Una manera alegre, divertida y festiva para disfrazarse o hacer parte de alguna celebración es pintándose la cara, puede ser para distintos eventos, entre los que encontramos fiestas de cumpleaños, carnavales, entre otros, puede haber varios momentos u ocasiones que nos impulsen a hacer esto. Pintar la cara de los más pequeños, a otros adultos o la nuestra, puede llegar a ser bastante divertido, aunque muchas veces nos podemos preguntar cómo hacerlo, por ello te invitamos a que leas los siguientes consejos de cómo pintar la cara.

Instrucciones para pintar la cara

  1. Lo primero que se debe hacer es conseguir y recopilar todo el material necesario, para ello se necesitarán pinceles de todo tipo, con grosores diferentes y con diversos tamaños y formas, también lápices para ojos, esponjas especiales para maquillaje, cremas, lápices labiales, pintalabios y pinturas aptas para la piel. Además podría ser necesario tener vaselina y también purpurina (mirella, escarcha, diamantina, brillantina) si se le va a dar más sofisticación al trabajo, sobre todo si se quiere hacer un maquillaje de fantasía. ( Aquí te dejamos algunos buenos consejos para pintar los labios. )
  2. Lo ideal es que nos hagamos una paleta de colores con las siguientes pinturas: blanco, negro y los colores llamados primarios: amarillo, azul y rojo. Estos son los colores básicos que necesitamos, ya que con ellos podremos hacer cualquier otro color que deseemos, aunque si queremos podemos comprar otros colores que queramos.
    Al comenzar en este arte lo mejor es sólo empezar con los colores anteriormente mencionados y a medida que pase el tiempo nos iremos dando cuenta cuáles son los colores que más vamos usando para proceder a adquirirlos, si por ejemplo nos damos cuenta que uno de los colores que más utilizamos es el morado, es bueno comprarlo adicionalmente a los colores primarios, el negro y el blanco, pues ya no vamos a querer estar mezclando colores para lograrlo.
  3. Es importante asegurarse de que aquella persona a la que le vamos a trabajar se ponga la ropa con la que piensa salir a divertirse, pues si se cambia después del maquillaje lo podría estropear y habría que empezar el trabajo de nuevo, lo que realmente resulta desanimante, para cuidar de la ropa se podría hacer uso de un delantal (por supuesto que no haya que meter por la cabeza).
    Lo anterior es una de las medidas de precaución que hay que tener, pero hay una más importante todavía, hay que pensar en que pueden surgir alergias a ciertos productos, así no lo esperemos al aplicar algunos productos pueden surgir reacciones alérgicas a alguno de los componentes, por eso será importante que cada vez que cojamos algún producto nuevo antes de aplicarlo en el rostro, hagamos una prueba en otro punto del cuerpo con una pequeña cantidad, podemos aplicarlo en la muñeca o el antebrazo y esperar algunos minutos para ver si se produce algún tipo de reacción alérgica, si todo está en orden podemos proceder a aplicarlo a la cara.
  4. Teniendo ya todo el material y sabiendo las precauciones necesarias que se deben tener para esta labor, ya estaremos listos para empezar a pintar la cara.
    Para comenzar lo primero que haremos es aplicar una base o crema de maquillaje por todo el rostro, debemos incluir entre esto las cejas y los párpados, esto nos dará la liberad de ir modificando los rasgos de la manera que creamos más conveniente y que más nos guste.
  5. Si queremos usar varios colores al mismo tiempo, deberemos preparar esponjitas para cada uno de los colores y aplicarlos de una manera suave, es importante que no pongamos mucha cantidad de producto en ellas, ya que si lo hacemos después de la aplicación de esta capa gruesa se puede agrietar y pues queremos evitar que esto pase, así que lo ideal es que pongamos pequeñas cantidades de pintura en ella e ir haciendo las capas que sean necesarias hasta lograr la consistencia deseada.
  6. Una vez la pintura se haya secado en el rostro, debemos empezar a pintar aquellos rasgos que queremos, para ello podemos usar un pincel. No debemos olvidar que agregar los colores es mucho más sencillo que quitarlos, así que lo más recomendable es que lo vayamos haciendo de a pocos. Por eso mismo no vayamos a improvisar por que pueden surgir más problemas y equivocaciones, cuando ya vamos a pintar la cara, debemos tener muy claro qué es lo que queremos hacer y lograr sobre ella.Por lo anterior, es recomendable que con antelación hayamos hecho un boceto sobre un papel, o tengamos una imagen o foto que nos vaya a servir de guía, así tendremos todo el tiempo claro cuáles son los pasos a seguir cuando estemos pintando la cara con aquello que hayamos pensando.
  7. Las opciones para pintar la cara son muchísimas, podemos hacer personajes, animales, pintar la bandera del país, hacer maquillajes de fantasía, entre otros, en otras palabras lo que demos hacer es recurrir a nuestra creatividad. Si es para un niño, incluso podemos poner figuras en sus cachetes. Recuerda que si quieres un maquillaje de fantasía te serán de mucha utilidad la brillantina y la vaselina para poder dar el efecto metalizado.
  8. Retirar el maquillaje después de que se haya acabado el evento también es bastante importante, en una tienda donde vendan productos para carnaval podemos encontrar productos apropiados para ello o podemos buscar una crema para desmaquillar que sea muy densa, pues recordemos que el maquillaje se ha hecho con varias capas tanto de base como de pintura, así que retirar esto no es tan fácil como simplemente lavar el rostro con agua y jabón.

Formas de pintar la cara

La forma más económica y rápida de hacerlo será con barras de colores, otra manera barata de hacerlo es con la pintura líquida, con este debemos esperar a que se seque, por último tenemos los maquillajes en crema lo cual será rápido pero más costoso.

Consejos para pintar la cara

  • Podemos ir pensando en el próximo evento donde queramos poner en práctica esta manualidad y la forma en cómo vamos a recurrir a nuestra creatividad, ¿Halloween, cumpleaños, carnavales, partidos de fútbol?
  • La higiene a la hora de pintar una cara es muy importante, así que debemos estar atentos a esto cuando estamos aprendiendo. Nunca debemos pintar la cara de alguien que tiene alguna cortada o algún otro tipo de lastimón en su rostro, tampoco si tiene conjuntivitis, herpes o alguna otra infección.
  • Las pinturas por obvias razones deben ser faciales, deben ser especiales para aplicar sobre el cuerpo y la cara. Cuando vayamos a comprar estos productos debemos verificar en los envases si cumplen con las exigencias sanitarias que piden en nuestro país. Las pinturas que son a base de agua son más populares y además serán más fáciles de limpiar, es una pintura que usan tanto los aprendices como los profesionales en el tema.
  • Hacer diseños propios puede ser algo difícil, pero no imposible, todo dependerá de nuestras capacidad, si se nos complica podemos encontrar muchos motivos que son populares a través de la web.
  • Para los carnavales puede resultar mucho mejor y más entretenido pintar caras que comprar máscaras. Habrá mucha más creatividad y sello propio.
  • Debemos pintar la cara de los niños mayores de los tres años de edad.
  • Ya que sabemos pintar la cara, por ejemplo podemos hacerlo a los niños en la fiesta de cumpleaños de nuestros hijos.

También te puede interesar este artículo relacionado Cómo hacer graffitis de papel 

 

¿Te ha gustado?