Cuando una persona quiere hacer slime contamos con una gran cantidad de opciones diferentes en lo que a recetas se refiere, siendo una de las que muchas personas buscan la de saber cómo hacer slime sin cola paso a paso.

En todo caso, antes de empezar a detallarte todas las instrucciones paso a paso, te vamos a dar unos detalles que debes conocer acerca del slime y esta receta en particular.

El slime es una masa viscosa que se puede moldear y que se ha convertido en toda una revolución en las redes sociales a lo largo de los últimos meses. E moco de gorila, con el nombre que también se le conoce, ya estuvo disponible años atrás, si bien ahora es cuando se ha convertido en viral, un tipo de juguete que tiene numerosos beneficios y que sirve para entretener a personas de todas las edades.

El slime tienen numerosos usos, siendo una de las formas de mantener entretenidos a los niños al mismo tiempo que ayuda a la hora de hacer que estos mejoren las habilidades motrices, tengan una mayor destreza en sus manos y, para las personas adultas, pueden utilizarlo para desestresarse, al igual que se puede hacer con otros muchos objetos. Cuando tengas el slime en tu mano, notarás una agradable masa que te costará soltar por que es adictiva.

Al crear slime es una actividad con la que tú también disfrutarás. Si quieres hacerlo con niños debes asegurarte de que no contiene ingredientes nocivos o tóxicos. Además puedes hacer uso de diferentes aditivos para decorarlo como purpurina o colorantes, consiguiendo así un slime que sea único y más divertido.

Razones por las que el slime es mejor sin cola

Una de las principales razones para preparar slime sin cola es que la toxicidad se reduce al mínimo. La gran mayoría de los slime convencionales cuentan con bórax, que se trata de un componente que es altamente tóxico al entrar en contacto con la piel, mientras que si cuenta con cola puede llegar a ser abrasivo en la piel si se utiliza de una manera prolongada.

Además hay que tener en cuenta que la receta sin cola es mucho más barata, ya que necesitas menos ingredientes y además son muy fáciles de encontrar, ya sea yendo a cualquier tienda o incluso teniendo esos ingredientes en tu propia casa.

Gracias al empleo de jabón y maicena, como se utiliza en esta receta, podrás crear un slime sin cola casero, siendo una gran opción puesto que son materiales muy fáciles de conseguir, que puede que incluso ya tengas en tu casa, y que no tienen ningún riesgo para la salud, que debe ser siempre una prioridad a la hora de hacer este tipo de manualidades y creaciones.

¿Por qué es tan popular el slime?

El moco de gorila o slime se popularizó a nivel mundial en 2017, un término que se puede traducir como una sustancia líquida pegajosa y gelatinosa, que se puede moldear, contraer, estirar y apretar. También se le conoce como blandiblú o moco de delfín, existiendo décadas atrás productos similares a los actuales. Por aquel entonces no había tanta información y por ello no se hacían a nivel casero.

El slime se ha convertido en un juguete muy popular entre niños puesto que pueden utilizarlo para jugar de múltiples maneras diferentes, pudiendo estirarlo, aplastarlo y moldearlo, todo lo que se le pueda ocurrir, al mismo tiempo que se puede disfrutar de una gran actividad en familia que podrá crear momentos que no olvidareis.

Que se prepare de una forma tan sencilla hace que los niños puedan experimentar por ellos mismo y se vean involucrados en la creación del juguete, lo cual hará que se diviertan tanto mientras realizan el slime como posteriormente manipulándola.

Por otro lado, se ha convertido en un objetivo tan popular por la gran información vídeos e imágenes que pueden encontrar en la red, tanto en YouTube como en otras plataformas, y por que se trata de un juguete muy llamativo tanto por su textura y forma como por los colores que puede adoptar, ya que se puede personalizar de la manera que quieras, usando colorantes diversos y brillantina, entre otros.

El juguete tiene además muchos beneficios para los niños (y no tan niños) ya que está comprobado que se trata de un producto que tiene numerosos beneficios a la hora de que lo usen niños que son nerviosos o tienen ansiedad, ya que les ayuda en forma de desestresante. Además contribuye al desarrollo de la motricidad y coordinación, algo muy útil tanto para los niños como para adultos e incluso personas de edad avanzada.  Por todo ello es muy aconsejable preparar slime.

Instrucciones para hacer Slime sin Cola paso a paso

Si quieres hacer tu slime sin cola en tu propia casa podrás llevar a cabo el proceso de forma muy sencilla.

  1. El primer paso es coger un recipiente de plástico hondo y de tamaño mediano. Introduce en su anterior la cantidad de Maicena o almidón de maíz que consideres.
  2. Añade al recipiente detergente líquido para hidratarla y empieza a revolver para conseguir una masa homogénea. Trata de lograr que no se pegue mucho a las paredes del recipiente.
  3. En el caso de que quieras crear un slime de colores, debes proceder a colocar el colorante comestible o vegetal en este momento en el recipiente. Puedes elegir el color que quieras. Cuánto mas colorante añadas, más intensidad tendrá el color elegido.
  4. Cuando hayas conseguido el color deseado y tengas tu mezcla homogénea debes sacar la mezcla y colocarla encima de la mesa. Si quieres mejorar su consistencia tendrás que amasarla. Si consideras que falta maicena se la podrás agregar.
  5. Amasa bastante, ya que cuánto más lo hagas mejor será el resultado final del slime y mejor quedará.
  6. Para conservar tu slime debes proceder a introducirlo en un recipiente que tenga una tapa, de forma que se pueda conservar bien para que lo puedas utilizar cuando quieras. En su defecto puedes usar una bolsa con cierre hermética. Si ves que al abrir el envase la masa está algo dura, tan solo tendrás que volver a amasarla cuidadosamente para que recupere su aspecto.

De esta manera tan sencilla ya tendrás hecha tu creación. Como ves, con pocos ingredientes y de forma rápida.

¿Que necesitas para hacer Slime sin Cola paso a paso?

  • Un recipiente de plástico, que preferiblemente debe ser de un tamaño mediano y que además sea hondo. Será donde realices la mezcla para la creación del slime.
  • Colorante comestible.
  • Fécula de maíz o Maicena.
  • Detergente líquido.

Consejos para hacer Slime sin Cola paso a paso

  • Habitualmente el slime se prepara con bórax, pero esto puede dañar la piel. Por ello, si vas a preparar slime sin cola blanca es mejor que busques una opción que no dañe tu piel.
  • Es aconsejable no abusar de la maicena. Se recomienda ir probando entre líquidos y sólidos. Es mejor que falte maicena a que sobre. Esto se debe a que si colocas demasiada maicena conseguirás una masa dura que te recordará a plastilina, más que un slime, ya que se secará muy rápido.
  • Es importante que a la hora de hacer el slime y al jugar con el se utilice ropa que se pueda ensuciar. Esto se debe a que tiene colorante y maicena y si se mancha la ropa, será complicada de quitar.
¿Te ha gustado?