Cómo hacer Slime paso a paso

El hacer slime se ha convertido en toda una moda a lo largo de los últimos años. Por ello te traemos una serie de recetas que te van a a ayudar a la hora de preparar tu propio blandiblú en casa.

Como vas a poder comprobar por ti mismo, las recetas que te vamos a indicar tienen muy pocos pasos y hacen uso, en muchos casos, de ingredientes que podrás tener en tu propio hogar, por lo que en cuestión de unos minutos  podrás preparar un slime para divertirte tanto tú como tus hijos.

Se trata de un producto pensado para personas de todas las edades y que tiene una gran cantidad de beneficios.

Instrucciones para hacer Slime paso a paso

Te dejamos con las mejores recetas que puedes encontrar para disfrutar de un slime paso a paso:

Cómo hacer slime comestible

Slime de chocolate

  1. Pon una olla a calentar a fuego medio hasta que alcance una temperatura adecuada.
  2. Añade dos latas de leche condensada y comienza a remover durante unos segundos.
  3. Añade a la mezcla cuatro cucharadas de Nutella o similar y añade también la misma cantidad de maicena.
  4. Mantén el fuego lento y mezcla de forma suave durante  15 minutos o hasta que comiences a notar que la mezcla está densa.
  5. Pasado ese tiempo ya tendrás tu slime comestible listo para disfrutar de él.

Slime de Nesquik

  1. Calienta una olla a fuego medio hasta que alcance una temperatura apropiada. En ese momento añadie malvaviscos y remuévelos hasta que veas como se derriten.
  2. A continuación aparta la olla del fuego y déjalos reposar durante un minuto.
  3. Posteriormente debes añadir cuatro cucharadas de Nesquik y cuatro cucharadas de maicena.
  4. Remuévelo hasta que se integre perfectamente y utiliza tus manos para terminar de amasarlo y que tenga consistencia.

Cómo hacer slime con detergente

  1. Para hacer un slime con detergente debes hacer dos mezclas diferentes.  En primer lugar debes colocar en un recipiente de plástico, cola blanca y le añades colorante del color deseado. Remuévelo de forma constante hasta que consigas el color que deseas. Cuando lo consigas deja de añadir colorante.
  2. Una vez hayas hecho esta mezcla, procede a echar detergente y un vaso de agua.
  3. Remueve hasta lograr una masa que sea homogénea. Si no lo consigues añade algo más de detergente.
  4. Sigue mezclando con una cuchara hasta conseguir una masa homogénea. A continuación usa tus manos para amasar y conseguir el slime perfecto.

Cómo hacer slime sin cola

  1. Debes coger un envase de plástico y colocar en él un vaso de maicena. a continuación añadie la mitad de un vaso de jabón o un detergente líquido y mézclalo todo muy bien hasta lograr una textura homogénea.
  2. En el caso de que veas que la mezcla es demasiado líquida, añade más maicena.
  3. Añade unas gotas de colorante para darle el color que quieras al slime.
  4. Con estos tres pasos ya podrás disfrutar de tu slime.

Cómo hacer slime sin bórax

  1. En primer lugar debes coger un recipiente de plástico y añade en él pegamento y colorante alimenticio. Procede a remover la mezcla para que se integren los ingredientes. Si quieres que tenga brillo puedes añadir purpurina y vuelve a remover.
  2. A continuación añade a la mezcla bicarbonato de sodio, lo que hará que el slime sea más suave. Vuelve a remover para conseguir que se integre de la manera adecuada.
  3. Luego tienes que añadir líquido para lentillas (unas dos cucharadas). Con ello notarás que se endurece. Si quieres que sea más esponjoso puedes añadir espuma de afeitar.
  4. Para finalizar debes masajear la mezcla mientras mezclas para llegar a conseguir tu bola de slime lista para usar.

Cómo hacer slime Fluffy

  1. Coge un bol de gran tamaño de plástico y coloca en él una cantidad pequeña de pegamento blanco (un dedo, más o menos). Ten en cuenta que cuanto más pegamento añadas más slime conseguirás.
  2. A continuación añade espuma de afeitar en la misma proporción.
  3. Coge un palo de madera y mezcla ambos ingredientes hasta conseguir una textura que te recordará al merengue de los pateles.
  4. Cuando estén bien mezclados es el momento de añadir una cucharada de líquido de lentillas y continuarás mezclando.
  5. Después usa tus manos y amasa hasta que consigas la textura que deseas.
  6. Para finalizar puedes añadir el colorante que prefieras para darle el color deseado.

Cómo hacer slime con jabón

  1. En primer lugar debes tomar un recipiente de plástico y añadirle pegamento transparente.
  2. Después añadirás colorante para que tenga el color que desees.
  3. Después añadirás jabón para lavar la ropa o detergente e irás mezclando todos los ingredientes.
  4. Tras mezclarlo bien verás como tienes una sustancia viscosa, lo que te indicará que tu slime ya está listo.

