Contenido del Artículo

Londres es la capital de una de las ciudades de Inglaterra y Reino Unido, más grande. Está a las orillas del río Támesis.

Inglaterra tiene su propia moneda oficial, así que tendrás que tenerlo en cuenta cuando visites el país para hacer un cambio de divisas o llevarlo ya hecho. Tened en cuenta que la moneda oficial es la libra esterlina (GBP) y se dice en inglés “pound sterling”.

Para no complicaros mucho la vida, lo mejor es hacer el cambio de divisas en vuestro país y así ya lleváis la conversión hecha. Pero dado el caso que no haya sido posible, podéis pagar con tarjeta, realizar la conversión en un cajero (pero pagareis comisiones/intereses).

En este artículo te explicamos donde queda Londres y algunos buenos consejos

Instrucciones

  1. Una de las visitas de culto si te gusta la historia británica, es visitar la famosísima Abadía de Westminter. En esta Abadía cada año pasan millones de personas por algo será… hay que tener en cuenta no sólo la historia que la precede, sino quienes se han casado (siendo familias reales), también las coronaciones reales y otros acontecimientos no tan felices, como fue el funeral de la Princesa Diana y a la vez, el contrapunto de una ceremonia por todo lo alto, como la boda de los Príncipes Guillermo y Kate Middleton. Todo ello, desde el año 1066.
    En la Abadía podréis contemplar su arquitectura (impresionante de estilo gótico), las capillas Lady Chapel, el Trono de San Eduardo (donde se sientan los soberanos cuando el arzobispo de Canterbury los corona), las tumbas de muchos poetas (Charles Dickens, Rudyard Kipling, Geoffrey Chaucer, Oscar Wilde, Jane Austen, etc.), también las tumbas de científicos famosos, hombres del estado, etc. Merece mucho la pena poder pasear por aquí y ver y saber, la historia desde hace cientos de años.
  2. Siguiendo con la cultura, el Museo Británico es parada obligatoria. Sin duda es el museo más visitado de toda la ciudad y uno de los más importantes a nivel mundial. Es por eso, el tercer museo más visitado en todo el mundo (le gana el Louvre en París y el Metropolitan Museum en Nueva York).
  3. Sólo aquí, podrás visitar restos de las civilizaciones antiguas, como la de los griegos, asirios, aztecas, egipcios o incluso los rapa nui. Hay millones de objetos de todos los continentes desde medallas, monedas, porcelana de China, medievales, prehistóricas… No os perdáis la Piedra Rosetta (de aquí se pudo terminar descifrando los jeroglíficos egipcios) por eso es tan visitada entre los que van a este museo.
  4. A menos de una hora de Londres, se encuentra el castillo de Windsor. Es la residencia favorita de la Reina. Con unas vistas espectaculares… unos gigantescos jardines, la majestuosa torre, la Casa de muñecas de la Reina María (curiosidad cuando sepáis que casi dos mil artesanos ayudaron a realizarla, tiene agua caliente y hasta electricidad), las obras de arte que guardan las diferentes salas del castillo, la capilla de San Jorge (los domingos está cerrada).
  5. El Palacio de Buckingham es la residencia oficial de la Reina. Se pueden visitar las estancias que tienen abiertas para el publico (19 en total) pero solamente lo podéis hacer en verano (tenedlo en cuenta). Se pueden observar entre otras cosas las obras de arte que tiene la Colección Real, pinturas impresionantes de Rembrandt y artículos que estuvieron en la coronación de la Reina Isabel (1953).
  6. El Stonehenge es un monumento megalítico famosísimo a nivel mundial. Hecho con piedras que llegan a pesar cuarenta toneladas y lleva en pie más de cinco mil años. Sigue llamando tanto la atención, porque nadie sabe, ni cómo, ni porqué se construyó. No se sabe su propósito y, por tanto, sigue siendo todo un misterio. Eso sí, está tan masificado, que ya es imposible desde hace unos años, poder tocar las piedras ni acércate a ellas. Están protegidas y ármate de paciencia porque siempre está lleno de gente admirándolas.
  7. Las termas Romanas de Bath. Son unos baños que utilizan el agua caliente del manantial (el único) que hay en Inglaterra. Si hacéis algunas rutas guiadas (no se si siempre se puede hacer) dan la posibilidad de poder beber las aguas curativas de la Sala de Bombas.
  8. London Eye, (también se le conoce como Millennium Wheel), quien va a Londres, no puede evitar visitar esta gigantesca noria que está a las orillas del rio Támesis. Por la noche, son innumerables los visitantes que se acercan para hacerse la fotografía de rigor. Ya que no solamente es enorme e impresionante, sino que está iluminada de multitud de colores y por la noche es todavía mucho más impresionante. Si no tienes miedo a las alturas, súbete y tendrás las mejores vistas de toda la ciudad. Verás desde aquí los famosos jardines de la reina, el castillo de Windsor, por ejemplo. Mide 135 metros. Está junto a Country Hall, delante de las oficinas del Ministerio de Defensa en el extremo de Jubilee Gardens (South Bank) en el distrito Lambeth.
  9. La Torre de Londres (o también conocida como la Torre Sangrienta). Esta famosísima Torre fue construida por Guillermo el Conquistador. Esta torre ha servido como prisión para personajes como Sir Walter Scott, se cortaron innumerables cabezas y en la actualidad es donde se protegen las valiosísimas joyas de la Corona Británica. Podrá ver la ceremonia de las llaves que hacen los guardias que las custodian, se les conoce como Beefeater.
  10. La Catedral de St.Paul. Una obra arquitectónica que empezó en 1675 y se tardó en finalizar 33años. Es la sede de la Iglesia en Inglaterra y no solamente deja con la boca abierta por fuera, dentro, su belleza es incuestionable. Aprovechad y bajad a las criptas subterráneas, donde podréis ver la cripta de Lord Nelson y también del arquitecto de la Catedral, Sir Chritopher Wren. Un poco más curioso será cuando veáis que podéis dirigiros a la zona del restaurante y ahí mismo, tomar por ejemplo el famoso té inglés.
  11. El Madame Tussauds es un museo con más de 200 años de historia, donde se pueden ver celebridades de todo tipo, famosos, gente importante…
  12. Hay lugares que se pueden visitar sin gastar dinero o gastarlo, pero porque compráis. Es el caso de los mercadillos. Uno de los más curiosos, es el mercadillo Columbia Road Flower Market (el mercadillo de las Flores). Lo único que se venden son flores y plantas. Es un lugar que llama muchísimo la atención, está limpísimo, huele muy bien, y si te gustan las plantas… es una locura.
  13. El mercado por excelencia y más famoso es el Camden Market, donde puedes encontrar ropa, accesorios, bisuterías, vinilos, cosas de decoración… es el mercado más frecuentado tanto por los londinenses como por los turistas. Aquí puedes encontrar muchas piezas vintage y cosas de marca y/o lujo. Es un mercadillo alternativo, ecléctico, donde va mucho la gente joven.

Que Necesitas

  • Taxis para moverte por la ciudad si no te importa gastarte dinero y quieres ir directo al lugar.
  • Dinero en efectivo.
  • Teléfono móvil.
  • Cámara de fotos.
  • Calzado cómodo.
  • Chubasquero y/o paraguas.
  • Autobús para recorrer los lugares de la ciudad.
  • Mapas.
  • Traductor.
  • Haced cambio de divisas. Inglaterra tiene su propia moneda, las libras esterlinas.

Consejos

Si decides visitar esta preciosa ciudad, ten en cuenta su climatología. Prácticamente, llueve durante todo el año y está nublado.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.