Son muchas las personas que quieren hacer Slime, es decir, esa masa viscosa que parece un moco y que está tan de moda entre los niños, sin bórax, por ello os traemos una receta que os permitirá prepararlo haciendo uso de cola blanca.

En los últimos meses se ha popularizado el slime y son muchas las personas que se deciden a hacerlo en sus casas, ya que tiene la ventaja que no hay que acudir a la tienda para comprarlo, si no que se puede preparar en casa con diferentes ingredientes cotidianos y que toda persona puede tener en su casa o, en su defecto, que puede comprarse en cualquier comercio. Una de las ventajas del slime es que se puede preparar con muchas texturas, formas y colores diferentes.

No obstante, a la hora de hacer slime, aunque hay muchas maneras diferentes, hay que utilizar siempre productos que no conlleven un riesgo para la salud, es decir, que no provoquen ni quemaduras en la piel, ni si son ingeridos otros problemas de salud más graves. Es muy importante tener esto en cuenta cuando va a ser utilizado por niños que lo van a usar por jugar y que, por tanto, no deben estar expuestos a peligros por los ingredientes con los que estén elaborados los slime.

Para los niños hacer slime es todo un juego que les permite estirar la masa, aplastarla, doblarla, lanzarla… Por este motivo te animamos a que aprendas cómo hacer slime con cola blanca y tus hijos puedan empezar a disfrutar tanto con su preparación como jugando con ellos posteriormente.

Una ventaja de hacer el slime con cola blanca en lugar de con bórax es que el bórax puede ser más complicado de encontrar, o bien puedes preferir que tus hijos no jueguen con este ingrediente. En este caso puedes crear un slime que es seguro para los niños y por ello te recomendamos que lo pruebes si tienes hijos para que estos puedan jugar y divertirse con él, o bien si quieres probar por ti mismo cómo se hace. Seguro que te recuerda al «moco» que llegó a popularizarse décadas atrás, pero cuando la única forma de tenerlo era comprándolo, ya que no existía tanta información como en la actualidad en la red para poder crear todo este tipo de manualidades y juguetes.

En nuestra web podrás encontrar otras recetas para poder hacer slime por si quieres probar otras variedades diferentes a la que te vamos a explicar a continuación basada en cola blanca, ya sea para experimentar y comparar o simplemente por que no dispones de cola blanca pero sí de otros ingredientes o simplemente quieres evitar el uso de cola a la hora de preparar tu nuevo slime.

Cómo funciona la cola blanca en este slime

Si quieres saber la función que tiene la cola blanca en este slime casero en el que sustituye al bórax, a continuación te vamos a explicar cómo funciona en este caso.

La cola blanca se encuentra compuesta por un polímero denominado PVA que se encuentra fluyendo de manera libre en el agua. Al añadir el jabón, se consigue modificar el enlace existente entre las cadenas de polímeros y que hay cambios en sus propiedades físicas. De esta manera, en lugar de mantenerse en un estado líquido, pasa a estar más sólido. Así se conseguirá que se convierta en algo mucho más elástico, algo interesante.

En definitiva se crea una reacción orgánica que forma un polímero entrecruzado. Los polímeros son macromoléculas que se encuentran formadas por una unión de moléculas más pequeñas. Esto ocurre debido a que la cola cuenta con alcohol polivinílico (PVA), es un polímero y el detergente de ropa cuenta con polifosfatos. Al combinarse ambos, se crean cadenas de moléculas. Así al mezclar ambos el polímero pasa a ser viscoso, siempre y cuando las proporciones de ambos sea el adecuado.

Sin embargo, en el caso de que se hagan mal las proporciones el resultado no será el apropiado. Si colocas demasiado jabón (detergente) el polímero será demasiado rígido y no servirá para poder jugar con él.

Una curiosidad a tener en cuenta con respecto al slime es que, si te fijas, siempre está fresco. Esto se deb a que contiene una gran cantidad de agua y que ésta, para evaporarse, necesita coger calor y lo coge del propio slime, haciendo que el slime permanezca siempre frío.

Instrucciones para hacer Slime con Cola Blanca

  1. Debes empezar por colocar un poco de la cola blanca en una caja de plástico. En el caso de que estés decidido a utilizar colorante, puedes proceder a colocar unas gotas del color que quieras darle en esa misma caja, y procede a mezclarlo con la cuchilla desechable o el palillo de paleta. Ten en cuenta que el colorante te manchará las manos y la ropa, por lo que debes preparar la zona en la que vas a realizar el slime para protegerlo y evitar que se manche todo, especialmente si lo haces en medio de tu casa.
  2. Una vez hecho lo anterior, coloca unas gotas de jabón líquido para lavar la ropa en la mezcla. Si usas polvo disuelto mezclalo primero con agua y añade un poco. Según vayas poniendo las gotas de jabón tendrás que ir moviendo la mezcla.  Pasado un tiempo verás como la mezcla creada irá empezando a mostrarse más espesa, un aspecto que debes valorar, ya que cuánto más jabón eches, más espesa va a ser.
  3. Para conseguir el punto ideal debes ir probando hasta que notes una consistencia que sea viscosas, pero sin que llegue a quedarse completamente pegada en las manos o en el recipiente de plástico en el que lo hemos creado. Debes alcanzar este punto para que no quede demasiado líquido.
  4. De esta manera ya sabes cómo hacer slime con cola blanca, que, como has podido comprobar, es algo muy sencillo de realizar, siendo una de las recetas de slime más sencillas que se pueden hacer.
  5. Una vez hecho puedes guardar el slime en un recipiente que se encuentre tapado o bien una bolsa con cierre hermético, ya que esta es la mejor manera de conservarlo. Si lo guardas de la manera apropiada te puede llegar a durar semanas o meses. En todo caso, ten en cuenta que no suele durar más de uno o dos meses, ya que pasado ese tiempo se comenzará a secar y a modificar su apariencia. Si notas que empieza a desprender un olor desagradable, deséchalo de inmediato. En ese caso ya habrá llegado al fin de su vida útil y tendrás que preparar otro.

¿Que necesitas para hacer Slime con Cola Blanca?

  • Jabón para lavar la ropa
  • Bicarbonato de sodio
  • Caja de plástico
  • Papel o plástico con el que empapelar el suelo para protegerlo y evitar que se ensucie
  • Cuchara desechable o palillo de paleta
  • Cola blanca
  • Colorante comestible (es opcional). Para darle el color que deseas.

Consejos para hacer Slime con Cola Blanca

  • Si vas a prepararlo dentro de casa asegúrate de proteger debidamente todos los muebles y el suelo para evitar mancharlo todo.
  • Si vas a dejar a tus hijos que jueguen con el Slime asegúrate de que tienen una ropa apropiada y que van a jugar en un lugar en el que no van a manchar tu hogar.
  • No utilices ingredientes que puedan ser perjudiciales para tu slime.
¿Te ha gustado?