Cómo hacer patinaje sobre hielo

Con la llegada del invierno, te enfrentas a dos opciones. La primera, quedarte en la casa lamentándote por no poder hacer las cosas que tanto te gustan, como pasear al aire libre con tu perro, salir a trotar e ir a otros lugares. La segunda opción es aprovechar las circunstancias para hacer cosas diferentes.

Quienes escogen la segunda alternativa, son los que ven el vaso medio lleno, y no medio vacío. Son personas positivas que tratan de buscarle el lado bueno a las cosas. Si eres de ese tipo de personas, te felicitamos y te animamos a seguir leyendo este artículo, pues se ha escrito pensando en personas como tú.

En la estación más fría del año se pueden practicar ciertos deportes que, de otra manera, no sería posible hacerlo. Tal es el caso del esquí sobre nieve y el patinaje sobre hielo. Si bien es cierto que se pueden hacer sin la presencia del hielo, este le aporta un toque muy especial.

patinaje sobre hielo

¿Ya sabes patinar, pero te gustaría aprender la técnica que se aplica en el patinaje sobre hielo o patinaje artístico? En tal caso, has llegado al lugar correcto. No tienes que buscar más. Durante la lectura de este artículo, podrás enterarte de cuál es la manera correcta de hacer patinaje sobre hielo.

Asimismo, conocerás cuáles son las herramientas que necesitas para ello, cuáles son las ventajas que ofrece a quienes lo practican y qué precauciones debes tomar en cuenta a la hora de lanzarte a la pista de patinaje.

Verás que, al terminar de leer, querrás comenzar a patinar en hielo para vivir una experiencia completamente diferente a lo que has hecho hasta ahora. Sin lugar a dudas, no te arrepentirás. Dale una oportunidad al clima frío. También te puedes divertir mientras está nevando. Veámoslo ahora mismo.

Instrucciones para hacer patinaje sobre hielo

patinaje sobre hielo

El patinaje es una actividad que pueden realizar personas de todas las edades, desde niños hasta adultos mayores. Aunque, por lo general, se comienza a practicarlo cuando se es muy joven. Por supuesto, esto no quiere decir que no se pueda aprender a cualquier edad. Para iniciarte en el mundo del patinaje sobre hielo, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Practica las caídas. Por más que suene pesimista, las caídas son muy habituales en esta actividad. No obstante, si aprendes cómo caer apropiadamente, evitarás sufrir daños o lesiones.
  2. Cuando sientas que estás perdiendo el equilibrio, dobla las rodillas y acuchíllate en una posición en pendiente. Procura hacer de lado, inclinándote hacia delante con las manos en tu regazo. En el momento que caigas, intenta rodar sobre las manos y rodillas.
  3. Otro aspecto importante en el patinaje es aprender a frenar. Para hacerlo, debes pararte con los dos pies juntos y sepáralos al patinar. Luego, saca un patín hacia un lado. Este movimiento hará que tu cuerpo se detenga y es muy similar al que se hace al esquiar.
  4. Haz deslizamientos básicos. Deslizarte es una manera de andar en el hielo y es ideal para comenzar a patinar. Simplemente, da dos pasos hacia delante, mientras que dejas que tu cuerpo se deslice hacia esa misma dirección. Repite esta acción cuantas veces sea necesario, hasta que te sientas cómodo. Cuando lo consigas, será el momento de levantar un pie a medida que vayas deslizándote.
  5. Haz deslizamientos más largos. Se trata del mismo movimiento del deslizamiento básico, solo que, en esta oportunidad, lo harás más extendido. Luego de avanzar, levanta un pie mientras te vas deslizando. Después, bájalo y levanta el otro y así sucesivamente. Esta es la base para el patinaje.
  6. Cuando hayas dominado los deslizamientos cortos y largos, intenta hacer zancadas en ocho. Después de deslizarte, el siguiente movimiento será juntar los talones. Desliza los pies y sepáralos. Luego, dirige la punta de los pies uno mirando al otro. Repite este movimiento una y otra vez. Verás que el rastro que dejas en el hielo es semejante al reloj de arena.

En el momento que te sientas completamente cómodo con este movimiento, podrás añadirle un grado de dificultad al levantar los patines del hielo en patrones alternados mientras estás patinando.

Estos son los pasos básicos para aprender a patinar sobre hielo. No te desanimes si te caes más de lo que habías pensado que sucedería. Levántate y continúa intentándolo. Pero, ¿qué necesitas para lograrlo? Veamos qué cosas tienes que tener a mano.

