Contenido del Artículo

París, es la capital de Francia, y una de las ciudades más europeas más visitadas a nivel mundial. Decir cosas para ver o hacer en París, no es complicado, lo difícil es poder viajar a este país e intentar hacerlo todo. Porque es imposible. Necesitareis varios días y aun con eso, tendréis que llevarlo ya planeado para ir a tiro hecho y poder por lo menos, ver las cosas más imprescindibles que todo el mundo quiere y ve, en su primer viaje a París.

Por ejemplo, no se concibe ir a París por primera vez, y no ver la Torre Eiffel. Tampoco no pasearse por el barrio de Montmartre, el barrio latino, los Campos de Marte, pasear por el río Sena, ver la catedral de Notre Dame, etc.

Si tenéis muy pocos días o solamente un fin de semana, hemos pensado en haceros un planning que abarque los lugares más emblemáticos que a grandes rasgos nos atreveríamos a decir, que le gustará a todo el mundo.

Una de las visitas o primera parada, debería ser el icono de París. La Torre Eiffel. Si llegáis con el metro, la parada de Trocadero, veréis la imponente escultura que os dejará estupefactos y emocionados. Desde esa misma parada, también podréis ver en su mejor plano los Campos de Marte. Los Campos de Marte es el jardín donde se encuentra la emblemática Torre Eiffel.

