Ya sabemos que la luna es un bello satélite que recorre su camino alrededor de la Tierra reflejando la luz del sol y dándonos así sus diferentes fases lunares según la parte de la luna que esté iluminada.

Sabemos que la luna tiene efecto en numerosos aspectos, como por ejemplo sobre las mareas, y aunque algunos de estos efectos puedan parecer mitos, lo ciertos es que se tienen numerosas creencias al respecto, pero entonces, ¿Qué pasaría si no existiera luna? ¿Daría igual?

Pues para resolver todas tus dudas a continuación, en este artículo de doncomos.com vamos a mostrarte qué pasaría si no existiera la luna y qué efectos tendría sobre la Tierra y la vida.

La formación de la Luna

Según los últimos estudios se sabe que la Tierra se formó hace alrededor de 5 mil millones de años atrás, y unos 30 millones de años después se formó la Luna. En aquellos tiempos la Tierra no era como la conocemos hoy en día sino que era una gran masa de magma, en la que se  produjo un gran impacto y desprendió una parte de ella incluyendo parte de su manto magnético.

Esta nueva masa entró en órbita justo alrededor de la Tierra, y esta masa junto otros desprendimientos que se le unieron después acabaron formando lo que conocemos como la Luna.

En esos momentos la Luna estaba mucho más cerca de la Tierra de lo que se encuentra ahora. Es más su vista desde la Tierra permitía divisar una Luna de un tamaño de entre 10 y 20 mayor a la que estamos acostumbrados a divisar.

¿Fue la Luna importante en la formación de la Tierra?

Ya que la Luna se encontraba mucho más cerca de la Tierra la fuerza de marea que la Luna ejercía sobre la Tierra era mucho más intensa de lo que es ahora, tanto que incluso afectaba a los océanos de magma de nuestro planeta.

El fuerte efecto que tenía la Luna funcionaba como una fuente de calor externa para el planeta, la cual proporcionó a la Tierra la energía extra que necesitaba para calentar la gran diversidad de elementos radiactivos que se encontraban en el planeta y teniendo así un papel importante en la formación geológica de este.

También se sabe que, a lo largo de millones de años, tanto la Tierra como el resto de planetas del Sistema Solar y la Luna fueron bombardeados a menudo por diversos tipos de asteroides. Debido a que el planeta Tierra es más grande y tiene una mayor fuerza de gravedad, esta fue golpeada más veces que la Luna, y esto lo podemos asegurar gracias a las evidencias encontradas en la Luna.

Si el planeta Tierra es fuente importante de estudio, la Luna también lo es, ya que esta puede proporcionar importantes datos de interés, como por ejemplo muestras de fragmentos, materiales y otros elementos de la Tierra antigua. Esto es así porque como durante años la Tierra fue bombardeada, y de los golpes desprendía fragmentos, algunos de estos fueron chocando contra la Luna, permaneciendo allí para siempre.

Los estudiosos afirman que también se podrían encontrar hasta restos orgánicos petrificados y convertidos en fósiles, lo que nos podría hacer ver diferentes formas de vida que existieron hace muchísimos años.

Qué pasaría si no existiera la Luna

Existe una fuerza que ejerce la Luna conocida como la fuerza de marea, y la pérdida de esta sería uno de los cambios más significativos. La Luna tiene cierto poder que afecta a los materiales en estado líquido del planeta Tierra, especialmente afecta a la actividad de los océanos y las corrientes marinas (de ahí que nos fijemos en qué fase está la Luna para calcular cómo estará la marea).

Por otro lado la corteza terrestre también se ve afectada por la actividad de la luna, al igual que el clima. Además, esta fuerza también le proporciona cierto calor a la Tierra y tiene participación en el movimiento de las placas tectónicas.

Si por algún motivo la Luna dejase de orbitar alrededor de la Tierra o si no existiera inmediatamente tanto la altitud global como las corrientes marinas se verían modificadas de manera considerable. El agua de los océanos dejaría de circular como lo hace ahora. Habría un proceso de redistribución y el agua tendería a circular hacia los polos, lo que causaría muchos problemas.

En cuanto al movimiento del planeta Tierra la Luna también juega un papel importante, y si esta no existiese se desestabilizaría, ya que la Luna ayuda a estabilizarla y que se mantenga haciendo el mismo movimiento gracias a su influencia gravitacional.

En este caso se podría llegar al caso extremo de que el punto de rotación de la Tierra cambiase, lo que cambiaría los ritmos vitales de todos los seres vivos en el planeta Tierra.

¿Y cómo afectaría a la vida en la Tierra si no existiera la Luna? Pues de forma muy negativa también.

Las especies han ido evolucionando y adaptándose al medio actual, el cual incluye a la Luna y la noche. Esta adaptación es especialmente importante para los animales que viven el agua, tanto dulce como salada, incluyendo a los que viven en la costa. Todas estas especies viven adaptadas a las corrientes marinas y a cómo fluye la marea, por lo que este hábitat cambiaría totalmente si no existiera Luna.

Por otro lado, también se verían  muy afectadas muchas de las especies que necesitan la luz que la Luna ilumina como reflejo de la luz del sol, y por tanto, no verían en la plena oscuridad de la noche.

En el caso de las plantas, en la mayoría de las especies su crecimiento se vería afecto debido a las extremas variaciones de temperatura, y finalmente muchas especies podrían incluso terminar desapareciendo.

En el caso de los humanos, se cree que, como tenemos la vista muy aguda, sí seríamos capaces de ver durante la noche solo con la iluminación que nos proporciona la vía láctea.

Por otro lado, hay muchos calendarios que están basados en las fases de la luna, como los calendarios de caza, o los de las cosechas, y por tanto, si no existiese la luna, estos tampoco.

También para los estudiosos científicos, la desaparición de la Luna supondría un gran impacto, ya que hay muchos estudiosos y estudios que se basan en la investigación científica de la Luna y en su comparación con el planeta Tierra. Estos estudios se han llevado a cabo durante cientos de años, y gracias a ella y la información que ha revelado se han conseguido datos muy importantes, como por ejemplo, se ha podido saber qué distancia separa la Luna de la Tierra, la distancia que existe desde el planeta Tierra hasta el Sol, se ha podido averiguar también el tamaño de varios objetos del universo así como distancias entre varios objetos del Sistema Solar, etc.

Esperamos que ahora ya tengas claro qué pasaría si no existiera la luna, ya vemos la gran importancia que tiene este satélite en nuestras vidas y en la vida en general del planeta Tierra, y que a pesar de que no lo sepamos el mundo tal y como lo conocemos actualmente se debe a la influencia de la luna en el planeta Tierra.

¿Te ha gustado?