Llega septiembre y son muchos y muchas las que van al contrario de mucha gente. Es decir, ellos disfrutan de sus merecidas vacaciones. Pero la mayoría, empieza con la rutina, los horarios, el trabajo, el día a día en definitiva y la maldita rutina. Pensando ya, en donde ir para las próximas vacaciones.

Si eres de los que coges las vacaciones en septiembre (o si estás ya de vuelta de ellas, pero tienes algún fin de semana libre) puedes disfrutar de lo lindo e las vacaciones o unos días en este mes. Para empezar, pensad que ya no habrá tanta gente, no estará todo a tope, os ahorrareis hacer colas interminables, colas desesperantes, tiempo perdido, agobios… el calor tan sofocante del verano y también os ahorrareis más dinero puesto que no es en pleno verano.

Septiembre es un mes perfecto para disfrutar de un merecido descanso, desconectar y aprovechar todavía el buen tiempo. Por poner una pequeña pega o una parte negativa, sería que prácticamente hay infinidad de lugares que se pueden visitar, pero se desaconsejan por ejemplo las zonas de Asia (salvo Indonesia y Bali) por el tema de los monzones, lluvias, huracanes, etc. Para ahorrarse problemas, sustos y que os amarguen las vacaciones, mejor olvidarse de visitarlo en septiembre.

Pero, aun así, hay infinidad de lugares, países, ciudades… que se pueden visitar y seguir disfrutando del buen tiempo, el calorcito y desconectar de todo durante unos días.

Instrucciones para viajar en septiembre

  1. Si buscamos opiniones a los viajeros o miramos detenidamente por las redes sociales e internet, veremos que mucha gente cada vez más, intentan hacer sus vacaciones en fechas que no sean las más comunes.
  2. Sobre todo, por ahorrarse unos euros o porque les agobian de mala manera tantísimo gentío y el calor (que eso es bien cierto).
  3. Por tanto, básicamente, hay que fijarse un destino.
  4. No vamos a deciros a donde es mejor ir, porque realmente el lugar es el que a cada uno le pueda gustar, le haga ilusión, se pueda permitir o directamente, se lo pase bien y lo goce. Sin más.
    Eso sí, nos permitimos la licencia de deciros lugares cercanos que son ideales si puedes (y/o quieres visitarlos) en septiembre.
  5. Portugal. Pegadito a España, cercano, el país vecino, está cercano, no tendréis que daros un palizón y además, es un país barato. La fecha es ideal sobre todo para lugares o zonas concretas. Por ejemplo, Funchal. Una ciudad que está en Portugal. Es un lugar con mucho encanto, podréis caminar, recorreros las calles, aprovechar el buen clima, el buen tiempo (salvo que tengáis muy mala suerte y de ese mes por llover), no estará abarrotado de turistas como si pasa en verano, degustar sus dulces, la comida y el vino típico de allí. Puedes hacer muchas cosas y visitar todavía más… sólo es cuestión de que os llevéis una pequeña guía con cosas que queréis hacer o bien, os lo programéis para que vayáis por días, haciendo lo que queréis. Os damos algunos datos como cosas prácticamente imprescindibles si vais a visitar la ciudad: no podéis iros sin pasar por sus jardines botánicos y como anecdótico si os atrevéis, no dudéis en bajar por el tobogán de madera (con historia incluida).
  6. También podéis ver sus muchos contrastes, pero para eso es mejor alquilar un coche (tenedlo presente) para poder visitar sus acantilados, pasear por los viñedos, recorrer la ciudad… valorad realmente los días que tenéis disponibles y a partir de ahí, que queréis ver, cuales son los imprescindibles y las opciones por si os sobra tiempo. De esta manera no iréis agobiados por si os da o no tiempo a todo.
  7. Andalucía. Si has estado pensando en poder ir al sur de España y no te has atrevido por el calor que hace en los meses de verano, aunque por desgracia te avisamos que en septiembre sigue haciendo calor, no es lo mismo que en pleno agosto. Tampoco lo son las colas interminables si quieres visitar la giralda, la alhambra o zonas tan turísticas (e imprescindibles y preciosas). Vayas donde vayas de toda Andalucía y la parte del Sur, es una buenísima época septiembre. Además, como decíamos, hace calorcito, buen tiempo, sol… y puedes también aprovechar e ir a la playa si vas a zonas como Almería o bien te vas más a la costa, zonas como Murcia, Valencia…
  8. Por supuesto otras opciones que son tal vez más mágicas en épocas navideñas por las luces pero que son ciudades que tienen y tendrán siempre el mismo encanto, es París. La ciudad vecina. Menos gente, menos calor… aunque no esperéis que no haya nadie. Son ciudades muy concurridas.
  9. En Andorra, sin hacer tantísimos kilómetros, en coche o bien autobús (no hay línea de trenes ni avión) podéis llegar a la ciudad de andorra. No estará todavía nevado, pero se puede hacer mucho más que estar siempre esquiando. Está el precioso y enorme balneario (muy recomendable), podéis aprovechar para hacer compras (aprovechad que no está masificado todavía y podéis ir comprando las cosas para las fiestas de navidad), pasear, hacer senderismo, fotografiar las montañas, los lagos, ir y hacer un picnic… si os gusta la naturaleza es un lugar ideal para descansar y desconectar.
  10. Ten en cuenta antes de encontrarte con una sorpresa desagradable, el destino y a partir de ahí, el lugar del alojamiento. ¿Hotel, hostal, apartamento, camping…? En cualquier caso, estaréis céntricos, ¿llegareis sin dificultad? No os la juguéis. Mirad bien donde os queda, porque no os servirá de mucho ahorraros mucho dinero en el alojamiento si después no una ve lleguéis estáis en el culo del mundo y no podéis moveros de ahí.
  11. Si estáis lejos, nada mejor que alquilar un coche o un ciclomotor, moto… un transporte para moveros. Imprescindible.
  12. Alojaros en un hotel es genial. Pero si sois toda una familia puede saliros por un precio desorbitado. A no ser que no tengáis problema (en ese caso perfecto y enhorabuena) de lo contrario, mirad con tiempo un apartamento o incluso una casa en las diferentes páginas de internet. Os aseguramos que os saldrá muchísimo más barato. Tanto, que incluso podríais duplicar los días de estancia si lo comparáis.
  13. Dependiendo de dónde queráis viajar, alomejor os resulta mucho mejor hacer un pack cerrado. Es decir, el vuelo (viaje) más la estancia en un mismo precio. A priori siempre parece la opción más cara, pero si lo habéis mirado con tiempo suficiente y comparáis las diferentes páginas de webs comparativas podríais llevaros una buena y grata sorpresa.
  14. Si os hace ilusión visitar Asia, sentimos deciros que precisamente en septiembre es cuando está desaconsejado. Por las lluvias torrenciales, los monzones, los huracanes… para no sentiros estafados, ni enfadados, ni echéis a perder vuestras vacaciones lo mejor es elegir otros destinos. Aunque, por ejemplo, si aun así, queréis ir a ese continente, Indonesia y Bali es apto.
  15. Si vais a visitar lugares exóticos o con playas, intentad llevar los teléfonos protegidos para no llevaros ningún susto y las cámaras de fotografías si podéis compraros unas que sean aptas para el agua, mejor. Las venden con carcasas que son sumergibles, aptas para meter dentro del agua. De este modo, os ahorrareis muchos disgustos.

