Uno de los juegos más populares que existen es el famoso juego uno, un juego de cartas en el cual puedes divertirte mucho con tus amigos y pasar un buen rato jugando a las cartas.

Este juego no es nuevo, ya que tiene bastantes años ya y seguramente hayas jugado alguna vez cuando eras niño. Este juego es de esos juegos que combina mucha habilidad con mucha suerte, ya que realmente nunca sabes con total exactitud la carta que te puede llegar a tocar.

Al contrario que otros juegos de cartas populares, Uno es de esos juegos que tienen un montón de cartas diferentes, cartas especiales cuya principal utilidad es la de ofrecer una experiencia de juego distinta, la cual directamente no puede ser comparada con nada.

Este artículo también te interesará: Cómo Jugar al Uno

Además de eso, se ofrece una experiencia de juego interactiva, en la cual vamos a jugar con elementos como la voz o la forma de jugar que tengamos, cambiando el orden de la partida y el color de las cartas según la carta que nos toque.

Al final el ganador es alguien que combina sus habilidades para jugar y tiene un poco de suerte a la hora de hacerlo. Muchas veces la habilidad premia más que la suerte, ya que hay gente que es capaz de ganar en este juego sin disponer de muy buenas cartas que digamos.

Por este motivo, este es un juego muy diferente a lo que estamos acostumbrados, un juego donde vamos a ver algo más que un simple juego de cartas y donde cada partida será un mundo.

Sin embargo, seguramente hayan pasado ya muchos años desde que jugabas al uno con todos tus amigos. Por este motivo, es muy probable que tengas algo olvidado este juego y que no te acuerdes de cómo se juega.

Eso sí, no tienes nada que temer ya que para eso estamos nosotros, para recordarte cómo se juega a este juego y para que así puedas volver a disfrutar de grandes partidas junto a tus amigos.

Instrucciones para se juega al uno

  1. Reglas básicas del juego:
    El juego uno consiste en un juego en el cual pueden jugar de 2 a 6 jugadores aproximadamente. Este juego es un juego de cartas, en el cual tenemos como objetivo ser la primera persona que se queda sin cartas en este juego para ganar. La forma de jugar es echar cartas en el centro de la mesa, las cuales tienen que coincidir de alguna manera con las cartas que ahí salen. La baraja de cartas que tenemos es un poco peculiar, ya que tenemos cartas de 4 colores distintos y una carta de color negro. Lo que se trata de hacer es de ir echando las cartas que sean del mismo color, del mismo tipo o del mismo número, a excepción de las cartas negras en las cuales no se puede echar negro sobre negro pero si se puede echar sobre cualquier color. Si no tienes cartas obre las que echar, tienes que robar una carta del centro, algo que no es bueno, ya que nos tenemos que quedar sin cartas para ganar.
    Cómo se juega al uno
  2. Cartas especiales:
    Al contrario que ocurre en otros juegos, en este juego hay algunas cartas especiales, las cuales nos sirve para darle un punto añadido de emoción a este juego. Entre las cartas especiales más famosas, tenemos las cartas de color negro, las cuales te permitirán aumentar tus posibilidades de ganar. Tenemos en primer lugar la carta de robar 4, la cual te permite ademas cambiar el color. Luego tenemos la carta de cambiar de color, la cual te permite cambiar el color al que quieras. Luego tenemos otras cartas que sí son de colores, pero son especiales. La más popular es la carta de robar dos, en la cual vas a poder echar una carta igual para que otro se vaya comiendo cartas. Si por ejemplo tienes tres cartas de chupar dos, puedes hacer que el otro robe 6 cartas, pero si echas un chúpate dos y los otros tres jugadores echan otra carta de este tipo, tú te chuparás seis cartas. Tambíen hay una carta para cambiar la dirección del juego y otra carta que sirve para saltar el turno, en el cual se te saltará el turno si eres el siguiente jugador. Si por ejemplo echas dos cartas de cambiar de dirección, te vuelve a tocar otra vez y si echas cartas de prohibición suficientes para saltar a todos hasta volver a llegar a ti, vuelves a tirar otra vez.
    Cómo se juega al uno
  3. Normas especiales:
    Aparte de tratar de eliminar todas las cartas de nuestra mano, también tenemos que respetar algunas normas especiales que no han sido tenidas en cuenta por mucha gente. Estas normas tienen que ver con la palabra uno y con otras cartas como el número 0. Si por ejemplo sólo te queda una carta en la mano, tienes que decir en voz alta la palabra uno. Si no lo haces, otro jugador te tiene que pillar no haciéndolo y decirte que no has dicho uno, para que de esta manera, te toque robar dos cartas. Por esta razón, siempre tenemos que tratar de estar atentos para ganar el juego diciendo uno y no teniendo que robar cartas, sin embargo, cuando tengamos sólo una carta, nos va a atacar el resto de jugadores para evitar que ganemos. En cuanto al número 0, es un número especial en el cual no puedes hablar, excepto si dices uno por supuesto. Si hablas de cualquier cosa menos de la palabra uno con el cero en la mesa, vas a robar dos cartas, ya que está prohibido hablar.
    Cómo se juega al uno
  4. Normas y estrategias para ganar:
    En este juego hay dos estrategias clave para ganar fácilmente al mismo. La primera de todas es jugar con los colores, tratando de cambiar el color siempre a un color que a tí te favozca. Por ejemplo si alguien ha echado un 2 rojo y tú tienes muchas cartas azules, echa un 2 azul si lo tienes para cambiar el color. En cuanto a las cartas de color negro, no abuses de ellas, ya que estas cartas son muy poderosas y se deben usar sólo cuando es imprescindible hacerlo. Si las gastas muy rápido, puedes darle al rival una buena mano con la que machacarte. También aprovecha cartas como el cambio de dirección o el prohibido para evitar que alguien gane. Por ejemplo, si un jugador trata de ganar cuando sólo le queda una carta, trata de echar un cambio de dirección para que no le toque y gana, pudiendo también saltar su turno con un prohibido. Guarda también un chúpate dos siempre para poder defenderte de los chúpate dos del rival, ya que si te echa uno y echas tu otro chúpate dos, el siguiente se chupará cuatro y tú te librarás de chuparte dos. La segunda estrategia es estar siempre al acecho, tratando de detectar los fallos que tiene el rival. Si por ejemplo el rival no dice uno, tú tienes que estar atento para decírselo, si el rival habla en los 0, tú tienes que decirlo(después de que acaben los 0 para no saltarte tú también la norma) y también aprovecha fallos de libro para evitar que el rival gane la partida y hacer que tú la ganes.
    Cómo se juega al uno

Consejos para se juega al uno

Un buen consejos es que te familiarices con todo el mundo de las cartas y en nuestra categoría dedicada a las cartas podrás aprender a jugar a muchos juegos diferentes.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.