Contenido del Artículo

Los cenotes son pozos de aguas naturales ubicados en México, especialmente en la península de Yucatán, en el estado de Quintana Roo. Este hermoso paraíso caribeño se le conoce como Cancún y la Riviera Maya.

Estos pozos naturales se formaron cuando los techos o bóvedas de las cuevas, cuya composición es terreno calizo, se hundieron quedando así despejado el cielo. Los mayas llamaron a estas formaciones “cenotes”, que deviene de la voz dzonoot que puede significar “hoyo” o “abismo” con agua.

Para los mayas eran lugares místicos donde realizaban diferentes ceremonias y rituales. En algunos cenotes han encontrado dibujos en la piedra (petroglifos). Los ritos que eran utilizados por esta civilización cumplían con el fin de conseguir agua.

Los cenotes están formados por rocas calizas y demás rocas abruptas que le dan un aspecto semicircular. De igual modo, contienen agua dulce y cristalina. Se formaron en el pleistoceno (hace aproximadamente 2,59 millones de años, en el Cuaternario). Esta es la época de las últimas glaciaciones, que dio lugar a estas formaciones geológicas. La mayoría pertenecían a una gran red fluvial subterránea. Debido a ello, existen pozos donde a partir de cierta profundidad el agua es salada, ya que esta es más densa que el agua dulce.

Si bien esta formación geológica se da en varias partes del mundo, como por ejemplo en Bahamas, donde se les llama “hoyos azules”. Los cenotes contienen una gran diversidad de flora y fauna, inclusive, algunos peces de agua salada se cuelan por los conductos subterráneos que comunican con el mar, convirtiendo a estos lugares en sitios idóneos para practicar tanto buceo como snorkel.

Cenotes

Es importante señalar, que existe una gran variedad de pozos, más de siete mil. Sin embargo, en el año 2002, fue imposible contabilizar todos, debido a la extensión de la selva del lugar. Los tipos de cenotes que podrás conocer son los siguientes:

  • Abiertos: son los más antiguos, ya que se encontraban a nivel subterráneo. Se formaron con el paso de tiempo y la erosión hizo que la cúpula cediera, como se menciona al principio, creando estos paraísos terrenales. Tienen una forma cilíndrica.
  • Semiabierto: con una variedad de flora y fauna, la mayoría contienen agua dulce. Algunos cenotes se pueden interconectar con otros pozos.
  • Grutas o subterráneos: son los más exóticos y jóvenes. Estos tipos de cenotes en su mayoría se conectan con el mar. En su interior yace un espejo de agua, cuya claridad varía según la composición de los minerales allí presentes.

Ahora bien, ya que conoces un poco más sobre estos magníficos lugares y antes de planear tu viaje, echa un vistazo a los mejores cenotes que podrás visitar en Cancún y la Riviera Maya y así no podrás perderte las maravillas naturales que te ofrece este lugar.

Que Necesitas

Instrucciones

Consejos

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.