Berlín, la flamante capital alemana ofrece un centro cultural artístico e histórico del más alto nivel, siendo una de las ciudades más influyentes en la política internacional, especialmente en la Unión Europea. Cuando planeas viajar a Europa, Berlín es una opción a tener en cuenta, porque te permite mirar hacia el pasado, en ocasiones tenebroso, pero también te ofrece una serie de atractivos que te revelan lo mejor de su presente y su futuro.

Gracias a su concentración de museos, galerías, bibliotecas y eventos culturales interesantes, especialmente musicales hacen de Berlín uno de los destinos turísticos más solicitados en Europa. Todo ello representa un plus para los más alternativos, quienes pueden encontrar en la ciudad, la mezcla perfecta para disfrutar de un viaje maravilloso. Incluso puedes crear un diario de viaje sin igual.

visitar Berlín

Mejores temporadas para viajar a Berlín

Para trasladarse, la capital alemana, cuenta con un impresionante metro, considerado como uno de los mejores en toda Europa, además de contar con un tren de cercanías. Por otra parte,  las mejores temporadas para viajar a Berlín son la primavera y el verano, especialmente los meses de junio, julio y agosto, ya que los inviernos en esta ciudad suelen ser bastante fríos y oscuros. Aunque si eres de una ciudad nórdica podrías estar acostumbrado a este tipo de climas.

La ciudad cuenta con visitas guiadas por los lugares catalogados como los más turísticos e interesantes, sin embargo, debido a la larga y amplia historia de Berlín, el turismo callejero, el que puedes realizar tu mismo, con tus propios medios, igualmente podrá proporcionarte datos y rincones interesantes de la ciudad que de otra forma no hubieses descubierto.

Es por ello que te proponemos una lista de los sitios más emblemáticos y turísticos de la ciudad.

Lugares históricos en Berlín

Puerta de Brandemburgo

Catalogada como la puerta de Europa, esta estructura de 20 metros de altura fue construida durante el reinado del gran káiser Federico Guillermo II. Con un estilo neoclásico en su diseño, constituye una de las obras arquitectónicas más imponentes de la ciudad.

Una anécdota curiosa sobre la puerta: En la cima de la estructura se encuentra una estatua que representa a la diosa de la Paz. La original fue confiscada por Napoleón como botín de guerra de Francia, aunque años más tarde tuvo que devolverla a sus dueños originales. La figura que se encuentra actualmente colocada en la cima de la puerta de Brandemburgo, no es ya la original, puesto que esta fue dañada durante la Segunda Guerra Mundial.

Muro de Berlín

Se trata de los restos existentes de un pasado reciente, que aún es recordado por cientos de berlineses. En los tramos que aún perduran se puede respirar la historia de una ciudad que se encontraba dividida por dos ideologías opuestas.

Además se encuentra en buen estado el Checkpoint Charlie clasificado como uno de los puntos de acceso para foráneos en Berlín Este y como vía de escape clandestino de algunos habitantes de la RDA.

Reichstag

El parlamento alemán cuenta con visitas guiadas en muchos idiomas. En su reconstrucción solamente dejaron la fachada antigua, ya que el interior es totalmente nuevo, por lo que se puede apreciar una mezcla de historia y modernidad.

En la cúpula de cristal al interior del edificio podrás tener una vista panorámica de la ciudad impresionante. Además los horarios de visita duran hasta la medianoche, ocasión en que las vistas se vuelven aún más impactantes.

Monumento al Holocausto

Un laberinto que muestra un lugar tranquilo, silencioso y apacible, aún encontrándose en pleno centro de una ciudad tan cosmopolita como Berlín. Este gran espacio, ubicado muy cerca de la Puerta de Brandemburgo, cuenta con unos 2 711 bloques de diferentes alturas.

visitar Berlín

Estas estructuras representan el difícil camino que debieron sufrir los judíos con la expansión fascista. La estancia en el laberinto puede ser confusa y frustrante, logrando incluso desorientarnos, siendo esta solo algunas de las sensaciones negativas que debieron sufrir las víctimas del holocausto.

Otros sitios de Interés

Catedral de Berlín

Localizada en Berlín Mitte, este edificio es uno de los más visitados en la ciudad. Posterior a la Guerra y al quedar en la parte este de la región bajo tutela rusa, el lugar había quedado totalmente destruido y deteriorado durante mucho tiempo. No fue hasta 1993, con el logro de la unificación, que la Catedral de Berlín se pudo reconstruir completamente y recuperar su magnífica elegancia.

East Side Gallery

Bastante cerca de la parada de S-Bahn Ostbahnhof y junto al club de música bailable YAAM, se encuentra este centro artístico que atesora lo mejor del arte berlinés. Se trata de una sección de 1 316 metros del Muro de Berlín, tramos que fueron protegidos del derribo precisamente para este fin.

Cuenta con más de cien murales, ideados por numerosos artistas de todo el mundo. Entre sus principales diseños se encuentra el famosos beso entre Leonid Brézhnev y Erich Honecker, pintado por Dmitri Vrúbel en 1990. Como dato curioso este beso realmente existió, durante el treinta aniversario de República Democrática Alemana en el año 1979 y aunque algunos piensen que este acto presenta una connotación sexual, nada más lejos de la realidad. Se trata de una costumbre extendida en Rusia, interpretada como un beso de hermanamiento.

visitar Berlín

Sony Center

Constituye uno de los símbolos más importantes de la modernidad en Berlín. Ubicado en la parte más urbanizada y consumista de la ciudad, este gran edificio implica solo una mediana parte de lo que se escondía tras el muro en la región Oeste.

Destaca por su majestuosa torre de cristal y acero con nada menos que 26 pisos, entre los que se alberga un enorme centro comercial e incluso un ‘paseo de la fama’ conformado por los nombres de actores alemanes de todas las épocas.

Alexander Platz

Una de las plazas más importantes de Mitte, que cuenta con numerosas tiendas y un pintoresco jardín en la parte trasera. En comparación con el resto de los lugares se diferencia por un toque bohemio y chic, donde se mezclan los matices de lo viejo y lo nuevo.

Fernsehturm de Berlín

Precisamente en la Alexander Platz, se erige esta gigantesca aguja que representa igualmente uno de los símbolos más importantes de la ciudad. Con unos 365 metros de altura, la gigantesca torre cuenta con una enorme bola de acero de 32 metros de diámetro en la cima.

En su interior podemos encontrar diferentes instalaciones técnicas, aunque igualmente podemos disfrutar de una buena cena o un trago especial, ya que también hay un bar-restaurante.

Lo más impresionante del edificio es la plataforma superior que funciona como mirador, la cual nos ofrece una vista panorámica de Berlín totalmente majestuosa.

Disfruta su historia y peculiaridades

Definitivamente si visitas Berlín, debes tener en cuenta estos maravillosos lugares que podrán ofrecerte parte de la historia de la ciudad, así como sus peculiaridades más actuales. Además, Berlín se convierte en un centro cultural sumamente enriquecedor en cada uno de sus rincones, especialmente en las noches. Date la oportunidad de disfrutar una noche berlinesa con una buena cerveza alemana, disfrutando de los nuevos estilos musicales y bailando hasta el amanecer en alguna de las instalaciones más vintage de la ciudad, incluso anque viajes sin compañía.

Esta pequeña lista es solo un adelanto de lo que podrás disfrutar en esta hermosa ciudad. Esta en tus manos descubrir otros rincones igual de impresionantes, tan solo aventurándote en sus calles sirviéndote de los consejos de los locales.

¿Te ha gustado?