¿Que necesitas para hacer patinaje sobre hielo?

patinaje sobre hielo

  • Ropa más ligera de lo habitual. Debes usar ropa con la que te sea fácil moverte y que no se torne pesada al mojarse. Puesto que patinar es un ejercicio, tu cuerpo se calentará al entrar en movimiento y así no sentirás frío mientras estás en el hielo.
  • Un suéter ceñido o un abrigo que sea delgado. Puesto que los movimientos de todo principiante no son tan enérgicos, puedes complementar tu vestimenta con un abrigo ligero o una chaqueta. Procura que el atuendo sea fácil de poner y de quitar, en caso de que sudes para que no te resfríes. Asimismo, debe ser ligero y elástico para que no te estorbe a la hora de hacer ciertos movimientos.
  • Patines que te queden bien. Los patines deben ser ceñidos, pero cómodos al mismo tiempo. Puedes encontrar la mayoría de las tallas existentes en zapatos normales. Puesto que apenas comenzarás a patinar sobre hielo, puedes alquilar unos. Así tendrás la oportunidad de probar diferentes marcas y tallas, a fin de descubrir cuál es el par adecuado para ti. Luego, cuando comiences a practicar con más frecuencia, ve a una tienda de artículos deportivos y compra un par de patines que te queden ceñidos.
  • Calcetines o pantimedias. Esto te será de mucha utilidad para mantener tus pies calientes. Es muy importante que los pies no estén expuestos a demasiada humedad. Los calcetines deben ser de microfibra, nunca de algodón, ya que no absorben bien la humedad y dejarán tus pies muy fríos.
  • Casco, coderas y rodilleras. La seguridad es lo primero. Por eso, para evitar lesiones, en caso de que te caigas en el hielo, es importante que siempre estés bien protegido. En especial, cuando vas iniciando en el mundo del patinaje sobre hielo.

Estos son los elementos básicos que vas a necesitar para intentarlo. Pero, ¿qué recomendaciones te serían de utilidad a la hora de comenzar a patinar en hielo? Veámoslo.

Consejos para hacer patinaje sobre hielo

patinaje sobre hielo

Recuerda que, como es habitual antes de realizar cualquier actividad física, es importante que hagas un breve calentamiento. Esto te será de mucha ayuda para evitar que te sientas adolorido cuando estés en el hielo, en vista de que puede que tu cuerpo no esté acostumbrado al frío.

Debido al clima, al principio tal vez sufras calambres frecuentes. Para aliviar esta molestia, solo debes estirar las piernas sobre las barras de la pista de patinaje antes de entrar en ella.

Evita, por todos los medios, mirar hacia abajo. En un principio, quizás te sientas tentado a hacerlo para ver el movimiento de tus piernas y para asegurarte de que sean correctos. Sin embargo, esto no te ayudará para nada. Al contrario, aumenta las posibilidades de que sufras un accidente.

Mantén la cabeza en alto, de tal manera que puedas vigilar de no chocar contra nadie en la pista. Además, de esta manera irás ganando seguridad al patinar.

Al patinar, inclínate ligeramente hacia delante. Dobla tus rodillas y dirige tu peso hacia delante. Si te inclinas hacia atrás solo lograrás caer de espaldas en el hielo. Lo que podría hacer que te golpees la cabeza.

Cada vez que puedas, practica el patinaje sobre hielo. Si bien es cierto que es una actividad compleja y que toma años llegar a dominarla, mientras más practiques, desarrollarás mejores habilidades.

Puede ser un poco frustrante el no poder evaluarte a ti mismo en este particular. Por eso, lo más recomendable es que busques la asesoría de un profesional. Él se encargará de indicarte si tu postura es la apropiada y te ayudará a corregir las fallas que estés presentando al ejecutar cada movimiento.

Beneficios

patinaje sobre hielo

Puesto que se trata de un deporte muy completo, puede traerle muchos beneficios a tu cuerpo. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Trabajas casi todos los grupos de músculos del cuerpo.
  • Te hace más flexible.
  • Mejora tu equilibrio.
  • Aumenta tu capacidad de resistencia.
  • Contribuye a la quema de calorías.
  • A diferencia de otros deportes, el patinaje sobre hielo no incrementa la resistencia cardiovascular.
  • Te ayuda a liberar el estrés acumulado e incrementa la sensación de bienestar.

No obstante, pese a todos los beneficios que puede tener, es importante que estés al tanto de los riesgos que conlleva.

Sus riesgos

patinaje sobre hielo

Algunas de las cosas que pueden suceder mientras patinas sobre el hielo son las siguientes:

  1. Las caídas. Este es el principal riesgo que debes tener en cuenta, ya que no solo depende de tus habilidades al patinar, sino también de la naturaleza de la superficie del hielo.
  2. Las colisiones. Esto puede suceder mayormente en el caso de pistas llenas. Tal vez llegues a chocar con otros patinadores, en especial si son principiantes como tú, en vista de que no pueden detenerse con rapidez.
  3. Las lesiones. Algunas de ellas son habituales en quienes están comenzando en esta actividad. Por ejemplo, los moretones, las ampollas en los pies como consecuencia de la fricción de la bota en los calcetines, cortes pequeños debido al filo de las cuchillas, esguinces, fracturas y lesiones en la cabeza.

No obstante, las lesiones más graves suelen ser menos habituales. Si vas poco a poco, será menos probable que ocurra un accidente lamentable. Por eso, tómate las cosas con calma y, en poco tiempo, con mucha disciplina y práctica, llegarás a ser todo un profesional en el patinaje sobre hielo.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.