Un barco pirata tiene un montón de partes, así que realmente es una tarea un poco complicada determinar de la forma correcta cuales son sus partes, ya que estos barcos suelen tener un montón de velas y un montón de cosas que no estamos acostumbrados a ver.

Sin duda, una de las cosas más fascinantes a lo largo de la historia siempre han sido los barcos piratas. Estos barcos se diferencian de los barcos tradicionales en que son más grandes y más potentes de lo normal, ya que son barcos gigantes con cañones y un sistema de armas muy bueno.

Además, estos barcos siempre han tenido una gran cantidad de misterio y misticismo rodeándolos. Sin duda alguna todos nosotros hemos querido ser piratas alguna vez cuando teníamos 5 o 6 años, ya que las películas de piratas con esos barcos fantasma encantan a prácticamente todo el mundo.

Los piratas por supuesto fueron reales y sus barcos recorrieron los mares de todo el mundo sembrando el terror. Esta gente vivía de saquear los barcos ajenos, los cuales iban cargados de oro y de otros medios. De esta forma, se conseguían un montón de tesoros y los piratas podían vivir. Esta gente era peligrosa, pero muy pintoresca y conocida en la cultura popular.

Sus barcos fueron el secreto de su éxito, ya que prometían ser los más rápidos de toda la mar. Eso hacía que pudieran pillar a prácticamente cualquier barco y así conseguir los tesoros. Su gran velocidad permitía pillar a esta gente por sorpresa, algo que garantizaba sin lugar a dudas el éxito pirata.

Un barco pirata realmente es un barco de vela, pero no tiene nada que ver con un pequeño velero que podamos usar para ir a pescar y poco más. Realmente un barco de este tipo es muchísimo más complejo que eso y tiene algunas partes que esos barcos no tienen, como por ejemplo los cañones.

Aunque hayamos visto ya muchas veces las partes de los barcos, no hemos visto exactamente cuáles son las partes de un barco de vela pirata con exactitud. Esto hace que tengamos que redactar un artículo como este para explicar las partes y así aclarar todo sobre este tipo de barca.

Sin embargo, para eso estamos aquí, para aprender de una vez por todas cómo es un barco de esos que usaban los piratas. Veremos sus partes y veremos también cual era el secreto de su éxito para conquistar el mar de esas formas que lo hacían en la antiguedad y no tan antiguedad.

Instrucciones

  1. Las velas:
    Las velas sin duda son la parte más emblemática de un barco pirata y sin duda, su parte más conocida. Las velas de los barcos pirata estaban divididas en dos velas, igual que en los barcos de vela corrientes. La primera vela y la más importante era la vela mayor, la cual era la que marcaba la velocidad del barco y la que lograba llegar más lejos. La otra vela era el foque, una vela que se dedicaba prácticamente a enfocar el rumbo del barco. Las velas eran muy importantes, ya que siempre se debían mantener en buen estado para poder ir rumbo a la velocidad más rápida posible, sin tener ningún problema a la hora de hacer esto. Muchos barcos piratas tenían un sistema de velas doble, el cual aprovechaba todavía más la fuerza del viento, logrando así una velocidad muchísimo más rápida y logrando así alcanzar a todos los barcos que podían. Además, algunas velas tenían dibujos de la bandera pirata, por las cuales eran temidos todos estos piratas.
  2. El casco y el camarote:
    Los barcos piratas solían ser muy grandes, así que su casco también lo era. El casco de un barco es la parte que flota, es decir, la parte de madera donde va toda la tripulación. En la parte exterior se sitúan partes como el timón y las velas, así como el vigía y en el interior, está el camarote. El camarote es la parte donde estaba toda la tripulación y la parte donde estas personas vivían, ya que en la mayoría de los casos esto actuaba como si fuera una casa. De esta forma, el capitán tenían también su camarote privado, el cual normalmente tenía muchos más lujos que los camarotes tradicionales que tenía la tripulación por aquel entonces. Esto provocaba que muchos tripulantes durmieran en condiciones pésimas, con los denominados motines. El casco estaba hecho de madera y se debía cuidar bien, ya que tantísimas horas en alta mar en contacto con el agua, podrían dañar la madera y hacer que esta se rompa, así que había que tener sin duda muchísimo cuidado con estas partes del barco de vela.
  3. Timón y sistema de navegación:
    Siempre hemos visto la típica imagen de una especie de volante y alguien pilotándolo. Este es el capitán, el cual también actuaba de timonel o guía del barco. El timón en los barcos piratas funcionaba de forma similar a cómo funcionan ahora los coches, ya que este barco tenía un sistema de palancas que si movías el volante, movías las palancas situadas bajo el agua y el barco así se desplazaba. Como en todos los barcos de vela, se necesitaba sincronía con las velas, ya que estas son las que hacían fuerza con el viento y son las que movían el barco a la hora de la verdad. El timón era una parte fundamental e icónica en estos barcos, ya que todos recordamos esa imagen de un capitán con barba manejando el timón. Pues bien, todo esto fue real y muy recordado en la época, así sin duda es una parte de las más conocidas e importantes de mantener, ya que como el timón era de madera, debíamos tener cuidado de no romperlo y de poder controlarlo de la manera correcta, prestando mucha atención siempre a todo lo que ocurría a nuestro alrededor.
  4. El mástil y la torre vigía:
    Siempre hemos recordado todos los barcos pirata por tener arriba del todo a un vigilante o vigía, el cual se encargaba de vigilar si venía alguien. Este se situaba en la parte de arriba del mástil, el cual es un palo largo que sujeta la vela mayor y el foque, impidiendo que estas se caigan y haciendo que estas funcionen de la manera correcta. En la parte de arriba, se situaba la famosa bandera pirata, que siempre ha inspirado temor allá donde iba. El vigía debía tener muy buena vista y debía siempre vigilar desde su puesto las amenazas y posibles alertas, además de tener una buena voz para poder comunicar todo esto al capitán de la forma correcta. Sin duda, una de las partes más importantes en un barco de vela, pero también una de las menos valoradas sin lugar a dudas.
  5. Armas y remo:
    Los piratas iban más rápido no sólo por las velas dobles, sino porque podían tener a una tripulación remando para ir más deprisa. Además de eso, podían tener esclavos en esta tarea. Además de las espadas, usaban cañones, los cuales estaban en los camarotes y eran controlados desde ahí. Estos cañones disparaban sin parar a los otros barcos y eran uno de los grandes secretos de los piratas para tener el éxito que tuvieron.
¿Te ha gustado?
16 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.