¿Que necesitas para viajar en septiembre?

  • Debes tener claro cuantos días tienes para el viaje. A partir de ahí, piensa con claridad qué quieres hacer y a dónde vas. No abarques mucho porque de no poder visitarlo todo, te frustrarás.
  • Si has decidido dar el salto y viajar lejos, infórmate de si vas a necesitar vacunas. Imprescindible en algunos países exóticos, vacunarse.
  • No te olvides de buscar con tiempo y planificar. Si quieres que te salga más barato, el truco es el tiempo y anticiparse. Cuanto más tiempo, más barato.
  • Intenta planificar muy bien la maleta. Olvídate de las cosas innecesarias. Sobre todo si vas a viajar en avión. Si facturas la maleta, no tendrás problemas con el peso. Pero si la llevas en cabina, no podrás excederte de los diez kilos de peso.
  • Aseguraros del tipo de conexión que se usa en el país que vais a ir de vacaciones. Dependiendo de donde seáis y a donde vayáis, puede cambiar. Por ese motivo, investigar, aseguraros y llevaros uno que sea apto (porque si no, no podréis cargar los dispositivos electrónicos).

Consejos para viajar en septiembre

Septiembre para muchos es un mes depresivo… dicen adiós a las vacaciones, regresan a casa, deben volver de sus vacaciones, de desconectar, volver al trabajo, a las obligaciones, colegios, obligaciones varias y lo mismo de cada día. Pero para otros, es el pistoletazo de las vacaciones. Todo lo contrario. Se junta la desidia con la felicidad.

Si eres de los que tienen que volver a la rutina, piensa que puedes cogerte un fin de semana y no hace falta volar lejísimos para disfrutar. En tu mismo país, puedes pasártelo en grande, desconectar, disfrutar… o bien, alégrate un poquito pensando en tus próximas vacaciones. Porque no, las navidades tampoco quedan ya tan lejos, y es perfecto poder hacer ahora planes, ir mirando, comparar precios y si incluso empiezas a reservar ahora todo, te saldrán muchísimo más económicas las vacaciones.

¿Te ha gustado?