Enero puede ser una fecha perfecta para viajar después de las fiestas navideñas y desconectar de todo, relajarse… o bien, aprovechar las fechas y que te regalen el viaje. ¡quién sabe!

Dicho esto, todos meses del año, tienen su aquel, su encanto, sus pros y también, sus contras. Somos más de pensar, que ningún lugar tiene contras, sólo hay que mirar cual es, el que más va contigo, con tus gustos, con lo que buscas y necesitas. Obviamente, una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es la época en la que estás: enero. Y por supuesto, el destino. Os daremos varios trucos para ahorraros el máximo dinero posible en el billete de avión y poder iros a destinos más lejanos o bien, economizar un poco más (que enero también cuesta superarlo después de las fiestas navideñas).

Hay que tener en cuenta que, en enero, al ser invierno, lo normal es encontrar frío, nieve y lluvia. Por tanto, si os encanta esquiar, las montañas, paisajes nevados y estar alrededor de la chimenea, calentito/a, estás de suerte.

Pero también se puede hacer muchísimo más o cruzar el charco y elegir en pleno enero, destino de playa.

Instrucciones para viajar en enero

  1. Han pasado las fiestas navideñas en parte. Porque en enero, todavía puedes vivir momentos mágicos viajando. Véase, por ejemplo, si quieres iros de viaje a un lugar mágico donde haya mercadillos navideños, que son la tradición de las fiestas navideñas. Luces de colores por todas partes, mercadillos tradicionales, hacer muñecos de nieve, ver como caen los copos de nieve, pasear abrigados, poder ver diferentes culturas cómo viven las fiestas de navidad, año nuevo, los reyes magos, etc. En fin, si te encanta vivir las fiestas, hay muchísimas opciones por Europa. Sólo hay que buscar el destino que más os guste o se adapte a vosotros.
  2. Si tenéis presente esta opción, lo mejor es que hagáis los planes con tiempo. Por supuesto, el billete de avión o de tren (el viaje en sí) será más barato cuanto antes lo compréis. Con el tiempo más justo, más caro. Y las fechas señaladas, se dispara. Tenedlo en cuenta.
  3. Si queréis ver la nieve, os encantan las casas de madera, estar rodeados con el fuego de la chimenea mientras fuera está nevando, esquiar en las mejores pistas de esquí… debéis tener en cuenta que es temporada alta, por tanto, o bien en la zona cercana a las estaciones de esquí estará agotado o las zonas cercanas serán carísimas.
  4. Si, por el contrario, no os llama nada la atención viajar en enero precisamente en lugares invernales porque queréis todo lo contrario, buscad y echad un vistazo a los lugares más lejanos, paradisiacos o playeros. Si en noviembre habéis estado echando ya un vistazo, mejor. Encontrareis más chollos y más opciones.
  5. Los lugares donde seguramente encontrareis las mejores opciones y son alternativas muy buenas para enero pueden ser Tailandia, Cuba, Las islas Maldivas, en los emiratos árabes, en la República Dominicana, etc. Estas son las islas donde si buscas fechas en pleno invierno el precio del billete o bien la estancia allí, en el lugar, puede incluso reducirse ¡a la mitad! Tenedlo en cuenta.
  6. También hay lugares más cercanos, europeos, que tienen muchísima magia si se realizan en pleno enero. Frío, seguramente con nieve, ver caer los copos, su encanto, las múltiples luces… ver los países de una manera diferente (aunque en algunas literalmente te puedes helar de frío).
  7. Las opciones, desde los más cercanos a los más lejanos, para todos los gustos: el país vecino como Andorra. El típico lugar que no puedes perderte al menos una vez en la vida. Encontrarás para todos los gustos: naturaleza, ríos, lagos, montañas, múltiples hoteles, nieve, poder esquiar, hacer esquí de fondo, hacer compras, etc. París, la ciudad del amor tiene un encanto especial por estas fechas, Roma, Praga, Polonia, Ámsterdam… en España, por ejemplo, también se pueden visitar lugares y ciudades donde en verano aprieta mucho el calor y se hace insoportable salir de casa. Aprovechad, porque no es temporada alta y, además, podréis visitar los preciosos rincones de Andalucía (por ejemplo) sin sudar la gota gorda.
  8. Y no nos olvidemos de las islas españolas. Una manera diferente de disfrutar de sus rincones, su encanto sin estar lleno de turistas, poder hacer con más calma y tranquilidad las fotografías, visitar los museos, las calas, los rincones, etc. Es una manera de poder disfrutar de las islas totalmente diferente y merece mucho la pena.
  9. Y un lugar donde por supuesto en enero hacen colas, no es barato, pero tiene ese encanto especial, irrepetible y con muchísimo encanto, es el país de Papa Noel: Laponia. Si vais a viajar con niños, será un viaje irrepetible donde no olvidareis la cara de emoción de los pequeños. Ver en persona a los elfos, papa Noel, los renos, su casa, las cartas de los niños, etc. O para toda la familia, las preciosísimas auroras boreales de Finlandia. Un auténtico espectáculo (no os dejéis la cámara de fotos).
  10. Una jugada que te puede hacer ahorrarte muchos euros pero que también es un poco arriesgada, es elegir lo último de todo y casi a última hora, el hotel. Algunas cadenas hoteleras a última hora hacen unas ofertas buenísimas, donde incluso, puedes tener una suite a precio casi de risa o una buena habitación por menos de la mitad de lo que cuesta normalmente. Si no os importa arriesgar o cambiar de hoteles, es una buena opción tenerlo en cuenta.
  11. Si eres una persona que sabe manejarse bien con su teléfono móvil, no dudes en descargarte las muchas opciones de aplicaciones que hay disponibles. Si lo haces, puedes descubrir que hacen unos descuentos importantes, chollos, acumularás puntos que se irán sumando a tu cuenta y pueden cambiártelo por algunas opciones beneficiosas. Te pueden incluso avisar de las opciones que hayas buscado y casi hacerte el viaje con tus necesidades al mejor precio.
  12. Los que viajamos más sabemos que a la hora de comprar los billetes de avión hay días y horas, que es mejor no picar. Porque seguramente, estarán más caros los billetes. Los días menos indicados para comprar los billetes son (por lo general) los viernes y (o) los sábados. Suelen estar los billetes más caros.
  13. Por el contrario, ¿Qué días entonces son los más baratos? Aunque no es una ciencia exacta, los lunes y los martes, son donde hay más gangas. Echadles un vistazo.
  14. Los mejores horarios también influyen y mucho. Hay horas más propicias para encontrar las mejores gangas. Siempre será sobre el medio día. Por las mañanas y por las tardes o a la noche, no son más mejores ofertas.
  15. Otro dato que muchos entendidos y viajeros que no paran han compartido y dan el chivatazo. Si os queréis ahorrar como mínimo, un porcentaje del diez por ciento del billete de avión, cómo poco, tened en cuenta entre un mes y dos de antelación. Obviamente, no estaría destinado a los viajes hechos a última hora. Si queréis tened un viaje de ensueño o ir al destino ese que nunca podéis porque os resulta muy caro, entonces, empezad a coger la agenda y calculad mínimo unos cuatro meses y hasta siete meses (dependiendo del destino) pero eso sí, ¡merece mucho la pena! Os podéis ahorrar mucho dinero.
  16. Para que os hagáis una idea, no es tontería, hasta un cuarenta o incluso, un cincuenta por ciento. Con ese ahorro, ya podéis iros más lejos o al destino de vuestros sueños, incluso. Lo idóneo en estos casos es saber cuándo tendréis días libres y/o vacaciones y empezad a echar cálculos para empezad a ahorrar.

