Para disfrutar y pasarlo bien no siempre es necesario gastarse dinero.

Obviamente vivimos en un mundo muy consumista y a todos nos gusta en mayor o medida, adquirir cosas o disfrutar de los placeres de la vida. Pero también es cierto, que no siempre hay que gastar. Y para muestra, un botón.

Vamos a intentar dar algunos ejemplos para poder disfrutar y pasarlo bien pero intentando no gastar… porque en el momento de tanta crisis, no todo el mundo puede permitírselo y si, todo el mundo tiene derecho a pasarlo bien.

Una de las cosas que tendrías que tener en cuenta en el caso de que no quieras gastar dinero es llevar una buena economía. Tenerla saneada o gastar lo menos posible.

Unos trucos muy sencillos pero los más efectivos: no utilices tarjetas de crédito. Por una parte pagas muchas comisiones y siempre terminas gastando más de lo debido…olvídalas. Además, también pagas comisiones e intereses, así que invierte esas pérdidas en algo que te haga disfrutar. Paga en efectivo.

Si no tienes dinero encima cuando quieras un capricho (que no necesitas) no lo gastarás. Por tanto, ni gastaras en cosas que no necesitas ni gastarás dinero. No siempre es necesario realizar grandes planes para disfrutar o aprovechar el momento y sacar lo mejor de cada situación.

Instrucciones para disfrutar sin gastar dinero

  1. Recorre las calles de tu ciudad, pueblo, cercanías a pie. Disfruta del paisaje, de los rincones, de los monumentos, plazas, jardines… Seguro que habrá rincones que no sabías ni que existían o ni los recordabas. Si te gustan mucho, sácales fotografías.
  2. Juega a juegos de mesa. Comparte esos juegos de mesa que tanto se utilizaban antes y que ahora por desgracia han ido desapareciendo dando cambiada a la tecnología. Reúne a tu familia, disfrutad todos juntos, a tus amigos, vecinos… reúnete con tus seres queridos y poneros a jugar. Pasareis unas horas de risas y os olvidareis de que estáis pasándolo genial sin gastar un solo euro.
  3. Cocina. Elabora nuevas recetas. La que más te guste y del tipo que te guste. Elabora repostería, o cocteles, cocina de otra cultura… deja volar tu imaginación o intenta elaborar ese plato que tanto te gusta y nunca te has atrevido a preparar.
  4. ¿Te gustaría escribir un libro, te gusta la poesía o te encanta escribir? Pues ábrete un blog y comparte todas tus vivencias o escribe un libro sin gastar dinero. Compártelo. Escribe y desahógate. No te cuesta nada y puedes escribir cuando te apetezca, sin prisas, sin moverte del lugar.
  5. Si te gusta la música mira por internet las múltiples plataformas que ofrecen para poder escuchar música de manera gratuita.
  6. Aprende a tocar un instrumento. Si siempre has querido pero no has tenido ni dinero ni tiempo, realízalo mediante videos de internet. Puedes aprender y sin gastarte nada de dinero.
  7. Consulta en tu ayuntamiento los planes de tu ciudad o de tu pueblo. ¿Porque? Porque ahí siempre te dirán que planes tienen, qué cosas hay para ver, precios, entradas… muchos espectáculos son gratuitos, museos que ciertos días son gratuitos, qué ver, donde ir… ve y entérate. Es muy interesante y para qué pagar cuando puedes hacer lo mismo sin gastar dinero.
  8. Hecha mano de las películas que hacen en televisión, por internet o DVD que tengas en casa.
  9. Sal a realizar ejercicio físico al aire libre. ¿Qué más se puede pedir? Te pones en forma y/o te mantienes, disfrutas del entorno y no gastas nada de dinero.
  10. Saca tu cámara o el móvil y haz fotografías. Fotografía todo lo que te guste, te llame la atención, te parezca curioso, original… Ni te imaginas todo lo que puedes fotografiar y puedes darle tu toque a base de filtros, retoques, etc. Usa la imaginación y déjate llevar.

¿Que necesitas para disfrutar sin gastar dinero?