Cómo hacer slime con bórax

Slime con bórax, pegamento y espuma de afeitar

  1. En primer lugar debes coger un recipiente de plástico y añadir en él 100 gramos de pegamento.
  2. Añade espuma de afeitar en pequeñas cantidades y vete removiendo hasta que consigas que la mezcla está totalmente integrada. Según la textura que desees podrás ir añadiendo mayor cantidad de espuma de afeitar.
  3. A continuación añade una cucharada de bórax que hayas disuelto previamente en agua y vete removiendo para integrar el ingrediente. Cuando no se pegue la mezcla al recipiente podrás añadir el colorante alimenticio deseado para darle color.
  4. Para finalizar basta con amasarlo con las manos y ya estará listo.

Slime con bórax y pegamento

  1. Coge un recipiente y añade una taza de agua caliente y una cucharadita de bórax, procediendo a removerlo hasta que consigas una mezcla.
  2. Toma otro recipiente y añade una taza de agua caliente igual que la anterior y media taza de pegamento. Remuévelo y añádele colorante alimenticio para darle el color que prefieras.
  3. Déjalo secar un poco y ya estará listo para jugar con él.

Slime con bórax y sin pegamento

  1. Coge un recipiente de plástico e introduce en él una taza de champú para bebés.
  2. A continuación incorpora el bórax en cantidades pequeñas y remuévelo hasta que ya no se pegue la mezcla al recipiente de plástico.
  3. Para finalizar añade unas gotas de colorante y sigue removiendo hasta que esté la mezcla perfectamente integrada.

Cómo hacer slime con maicena

  1. En primer lugar debes coger un recipiente de plástico y verter en él media taza de agua templada.
  2. Echa sobe esa agua unas gotas de colorante, de forma que así podrás disfrutar del color que más te gute.
  3. Remueve la mezcla.
  4. A continuación debes añadir una taza de maicena y remover hasta que la mezcla esté perfectamente integrada. Vuelve a añadir otra taza de maicena y repite el proceso.
  5. De esta forma ya tendrás tu slime de maicena.

Cómo hacer slime con pegamento blanco

  1. Debes hacer una primera mezcla colocando en un recipiente pegamento blanco junto a algunas gotas de colorante. Según la intensidad de color que desees tendrás que añadir más cantidad.
  2. En otro recipiente haz una mezcla utilizando agua y detergente. Mezcla bien hasta que consigas una masa que sea homogénea.
  3. Después podrás unir las dos mezclas y removerás para tratar de lograr una textura que sea homogénea.
  4. A continuación debes amasar la mezcla pero haciendo uso de las manos.
  5. Si ves que te ha quedado seco añade más agua y si ha quedado muy líquida, lo que debes hacer es añadir más pegamento blanco.
  6. Ya tendrás tu slime con el que poder jugar y disfrutar.

¿Que necesitas para hacer Slime paso a paso?

Aunque cada una de las recetas que podrás encontrar en este artículo tiene sus propios ingredientes, algunos de los más comunes en la mayor parte de ellas son los siguientes:

  • Agua. Se utiliza en recetas con harina para conseguir que el slime quede más espeso o aguado.
  • Colorante. Se utiliza para dar color al slime. Es preferible optar por un colorante vegetal puesto que no son tóxicos y no habrá problemas si se ingiere.
  • Pegamento o cola. Ayuda a la hora de unificar los diferentes ingredientes de una receta, al mismo tiempo que aporta textura y consistencia a la mezcla.
  • Harina de maíz o Maicena. Hace que el slime sea más consistente y mejora su textura.
  • Bicarbonato de sodio. Se utiliza para la creación de slime sin bórax, consiguiendo resultados similares al empleo de este ingrediente.

Consejos para hacer Slime paso a paso

Es importante que tengas en cuenta una serie de consejos antes de proceder a hacer slime paso a paso, de forma que así podrás obtener los mejores resultados.

  • Si guardas el slime en la nevera conseguirás que su vida útil sea mayor, por lo que te durará más tiempo.
  • En el caso de que almacenes el slime en un recipiente cerrado con tapa o un recipiente o bolsa con cierre hermético, conseguirás que se conserve mejor cuando no lo estás utilizando.
  • Debes cubrir la superficie de la zona en la que vayas a hacer tu preparación de slime. Usa también ropa que se pueda manchar, ya que los productos que vas a utilizar podrían dejar manchas complicadas de quitar.
  • No todas las marcas de pegamentos, colas y lentillas sirven para la preparación del blandiblú.
  • Puedes aprovechar para dejar salir a tu creatividad y probar con diferentes texturas.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.