Instrucciones

  1. Tenéis varias opciones con la Torre Eiffel… o bien simplemente la contempláis desde abajo o empezáis a subir escalones y pisos. El piso más alto es el tercero y allí es donde se encuentra, el mirador. No apto para todos, si tenéis vértigo, mejor abstenerse. Y desde el segundo piso, podéis coger el ascensor y ahorraros seguir subiendo escaleras.
  2. Evidentemente, podéis ir cientos de veces a ver la Torre Eiffel y grabarla, hacer fotografías… de día, al atardecer, de noche… pero una vez ya vista, coger el rumbo y seguir haciendo recorrido para no perder el tiempo y que se os escapen otras muchas preciosidades, que merecen ser vistas.
  3. El Barrio Latino, es donde encontrareis la movida, la juerga, el ambiente… y si, donde los precios son mucho más asequibles. Porque París, es caro. Bastante caro. Si queréis cenar o comer, sin dejaron un dineral, venid al barrio latino. Aquí encontrareis también por ejemplo una gran fuente con la figura de San Miguel mientras lucha con un dragón. Para poder llegar hasta aquí, coger en el Campo de Marte el RER (bajaros en la parada de saint michel-notre dam). Desde ahí, no tiene pérdida llegar al barrio latino. Por esa zona veréis que hay bastantes monumentos, aprovechad para echarles un vistazo, sacar fotografías… es gratis.
  4. Si os vais a la Isla de la Cité (desde el barrio latino), pasando por el puente, se llega a Notre Dame.
  5. Si os gustan los museos y queréis ver obras de art, podéis empezar por el Museo Rodin. En los jardines observaréis muchas obras del propio escultor.
  6. Si queréis ver cosas gratis, podéis ver el Grand Palais y el Petit Palais (el primero no es gratis pero el Petite, sí). Lo que merece la pena es ver su decoración y su patio.
  7. Los Campos Elíseos, son casi dos kilómetros componiendo así las arterias más bonitas de la ciudad de París. Merece la pena poder estar ahí y verlo de día y/o de noche. Además, como curiosidad, esta avenida es de las más famosas a nivel mundial. La avenida se divide en dos. En una parte están los Campos Elíseos (la zona baja). Está en la zona de la Concordia, junto al Palacio del Descubrimiento, el Grand Palais y el Petite Palais. En la otra parte (la parte alta) se encuentran el Place de l’Etoile que está junto al Arco del Triunfo, muchísimas tiendas (de lujo) y varias tiendas. Al extremo del todo de la avenida se encuentran la avenida de la Gran Armada y la famosa avenida Charles de Gaulle que, si la sigues, te llevarán hacia el Gran Arco.
  8. En la Plaza de la Concordia encontrareis el famosísimo obelisco de Lúxor. Y no perdáis de vista una vez estéis en los Campos Elíseos, los jardines de las Tullerías (al norte de la iglesia de la Madelaine y al sur la Asamblea Nacional).
  9. Desde el jardín de las Tullerías, seguir caminando y llegareis al famosísimo Museo del Louvre. Imposible irse de París sin visitarlo, no lo hagáis. Reservad con tiempo, evitad las colas o aglomeraciones y visitar este museo.
  10. Si seguís esta misma dirección y no os desviáis, por el norte desde el Museo, seguir por la avenida de la Ópera y llegareis a la calle que lleva al palacio Garnier con el edificio de la ópera. Por ahí está también el Boulevard Haussmann (si, donde están las famosísimas Galerías Lafayatte) y también Pintemps. Son los dos almacenes más famosos del mundo y a su vez, de los más caros. Desgraciadamente, la mayoría sólo podrá mirar y no se podrá permitir comprar.
  11. Algo más moderno y dejar de ver monumentos, edificios, obras de arte y arquitectura… hacer una paradita para coger fuerzas y comer en el Hard Rock Café y de ahí, al Museo de Cera Grévin.
  12. Siguiendo con la premisa anterior, os podéis ir a un barrio bohemio, como es el Boulevard de Clichy, donde hay mucho ambiente por la noche y mucha marca.
  13. En Montmartre (bajando en la parada de metro de blanche) o bien caminando por la Rue Montmartre, llegaréis a la plaza Blanche y podréis ver aquí, si, el famosísimo Moulin Rouge. El Molino Rojo no es nada barato, eso ya es sabido. Pero alguno de los trucos es que, por ejemplo, las copas, os las bebáis en los muchos de los locales que hay cercanos, pero no dentro del molino. Eso sí, intentad poder ver uno de sus espectáculos.
  14. En Montmartre no os podéis perder el visitar la Basílica del Sagrado Corazón. Daros un paseo por los alrededores, merece la pena. Pero para subir hasta allí o bien cogéis un funicular o hacéis mucho ejercicio y subís sus doscientos escalones. Vosotros mismos… La Plaza de los Pintores también es muy famosa, realmente es la Plaza du Tertre y es un lugar también muy barato, pero a su vez, muy tranquilo. Nada que ver con todo lo anterior.
  15. Los Jardines de Luxemburgo son sin duda alguna, los jardines más bonitos de la ciudad. Se diseñaron en el año 1612 y siguen siendo hoy en día, los más admirados del país. Cuando lleguéis, seguro que lo veréis muy concurrido. De hecho, es donde acuden los estudiantes, donde muchos turistas aprovechan para tumbarse, descansar, comer o beber algo, disfrutar de un rato de tranquilidad… Si vais con niños, en esta zona, hay un estanque que está junto al Palacio y se pueden alquilar los famosos veleros para que los pequeños los puedan manejar y además, hay un teatro de marionetas.

Que Necesitas

  • Calzado cómodo.
  • Cámara de fotos para inmortalizar los mejores momentos.
  • Botella de agua.
  • Paraguas o un chubasquero. Dependiendo de la estación del año en la que vayáis, las lluvias están aseguradas.
  • Una gorra si viajáis en verano (muchas horas al sol).
  • Si tenéis pensado ver los museos, planearlo con tiempo y cogeros las entradas anticipadas. Podréis beneficiaros de algunos descuentos y os evitareis perder tiempo y paciencia, con las largas colas.

 

Consejos

No es una ciudad económica, más bien en las zonas más concurridas y famosas, es cara. Por eso, evita comer en las zonas de mayor renombre porque pagarás por la zona más que por la calidad de lo que comes. Pasea, investiga, mira… hay muchos locales y restaurantes que se come bien y no te dejarán la cartera tiritando. Y no te olvides de irte sin probar sus famosos crepes de chocolate o los macarons.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.