  • Planes hay muchos más… Hazte una sesión de spa en casa. Llénate la bañera, échale sales de baño o geles, enciende velas, inciensos, relájate, enciende un poco de música si te apetece y disfruta del momento.
  • Llama a los amigos y sal a dar una vuelta. O vete a la playa si es verano, o a pasear por tu ciudad, perderos por algún parque, caminar… así también haréis deporte que nunca viene mal.
  • Perderse… si tal cual. Piérdete por la ciudad. Esas calles por las que nunca paseas, callejuelas que no sabes a donde te llevan… o ve a la montaña. Pasea al aire libre, en plena naturaleza. Disfruta de tu entorno. ¿Recordáis lo que hacían nuestros padres cuando éramos pequeños? Preparar unos bocadillos o comida fácil de transportar e ir a hacer un picnic. Disfrutareis, saldréis de casa y lo pasareis genial. Todo sin gastar dinero.

Obviamente esto son planes pero luego hay muchísimas cosas que nos hacen disfrutar y no, no es necesario pagar para ello.

  • Ve a la playa, camina, siéntate, disfruta del entorno, del sonido del mar, del contacto de los pies descalzos sobre la arena… Por contra, si no vives en una zona con costa, ve a la montaña. Disfruta del paisajes, camina, para, observa, cierra los ojos y siente la naturaleza, huele la pureza que ofrecen los parajes naturales, recoge flores y hazte un ramo para después llenar de color la casa o para regalar.
  • Si tienes mascotas, pasa más tiempo con ellas. Péinalos, juega con ellos, sácales a pasear o llévatelos contigo de paseo a disfrutar. Has querido tener siempre una mascota y no has podido? Acude a un centro de adopciones y adopta un animal.

Consejos para disfrutar sin gastar dinero

Otras cosas que no siempre se valoran y están ahí, a diario, en nuestro día… Escucha la lluvia, la tormenta… disfruta del sonido de la lluvia tranquilamente. Da lo mismo si estás en casa, como si estás en la cama o te pilla con tranquilidad fuera. Si puedes hacerlo, sal y mójate. Siente la lluvia. En algún momento todo el mundo debería hacerlo. Desestresa muchísimo y es una sensación muy agradable (eso si luego corriendo a ducharte y cambiarte).

Sube la música y ponte a bailar. Como si nadie te estuviera viendo, sin cortarte, suéltate la melena y disfruta. Terminarás con energía y buen rollo.

Canta a todo pulmón. Si puedes hacerlo (obviamente no todo el mundo por las razones que sean pueden gritar a todo pulmón o cantar con la voz muy elevada). Pero si puedes hacerlo, hazlo. Te quedarás genial. Si no puedes hacerlo muy alto, hazlo en la ducha. Por lo menos podrás hacerlo alto aunque no sea chillando y con el ruido del agua harás algo de insonorización (algo, cuidado. tampoco nos pasemos a chillar).

Pasa tiempo con tu familia. Con primos, sobrinos, niños… los niños están llenos de energía, agradecerán que juegues con ellos y al final tu acabarás sintiéndote un niño más. Mirar la vida desde los ojos de los niños es una pasada… tienen tanta inocencia. Llámalos, escríbeles, ve a verlos… nunca valoramos suficiente el hacer estas cosas y estamos repletos de cosas que nos hacen felices y sentirnos mejor y con la que no tenemos que gastar dinero.

Y con estos planes o ideas que os hemos intentado plasmar, sobretodo hay que dejar de pensar tanto en hacer algo y disfrutar más de todo lo que tenemos a nuestro alrededor. Nuestra gente, nuestra casa, nuestros animales (en caso de tenerlos), amigos… nuestro mundo. Hay que ir un poco más allá y no fijarse tanto en todo lo que significa pagar o gastar. Disfrutemos más de todo lo que nos ofrece la naturaleza que es mucho y no sabemos en la mayoría de los casos, valorarlo. Dejemos ya un poco atrás en medida de las posibilidades de cada uno, el ser tan consumista. Más vivir y disfrutar y menos comprar y pagar.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.