Seamos sinceros, a todos nos gusta reírnos y ver cómo se gastan varias bromas, pero no a todos nos gusta que nos hagan las bromas a nosotros.

Existen muchos tipos de bromas, incluyendo las muy pesadas, o las que simplemente pueden dar pequeños sustos, pero siempre debemos tener en cuenta que da igual el tipo de broma que nos guste hacer, también debemos tener en cuenta a la persona a la que se la vamos a hacer, su personalidad y cómo podría tomarse la broma, si va a ser un tema de risa o si realmente le va a resultar más molesto que divertido.

Si quieres saber cómo hacer bromas, tanto para principiantes como para añadir alguna broma nueva a tu repertorio, sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrarte todo lo que necesitas saber para hacer bromas fáciles y divertidas.

Recuerda que puedes hacerles bromas a tus amigos y familiares, pero es posible que se venguen de ti de alguna forma, o puede también que seas tú quién se esté vengando por los momentos que te hayan hecho pasar.

Bromas fáciles

Veamos aquí algunos ejemplos de bromas fáciles que puedes hacer a tus conocidos y que no te llevarán de demasiado tiempo y son bastante fáciles.

Tapar el sensor del mouse. En este caso, la broma consiste en que el ratón del ordenador de tu amigo no funcione correctamente, de forma que por más que lo intente y lo mueva no conseguirá que el ratón le haga caso. Para ello, tan solo necesitas colocar un trozo de cinta adhesiva en el sensor del ratón (esta parte normalmente estará iluminada en rojo) o en el caso de que tu amigo tenga un ratón antiguo con rueda, puedes ponerle la cinta adhesiva de extremo a extremo de la rueda, o incluso extraer la ruedita con facilidad (pero en este caso el ratón se sentirá liviano y puede darse cuenta antes de lo que pasa, además recuerda no perderla). Y dejar el ratón en la misma posición en el que lo dejó tu amigo, así no sospechará nada. Y ahora solo tienes que sentarte a ver qué tal ha resultado tu broma.

Si quieres algo aún más divertido, puedes ponerle alguna caricatura a la cinta adhesiva, o incluso alguna palabra o frase divertida.

El jabón que no funciona. En el caso de que tengas acceso a la pastilla de jabón o desodorante de tu amigo o a alguno comunitario, esta broma puede serte de utilidad, pues se volverá loco intentando sacar espuma y jabón sin conseguirlo. Para esta broma vas a necesitar coger la pastilla de jabón o el desodorante de tu amigo y pintarlo con esmalte transparente. Puedes usar por ejemplo esmalte de uñas transparente o incluso alguno en spray que puedes encontrar barato en cualquier bazar. Deja secar por unos minutos y luego dale la vuelta para pintar también por la otra cara del jabón. Después de que todo el jabón esté bien recubierto por el esmalte y esté bien seco y por supuesto  que no se note la capa de esmalte, lo pondremos en su lugar correspondiente y esperaremos la ocasión ideal para reírnos de la reacción de nuestro amigo. Esta broma resultará todavía mejor en el caso de que tu amigo sea un fanático de la limpieza. Recuerda que esta broma solo será factible en el caso de que tu amigo use pastilla de jabón o un desodorante de bola, que no podrás hacer esta broma en el caso de productos en spray o líquidos.

Fuente foto: http://www.taringa.net

 

Bromas de olores

Jugar con los olores es una forma ideal para hacerles bromas a tus amigos.

La más fácil de todas es coger un producto en spray similar al ambientador que use tu amigo, o que esté a su alcance para su uso y cambiarle la etiqueta, este producto que escojas debe tener un olor desagradable y que le pueda resultar molesto. En cambio la etiqueta que le colocaremos en su lugar debe ser atractiva y de un ambientador de olor agradable.

Otra buena broma puede ser escogiendo un espray fácil de usar y con un olor desagradable, y con una cinta adhesiva que sea de super fijación, vamos a colocar el spray justo detrás de la puerta que vaya a abrir, de forma que cuando la puerta llegue contra la pared, el manillar golpee el spray desprendiendo el olor desagradable nada más entrar por la puerta.

Bromas con sonidos

En este caso podríamos sustituir el spray de olor desagradable por una bocina, así cuando la puerta golpee contra la pared, tu amigo se llevará un tremendo susto al oír ese estridente sonido.

Esta bocina también se la puedes colocar bajo el asiento, si se trata de la típica silla de oficina con un poco de muelle, y que al sentarse la parte del asiento baja un poco, de forma que pueda golpear contra la bocina y llevarse un buen susto.

Por supuesto entre las bromas con sonidos no podemos olvidar la típica broma de las pedorretas. En este caso debes colocar bajo el asiento o bajo el cojín del asiento una bolsa de aire, que, produzca ese sonido tan vergonzoso cuando tu amigo se siente en su silla.

Bromas con animales

Si vas de compra con tu amigo, o familiar, o incluso si quieres gastar una broma a tus vecinos en el supermercado, puedes colocar un animalito de plástico que produzca una reacción de susto, como por ejemplo, una cucaracha, una serpiente, una araña, o una rata. Coloca este animalito entre las frutas, las verduras o en algún producto que tu amigo realmente vaya a coger, verás qué susto se lleva cuando vea ese animalito entre la comida. (Para que tenga total efecto, el animalito debe estar escondido pero no demasiado, y además que parezca lo más real posible, y que no se note que es un juguete o es irreal.

Otra broma ideal consiste en dibujar en cartulina o cartón cucarachas o arañas y pegarlas por dentro del faldón de la lámpara, así cuando tu amigo encienda la lámpara y los animalitos se reflejen de inmediato, se llevará un buen susto. Procura que el contraste entre el color de la mampara y el color de cartulina combinen y que produzcan el resultado de una sombra verdadera de estos animalitos.

Broma con bebida gaseosa

Fuente foto: http://www.upsocl.com

En este caso, será mejor que te prepares para limpiar después de la broma, pero el resultado merecerá la pena. En este caso debes abrir una botella de alguna bebida gaseosa, como la Coca Cola e introducirle un mento o una pastilla de soda mentolada. Cierra la botella y agítala suavemente. Cuando tu amigo abra la botella para servirse un vaso de refresco, verá como la botella se convierte en una fuente y comienza a salir burbujas y líquido sin parar.

Fuente foto: http://www.upsocl.com

Otra broma que puede resultar desagradable es añadirle caldo de pollo a la ducha de tu amigo. Tan solo vas a necesitar una pastilla de caldo de pollo y acceso a su ducha. En este caso desenrosca el capuchón por donde sale el agua para que puedas meter la pastilla en su interior o en la tubería. Recuerda que no debe quedar prieto por completo o hará un tapón y no saldrá nada de caldo por la regadera. Así cuando tu amigo se vaya a duchar, en vez de salirle agua le saldrá caldo de pollo, una broma un poco desagradable…

Aquí te hemos mostrado cómo hacer bromas usando diversos productos y con diferentes efectos, así que empiece a ganarte algunas risas con tus amigos y a disfrutar de buenos momentos.

¿Te ha gustado?