Aprender a pintar flores siempre ha sido una inspiración para los artistas. Tanto contemporáneos como clásicos. Del realismo al expresionismo. Las flores son representantes de la belleza, de la simetría de la naturaleza del nacimiento natural.

Artistas referentes para aprender a pintar flores

Albert Williams, por ejemplo, pinta en un estilo clásico con un realismo sutil, es decir, no llega al hiperrealismo, pero sí pinta de forma clásica. Arriesga simulando texturas y perfeccionando el tacto visual de su obra. En la misma línea, Alexei Antonov. Este artista ruso, realiza obra hiperrealista mediante varias capas de veladuras. Sus bases son color tierra y tiene unos resultados realmente sutiles y extraordinarios.

Una artista contemporánea muy interesante es Vie Dunn Harr. Esta artista estadounidense hace composiciones pintadas en estilo realista y fondo expresionista. Son colores vivos, pinceladas muy rápidas y pintadas de manera firme.

Por último, ¿cómo olvidar a Van Gogh? El estilo post impresionista de este artista es muy original. Utiliza pinceladas curvas y remarca bastante los contornos. Su modo de pintura es mediante empaste y explora la naturaleza de forma intensa.

Cuando observamos la obra de estos artistas posiblemente nos asalten dudas.

¿Qué técnica usaron? ¿Usaron pincel o espátula? ¿Es mejor pintar a óleo o debería usar la acuarela? Vamos a intentar desvelar estas dudas, vamos a intentar crear una flor con estilo propio. Fruto de tu punto de vista de la naturaleza. Como lo hacen los verdaderos artistas.

¿Cómo empezamos?

Para aprender a pintar flores es fundamental usar tu imaginación y talento creativo. Puedes usar modelos de una foto o libro, o bien salir a la montaña o al campo con tus pinturas y tomar un modelo al natural.

En realidad lo más importante, es que sepas como hacerlo tuyo, darle una mirada propia y personal.

Prepara tus artilugios y material de trabajo porque vamos a empezar a pintar.

Instrucciones para pintar flores

Antes de lanzarnos al óleo, yo recomiendo empezar por una técnica que requiere de menos labor de material. Vamos a empezar por la acuarela. Esta técnica parece muy complicada a la hora de realizar obras un poco más realistas. El resultado aguado aboga más por la estética que por el realismo. Lo que queremos es algo más personal y la acuarela resulta más cómoda y manejable. La técnica que te vamos a enseñar se puede aplicar también al óleo, o al acrílico.

  1. Para empezar, es muy importante que dispongamos de papel adecuado para acuarela. El grosor y la porosidad tiene que ser el adecuado. Si no es así, el resultado no será el adecuado porque el papel no resistirá el agua y se doblará o romperá. La técnica de la acuarela permite mezclar directamente sobre el papel, y esto es muy interesante, a la par que cómodo.
  2. Vamos a comenzar con la obra. En primer lugar situamos la flor en un ambiente. Podemos pintar un poco de hierba con pinceladas muy cortas y rápidas. Si queremos que la pintura tenga un poco de realismo y peso natural, deberíamos pintar la hierba en briznas que vayan en diferentes dirección. Plasmando caos. En el color actúa con libertad. Te recomiendo que sigas la luz. Es decir, en las zonas donde incida la claridad emplea tonos claros (y añade un poco más de agua) y en las zonas de penumbra hazlo más oscuro (con la pintura menos mojada). Esto dota a la obra de volumen y textura.
  3. Pasaremos ahora a los tallos. Para ello, usaremos un verde más oscuro y mediante trazos curvos le iremos dando la forma que nos convenga. Evidentemente tendrás que dibujar el número de tallos que tú consideres, según las flores que quieras hacer. No te olvides de los pequeños detalles de los tallos. Hojas, matices y si es el caso, espinas.
  4. Empezamos con las flores. Siempre empezamos desde dentro. Utilizaremos un tono oscuro del color que hayamos escogido. Recordad echar menos agua si vais a hacer zona de penumbra o tonos más oscuros. Dibujamos un óvalo de un diámetro no muy grande, un centímetro basta. Lo hacemos encima del tallo, teniendo en cuenta que de ahí saldrán los pétalos.
  5. Para pintar los pétalos, recomiendo que hagáis trazos curvos que nazcan del óvalo que hemos pintado. Haz que se vayan superponiendo unos a otros para que completen la forma de la flor. Hazlo sin miedo. No te tenses, quedará más natural.
  6. Puedes pintar los bordes con blanco o negro, tal y como hacía Van Gogh. No a todo el mundo le gusta, y no siempre queda bien. Da más definición a la forma, pero depende de en qué estilo estés pintando.

¿Que necesitas para pintar flores?

  • Acuarelas líquidas o en pastilla
  • Papel de acuarela
  • Pinceles (yo prefiero de cerdas duras, pero a gusto)
  • Un modelo. Sirve una flor natural o una fotografía.

Consejos para pintar flores

Para aprender a pintar flores, la tranquilidad y la paciencia son armas fundamentales.

Busca un sitio donde se respire paz, tranquilidad y armonía. Deja la creatividad fluir y te quedará una obra preciosa.

Si te gustó este artículo, también te gustarán: Hacer graffitis en 3D , Hacer graffitis en papel , Hacer arreglos florales

¿Te ha gustado?