¿Que necesitas para viajar en enero?

  • Elige el destino con mucho tiempo de antelación (así te saldrá más barato).
  • Ten en cuenta qué quieres hacer en tus vacaciones (playa, montaña o esquiar).
  • Mira diferentes webs comparativas de viaje. Te resultarán muy útiles.
  • Enero es de los meses más baratos para irse de viaje, así que aprovechad.
  • Trucos para intentar ahorrarse unos euritos son las opciones de elegir la opción del viaje y la estancia (el hotel) con la misma compañía. Los que hacen el pack por lo general, te ahorran unos euros o bastantes (dependiendo del destino).

 

Consejos para viajar en enero

Un truco por si vas a salir de viaje en un país que no es el tuyo y sabes que la moneda local no es la tuya, ten en cuenta el siguiente truco. No es todas partes, el cambio de divisa te costará lo mismo. Y no es tontería. Por lo general, muchos deciden hacerlo al momento, en el aeropuerto. Si, es una opción como cualquier otra, pero también te avisamos, que te saldrá más caro. Ojo también hacerlo con los hoteles… no todos los hoteles te harán el cambio y si lo hacen, por supuesto, te supondrá pagar más. Por el contrario, si unos días antes te mueves algo más y vas a tu banco, que te hagan el cambio de divisas ellos.

No merece la pena pagar mucho más por lo mismo, así que sed previsores y que no os pille el toro. Lo agradeceréis más tarde.

¿Te ha gustado?