida a nivel cultural, pública, económica… Por tanto, en el Foro Romano junto con el gran Coliseo es de las pocas muestras que quedan intactas, del poder enorme que tenía la ciudad. Cuando el Imperio terminó, poco a poco éste quedó olvidado y se fue quedando enterrado. El siglo pasado, fue cuando se hicieron excavaciones para volver a recuperarlo. Gracias a volver a sacarlo a la luz, se pueden ver algunos templos como los de Venus, Saturno, Rómulo, etc. También podéis ver el Arco de Tito, un arco que conmemoraba la victoria de Roma sobre Jerusalén y se construyó tras morir Tito. El arco de Severo Séptimo, el Templo de Antonino y Faustina (construido en el S.II es el templo que mejor se conserva de todos), la Basílica de Majencio y Constantino prácticamente no queda nada, pero se dice que debió ser de los edificios más importantes de todo el Foro Romano. La Curia, es donde el Senado se reunía para tomar las decisiones más importantes sobre Roma. Y la Columna de Foca, construida para honrar al emperador Bizancio, mide más de 12 metros de alto y es de las pocas que todavía quedan en pie.
    Desde luego, es una de las visitas imprescindibles si vas a la ciudad. Pensad en que justo donde estáis vosotros pisando, lo hizo hace más de veinte siglos, Julio César. Se encuentra entre el Coliseo y la Plaza del Campidoglio.
  3. La Fontana de Trevi. Esta famosísima fuente a nivel mundial. Entre las costumbres de todos los que visitan por primera vez esta ciudad y visitan la famosa Fontana de Trevi, siempre lanzan de espaldas a la fuente, una moneda. Pero el mito dice que, si se lanza una moneda, esa persona volverás a Roma. Si lanzas dos monedas, encontrarás el amor con una persona italiana y si lanzas tres monedas, te casarás con la persona que conociste. Ojo, debe lanzarse la moneda con la mano derecha sobre el hombro, izquierdo. La fuente mide veinte metros de ancho y 26 metros de alto, es la fuente más grande de la ciudad. El nombre proviene de las tres vías (tre vie), debido a que la fuente era el punto de encuentro entre las tres calles. Cada año se retiran de la fuente un millón de euros y desde hace unos diez años, este dinero se destina a fines benéficos. La fuente se encuentra en la Piazza di Trevi.
  4. Plaza Navona. Una de las plazas más populares de la ciudad, con su peculiar estilo barroco y elegante. En esta plaza podrían caber hasta cuarenta mil personas, ya que es antiguamente, donde los romanos contemplaban las competiciones de los juegos atléticos griegos. En esta plaza, se encuentran tres fuentes muy importantes. La Fontana del Moro, situada en la parte sur de la plaza (se la conocía hace años como la fuente del caracol), la Fontana del Quattro Fiumi representan las cuatro estatuas los cuatro ríos más importantes que había en esa época. El Danubio, Nilo, Ganges y el Río de la Plata. En el centro está colocado un obelisco que mide unos 17metros, encontrado en la vía Apia. Fontana del Nettuno.
  5. El museo Palazzo Massimo. Es uno de los cuatro museos que forman parte del Museo Nacional Romano. Contiene de las mejores colecciones arqueológicas del mundo. Este palacio fue también un colegio jesuita hace muchos años. Se pueden observar las exposiciones por orden cronológico y temáticas. La colección de Roma (joyas y monedas), Grecia (esculturas) y los frescos romanos, los mejores del todo el mundo. Otro de los museos imprescindibles en Roma son la galería Borghese y los capitolinos.

Que Necesitas

  • Monedas. Si vas a visitar la Fontana de Trevi, no puedes obviar la costumbre de lanzar una moneda de espaldas (entre una y tres).
  • Cámara de fotos, de vídeo o móvil. No olvides inmortalizarlo todo.
  • Calzado preferiblemente, cómodo.
  • En invierno hace frío, lleva ropa de abrigo. En verano hace bastante calor. La gorra o gorro para el sol, imprescindible.

Consejos

Poder ver Roma en un día, es imposible. Pero en un par de días, si se organiza bien, se puede intentar ver, los monumentos más importantes y famosos, por lo menos. Eso sí, si quieres verlo todo, todo, imposible. Una buena organización será vital y no parar.

A todo lo dicho, obviamente, hemos pasado por alto muchísimos lugares que podrían gustarte mucho y que deben verse. Por ejemplo, la Plaza de España (famosa por su escalinata) y de las plazas más importantes de Roma, Plaza Colonna, Plaza del Quirinale, Plaza Barberini, Campo dei Fiori (campo de flores) es un mercadillo y por las noches, se llena de terrazas y bares.

La comida italiana, otra de las cosas que debéis probar. No olvidéis pasar por una de sus heladerías, no comeréis un helado igual. Sabrosos, artesanales y son enormes. La pizza, obviamente. Que mejor que comerla en su país de origen, Italia. El tiramisú, la Pannacotta, las brushettas (los panecillos que podrás encontrar fácilmente y son económicos) … y para beber, no te vayas sin probar la grappa y el limoncello.

Si tenéis la oportunidad de poder visitar Roma, no lo dudéis. Y aunque en verano, os asegurareis de un buen clima (sol y calor), se le perdona el clima invernal y las lluvias con semejantes bellezas. Es una ciudad con mucha cultura, muchísimos museos, esculturas impresionantes y mucha historia. Ideal para los amantes de tiempos pasados y la antigua Roma.

¿Te ha gustado?