A lo largo de los tiempos, los seres vivos se han maravillado por esa forma brillante y bella que podemos ver en todo su esplendor durante la noche. Pero curiosamente no siempre conserva la misma forma, unas veces podemos verla completamente redonda e iluminada, otras, en cambio, solo vemos la mitad de un círculo, y por último podemos encontrar la “típica forma de luna” que consiste en una parte curvada con dos picos a los extremos.

La luna aparte de ser el satélite natural de la tierra influye en numerosos temas, como en las mareas, y en otros que puede parecer mito, como por ejemplo en el tema de la belleza.

A veces saber en qué fase de la luna es muy fácil, en otras en cambio, como las fases crecientes y decrecientes puede resultar un poco más complicado.

Si deseas saber cómo diferenciar la luna creciente de la luna decreciente sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrarte las principales diferencias que te ayudarán a distinguirlas y no volver a confundirlas nunca.

Fases de la luna

Antes de hablar específicamente de la luna creciente y de la luna decreciente debemos saber de qué estamos hablando cuando nombramos las fases de la luna.

Lo primero que debemos tener claro es que la luna es un satélite, y no produce luz propia, tal y como hace nuestra gran estrella brillante, el sol. ¿Entonces por qué vemos la luna iluminada de diversas formas?

Pues simplemente porque la luna orbita alrededor de la Tierra y, según esta rotación pueden verse distintos ángulos de la superficie de la luna iluminada. La Luna no produce luz por su cuenta, sino que refleja la luz proyectada por el Sol. Si combinamos ambos aspectos podemos ver cómo la luna pasa por diferentes fases, las cuáles empiezan y terminan con la luna nueva. Durante este proceso de cambio de fases podemos encontrar algunas formas como la luna creciente, la luna llena o la menguante. Así que las fases de la luna vienen reflejadas gracias al reflejo de la luz del sol y las propias sombras de la luna. Las fases de la luna por orden son: luna nueva, luna creciente o creciente cóncava, cuarto creciente, luna creciente convexa o creciente gibosa, luna llena, luna menguante convexa o menguante gibosa, luna llena, luna menguante convexa o menguante gibosa, cuarto menguante luna menguante o menguante cóncava y luna nueva.

El Sol siempre ilumina una mitad de la luna, mientras que la otra permanece en sombra, pero es nuestra propia perspectiva desde la Tierra la que nos permite distinguir las distintas fases lunares. Ya que la luna siempre recorre una misma órbita alrededor de la Tierra cada mes, siempre pasará por las mismas fases mensualmente. Por eso, desde la tierra podemos ver distintas partes de la luna iluminada mientras va avanzando por su recorrido alrededor de la Tierra.

La luna tarda más o menos 27 días en completar su vuelta alrededor del planeta Tierra, pero debemos tener en cuenta que el mes lunar por completo, es decir de luna nueva  a luna nueva, es de 29 días y medio de duración, ya que se tiene en cuenta el tiempo que la Luna tarda en llegar de nuevo a posición inicial, el cual es un punto exacto en medio de entre la Tierra y el Sol.

Posiciones de la luna con respecto al Sol y la Tierra

Conozcamos un poco más sobre las distintas fases lunares y dónde se encuentra la luna para producir las distintas fases.

Mientras que haya luna llena, la luna se encuentra en posición entre la Tierra y el Sol. Así que, desde nuestra perspectiva desde la Tierra vemos la luna totalmente apagada y sin brillo. En este caso la zona iluminada se encuentra frente al sol, y desde la Tierra solo podemos observar la parte oscura.

Mientras haya luna creciente, se observará la mitad de la luna iluminada y la otra mitad oscura.

Mientras la luna esté por completo iluminada la Tierra será la que se encuentre en el medio de los tres Astros. Nos pareceremos que estamos viendo la luna por completo, pero en realidad sólo estamos viendo la mitad, ya que la otra mitad se encuentra mirando hacia el espacio y está en sombra ya que no le llega la luz del sol.

Después de la luna llena la luna seguirá avanzando hasta volver a su posición inicial entre el Sol y la Tierra. Durante este proceso volveremos a ver sólo la mitad de la luna iluminada y cada vez veremos menos iluminación, solo que en esta ocasión veremos la luz en el lado contrario que antes, por eso esta fase se denomina decreciente.

Diferenciar la luna creciente de la luna decreciente

Durante el proceso de rodear a la Tierra, y que la luna vaya de luna nueva a luna nueva, veremos en dos momentos diferentes interrumpidos por la luna llena y la luna nueva la luna creciente y la luna decreciente. Una vez que la luna se mueve desde la posición de luna nueva veremos cómo poco a poco la luna se va llenando de luz, es lo que se denomina luna creciente. En cambio, cuando la luna sigue avanzando desde la luna llena comenzará la fase de luna menguante, es decir la fase decreciente. La luna se encuentra completamente iluminada (desde nuestra perspectiva) y poco a poco, al cabo de los días va perdiendo zonas de luz hasta que queda por completo oscura volviendo a la fase de luna nueva.

Debes saber que no importa en qué parte el mundo estés, ya que las fases de la luna siempre se ven iguales, pero sí que debes prestar a ciertas características, porque por ejemplo sí existe alguna diferencia entre el hemisferio norte y el hemisferio sur de la Tierra.

Si nos encontrásemos en el hemisferio norte la luna crece y decrece de derecha a izquierda. En el caso de luna creciente la zona iluminada estará a la derecha, mientras que la oscuridad siempre estará a la izquierda. En cambio, en el caso de luna decreciente la zona iluminada estará en la izquierda y la zona de sombra estará a la derecha.

Un truco para acordarte es que la luna creciente coincide con una C a revés, mientras que la decreciente coincide con una C. También puedes ayudarte de una similitud con tus manos. Si la zona iluminada de la luna coincide con la curva en forma de C que hace nuestra mano izquierda entre el dedo índice y el derecho, entonces se trata de una luna creciente. Si coincidiese con la C de la mano derecha, entonces es decreciente.

En el hemisferio sur recuerda que se ve al contrario. La zona iluminada de la fase creciente de la luna estará a la izquierda, mientras que en la fase decreciente, la zona iluminada de la luna estará a la derecha. En el caso de las manos, la fase creciente coincide con la mano derecha y la fase decreciente coincide con la mano izquierda.

Esperamos que con esta breve explicación hayas entendido un poco más sobre las fases de la luna y cómo diferenciar la luna creciente de la luna decreciente.

 

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.