Saber las partes de un barco de vela sin lugar a dudas es una de las cosas más interesantes para todos los amantes de los barcos de vela, ya que es una cosa que aunque muchos pensemos que sabemos de sobra, esto no es realmente así.

En el mundo de la navegación marina, sin duda hay un montón de nomenclaturas que no se sabe realmente cómo se dicen. Por ejemplo, escuchamos palabras como mástil o foque que normalmente no sabemos lo que significan en la vida real.

Por ejemplo, la popa y la proa y todo eso no se usa en el mundo terrestre, pero sí que se usa en la zona del mal, algo que hace que tengamos dudas sobre cuáles son las partes en los barcos, ya sea en barcos nromales, como en los barcos de vela.

Sin duda, los barcos de vela a todos nos fascinan, ya que son clásicos y sin duda tienen un montón de usos y un montón de fama sin lugar a dudas. Se usan en la navegación y se usan desde hace siglos, algo que los convierte en prácticamente barcos que son mitos.

Los barcos de vela tienen varias partes diferenciadas y algunas son más importantes que otras, sin embargo, realmente todas tienen su utilidad, ya que si las sabes, comprobarás como cualquier parte si falta, el resto se van a quedar sin nada.

Si sabes bien cuales son todas estas partes, vas a poder saber cómo funciona un barco de vela. Esto te permitirá ser la comidilla cuando estés en alguna charla, ya que este tema sin lugar a dudas es un tema interesante de conversación.

Un barco de vela tiene muchas partes y puede ser difícil, pero si haces un esquema como el que te acabo de preparar, podrás aprender las partes de un barco de vela en cuestión de cinco minutos. Si aprendes bien todas estas partes, podrás ser un experto en vela en poco tiempo, algo grandioso.

Instrucciones

  1. Casco:
    En primer lugar y como ocurre en casi todos los barcos que se dividen en partes, vamos a tener el casco. El casco es donde van las personas, es decir, el lugar donde está instalada la tripulación. Así mismo, el casco es la parte que flota y por lo tanto, la base del barco de vela. El casco está dividido en un montón de partes, como la parte del timón, la parte de las escotas, tanto la escota de la mayor, como la escota de foque, así como la parte del camarote. En el camarote es donde está toda la tripulación y es una parte fundamental, ya que es como una pequeña casa dentro del barco. En los barcos de vela modernos, también estará aquí el sistema eléctrico del barco, así como sus otras partes como por ejemplo el timón, del cual hablaremos más tarde. Esta parte es una de las más importantes, por no decir la mayor, ya que es la parte que flota sobre el agua y la que ocupa más superficie en el barco, así que si no existiera esta parte, el barco simplemente no existiría.
  2. Vela mayor:
    La Vela mayor es otra de esas partes fundamentales que no faltan en ningún barco de vela del mundo. La vela mayor como su propio nombre indica, es la vela más grande del barco, el cual normalmente tiene dos velas. Esta vela va sujeta por el mástil y está dividida en partes ,como por ejemplo el puño de driza, que es la parte de arriba que se ata a los cables. La vela forma una especie de triángulo rectángulo, donde la baluma sería la hipotenusa, el grátil sería el cateto que va por el mástil y el pujamen sería el cateto que está en horizontal. Esta vela es importante porque es la que usa el viento a su favor, algo que se hace para garantizar el transporte y la velocidad del barco de vela, así que es una de las partes que sin duda más debemos cuidar si queremos garantizar una gran salud de nuestro querido barco de vela. La vela mayor también tiene el puño de escota que está cerca del pujamen y la botavara que está justo debajo de esta vela. Esta vela es la más importante y básicamente sin ella el barco no podría andar.
  3. Foque:
    Si la vela mayor es la vela dedicada a la velocidad, el foque lo hace más a la estabilidad y como su propio nombre indica, a enfocar el rumbo. El foque es la vela más pequeña del barco y sus partes son las mismas que las de la vela mayor, con el mismo nombre, pero con un tamaño más pequeño. También tiene al mástil al otro lado y es una vela que aunque tenga menos importancia que la vela mayor, también se debe tener en cuenta, ya que es una vela que garantiza una correcta aerodinámica y por lo tanto, un correcto funcionamiento del barco de vela. El foque es una parte que a menudo se infravalora y esto no debería ser así, ya que sin esta parte el barco no podría ir al rumbo que este quiere. La tripulación se debe encargar de que este siempre esté funcionando de la forma correcta, al igual que ocurre con la parte de la vela mayor y nunca se debe menospreciar una vela.
  4. Mástil:
    El mástil es una de las partes más conocidas de un barco y una de las más infravaloradas, ya que muchas veces tan sólo lo vemos como un palo que está ahí sujeto. El mástil de un barco de vela es una de sus partes fundamentales, ya que es una parte que garantiza una correcta estabilidad y que sujeta las velas. El mástil siempre debe de estar perfectamente recto, ya que si se inclina hacia a un lado, podría comprometer todo el funcionamiento del barco y por lo tanto, la seguridad y una correcta navegación. El mástil se encuentra en medio del foque y de la vela mayor y por lo tanto, es una parte que si se toca un poco, dejaría al barco sin sus dos velas, ya que es indispensable un mástil para que esta se pueda sujetar de la forma correcta y no quede con una inclinación incorrecta o algo de eso.
  5. Timón:
    Finalmente tenemos el timón y sus partes como la orza o la pala del timón. El timón como su nombre indica, es el que dirige el rumbo del barco. El timón es una parte importante ya que es la que puede hacer que vayamos a donde queremos ir. Los timones antiguos tenían un sistema analógico que iba por medio de palancas y una pala que movía las corrientes del agua a la zona que nosotros queríamos. Sin embargo, esto ha cambiado en los barcos con sistema digital, ya que este es capaz de moverse de forma inteligente por el mar y de no sólo dirigir el rumbo con el timón, sino con las velas también. El timón se debe mantener siempre en perfecto estado, ya que si no hacemos esto, el barco podría quedarse en alta mar sin poder salir de ahí y sin poder variar el rumbo cuando una catástrofe venga, algo que sin lugar a dudas es un grave problema.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.