Sudamérica se está erigiendo como uno de los grandes destinos turísticos y para ir a trabajar en los últimos años. Los países emergentes esconden numerosas oportunidades y atractivos para visitar en cualquier época del año. Montevideo, la capital de Uruguay, es junto con Brasil y Argentina uno de los mejores lugares para perderse en unas vacaciones inolvidables.

¿Qué ver en Montevideo?

Uruguay, y en especial Montevideo, destaca por su tranquilidad y seguridad para los turistas si lo comparamos con otras ciudades de Sudamérica. La ciudad uruguaya está bañada por el famoso Río de la Plata, que se extiende hasta Argentina. Un ambiente verde donde además se puede disfrutar de un buen baño en la época veraniega con total tranquilidad y confort. Su escasa superficie permite realizar algo similar al Principado de Mónaco. Armar más de un itinerario y sacar provecho de todo el tiempo para visitar toda la ciudad de Montevideo, incluyendo otras zonas de interés turístico.

De hecho, en menos de cinco días es perfectamente posible ser un experto en la capital de Uruguay. La principal parte de interés para los extranjeros es la avenida 18 de Julio, la principal de Montevideo. Discurre desde el Obelisco hasta la Plaza de la Independencia, muy cerca del casco antiguo de la principal ciudad charrúa y de los barrios Cordón y Centro. Como en las grandes capitales mundiales, se encuentran múltiples bares, restaurantes, tiendas y lugares de ocio. Es uno de los principales lugares de la ciudad para integrarse en la cultura de Montevideo tomando un helado de La Cigale o mate mientras se disfruta de las grandes vistas. Precisamente, en uno de los extremos de la avenida 18 de Julio se encuentra la Plaza de la Independencia, principal lugar histórico de la capital uruguaya con los restos intactos del Mausoleo de Artigas, así como el Palacio Salvo, la Presidencia de la República, el Teatro Solís o la Puerta de la Ciudadela.

El Palacio Salvo es muy similar al Palacio Barolo, situado en Buenos Aires. Construidos por el mismo arquitecto, este palacio es un fiel reflejo de la época dorada de Uruguay a principios del siglo XXI, siendo hasta entonces el edificio más alto de toda Sudamérica con hasta 105 metros de altura. Situado en un lugar de ensueño entre la Avenida 18 de Julio y la Plaza de la Independencia, uno de los grandes planes es comer o cenar en el restaurante Arcadia, situado en uno de los últimos pisos del Hotel Radison, y desde allí admirar las fantásticas vistas que ofrece desde sus ventanales. Si en cambio, eres más de arte, el teatro Solís es uno de los escenarios más visitados de Montevideo. Con capacidad para 1500 personas, es la sede de la principal orquestra del país y de las mejores comedias teatrales para no parar de reír.

En la Ciudad Vieja encontraremos los principales restos históricos de la cultura uruguaya como la puerta de la Ciudadela, la Catedral de la ciudad o el Peatonal Sarandí, entre otros. Las zonas costaneras también son otro de los grandes atractivos de Montevideo. Además del mercado del puerto de la capital, la Rambla ofrece fotografías de auténtica película. Discurre en paralelo con el Río de la Plata a lo largo de 30 kilómetros frente al mar donde se encontrarán con Playa Ramírez, Playa Pocitos o Playa Malvin, entre otras. En verano es posible bañarse e incluso observar la fauna que se encuentra en el fondo del mar. Si busca planes más tranquilos, los puede encontrar en el Parque Rodó. Situado a escasos kilómetros del centro de la ciudad, cuenta con un lago donde reina la tranquilidad y donde es posible realizar paseos en barca en el Río de la Plata. Sin duda, numerosos atractivos que convierte a Montevideo en una ciudad apta para todos los públicos.

Beneficios de ir a Montevideo

Hacer turismo siempre es beneficioso, pero desde Europa, cruzar el charco y visitar una cultura tan rica como la uruguaya es especialmente recomendable. Los beneficios más destacados de ir a Montevideo son los siguientes:

  • La época veraniega coincide con la temporada baja. Uruguay se encuentra en el hemisferio sur y, por tanto, el invierno de Europa es el solsticio de verano de Sudamérica, coincidiendo con la temporada baja en el continente europeo. Por tanto, los precios son más asequibles para aquellos que se puedan permitir una escapada en cualquier momento del año.
  • Seguridad y tranquilidad para el turista. Una de las principales preocupaciones de los extranjeros al pisar territorio sudamericano es su seguridad en las calles. Pese a que en Montevideo hay que estar con los ojos abiertos, es una de las capitales más seguras y tranquilas de todo el continente.
  • Flexibilidad para realizar numerosas excursiones. Montevideo es una ciudad relativamente pequeña por lo que es perfectamente posible combinarlo con otras excursiones y poder visitar todos los lugares de interés en un tiempo relativamente pequeño, y a un menor precio, en consecuencia.
  • Conexión con otros países de Sudamérica. Uruguay se encuentra en el epicentro de Sudamérica con conexión directa con otros países de interés como Argentina, Brasil y Paraguay. Si viaja tan lejos, no pierda oportunidad.

Por estos y muchos otros motivos, ir a Montevideo es especialmente recomendable. Es una ciudad rica en cultura y, además, el país charrúa puede presumir de tener salida directa al Océano Atlántico. Si es de los que les gusta el turismo de playa, tampoco tiene excusa.

Cómo ir a Montevideo

Una vez ya le hemos convencido para ir a Montevideo, llega la hora de organizar el viaje, empezando por los medios de transporte. Desde España, además, existen vuelos directos desde Madrid con precios realmente asequibles que pueden rondar los 500 euros, y con múltiples opciones por menos de 1000 euros, según Google Flights en temporada baja, y en pleno verano sudamericano. En menos de 24 horas, una persona puede plantarse en la capital de Uruguay, ya sea con vuelo directo, o con escala en alguno de los aeropuertos de las principales ciudades de Sudamérica como Sao Paulo o Bogotá, entre otras. La presencia de LATAM, la principal compañía aérea del continente facilita la llegada constante de turistas a Uruguay.

Los turistas europeos, además, pueden encontrar múltiples opciones económicas en Montevideo. El cambio de moneda les beneficia ya que un euro equivale a 35 pesos uruguayos. Por tanto, el nivel de gasto en Uruguay es mucho más bajo que en cualquier ciudad europea. Las principales agencias turísticas también ofrecen alojamiento en hotel en Montevideo a precios realmente asequibles, y en posiciones privilegiadas para poder realizar turismo y disfrutar de la capital de Uruguay. La diferencia de precios, y su escasa superfície (de apenas 176.215 kilómetros cuadrados) permite estudiar la opción de alquilar un coche. Otro de los grandes atractivos de este país es poder visitar su parte de selva amazónica y, disponiendo de un coche esta opción es mucho más rentable. Antes de partir hacia Montevideo, no olvide pedir el permiso de conducción internacional por si se lo piden en la agencia de alquiler de monoplazas. También disfrutará de la gastronomía local con influencia colombiana y argentina con arepas y zapallitos rellenos respectivamente.

Su rica cultura, sus playas, sus monumentos, su gastronomía y la posibilidad de poder visitar una de las principales capitales de Sudamérica son algunos de los principales motivos por los que debes elegir ir a Montevideo si estás planeando vivir unas buenas vacaciones este año.

¿Te ha gustado?