Cómo conducir un kart

Una de las actividades preferidas por muchos niños (y no tan niños) es la de conducir un kart, la cual puede aportar mucho entretenimiento y diversión, si bien hay que tener en cuenta una serie de consideraciones previas para poder tener una primera toma de contacto con este vehículo.

Aprender a conducir este pequeño vehículo es fundamental para poder disfrutar del karting. Manejar un vehículo a motor siempre puede ser una gran experiencia, pero al mismo tiempo hay que tener en cuenta que se debe practicar con todas las medidas de seguridad; y también abogado por una total responsabilidad para evitar accidentes y situaciones desagradables.

Consideraciones previas para disfrutar del karting sin riesgo

Aunque en principio cualquier persona se puede poner al mando de un kart y sentir la emoción de conducirlo en un circuito, hay algunos puntos que se deben tener en cuenta antes de meterse de lleno en este tipo de actividad, principalmente por motivos de seguridad.

Condición física y edad

En primer lugar es importante tener una buena condición física. Aunque lo vayas a manejar con amigos, tanto el peso como la estatura influyen a la hora de conducirlo. Cada conductor debe ser capaz de sacar el máximo partido a sus características.

En lo que respecta a la edad, en la actualidad se pueden encontrar opciones tanto para adultos como para niños, siendo aconsejable seguir siempre las recomendaciones del circuito para reducir los riesgos.

Elementos de seguridad

Para poder conducir un kart de manera segura es imprescindible vestir con guantes, mono y casco para protegerse; y también para poder disfrutar de una mayor comodidad y una suficiente libertad de movimientos. Es aconsejable ir siempre con ropa cómoda que te permita mantener en todo momento una postura adecuada.

Otro punto clave es el calzado. Debes olvidarte de cualquier tipo de calzado que no sea adecuado, como chanclas o sandalias. Siempre que sea posible opta por zapatillas deportiva que no sean de tela; y a poder ser, que protejan el tobillo.

Normas

Las pistas de karting, por norma general, hacen una serie de recomendaciones a los usuarios. Estas implican llegar al lugar con suficiente antelación sobre la hora de llegada, pero también sobre la forma en la que deben conducir y cómo deben conducir para no correr riesgos.

Es importante tenerlas muy en cuenta y no llevar a cabo ninguna actitud en pista que pueda suponer un riesgo y problema para tu propia integridad y para la del resto de conductores.

Tips para conducir un kart

A la hora de saber cómo conducir un kart es importante seguir una serie de consejos o tips, de los cuales dependerá que puedas llegar a dominar este vehículo. Algunos de los más importantes son los siguientes:

Pon atención a los previos

La primera vuelta, al igual que ocurre en una competición, debe ser tomada como vuelta de reconocimiento. En ella se reconocerá tanto el circuito como las propias prestaciones del kart. En esa primera vuelta es aconsejable optar por una velocidad baja o al menos moderada, ya que no debes tener prisa por correr y sí por conocer las características del circuito y el vehículo.

Curvas

A la hora de tomar una curva con un kart te encontrarás con que es parecido a hacerlo con una moto o un coche, pero no es exactamente igual; y este es uno de los temas que más preocupan a las personas que comienzan a subirse a este tipo de vehículos.

Para poder trazar una curva de la mejor forma posible, debes tomarla de fuera hacia dentro. No obstante, al hacerlo debes ser consciente de que el peso del coche es bajo y que tu cuerpo jugará un papel importante para equilibrarlo. Para poder tomar la curva de la mejor manera posible es importante llegar con una velocidad adecuada, para que no tengas que frenar a la entrada ni mientras haces la trazada. Es la forma más rápida y segura de trazar una curva con un kart.

Frenadas

En el caso de las frenadas, en un kart el freno debe manejarse con fuerza y precisión. No debes frenar en exceso y de forma muy prolongada. Lo más recomendable es hacer frenas cortas, pero precisas y potentas; y por supuesto, en el momento apropiado.

Además, no debes frenar y acelerar al mismo tiempo, ya que en ese caso será probable que hagas un trompo que puede ponerte en peligro tanto a ti como al resto de conductores.

Aceleración

Además de lo anterior, debes tener consideraciones a la hora de acelerar el kart. Lo primero si estás aprendiendo es que te lo tomes con calma. Debes acelerar con confianza, y esta tendrás que ir adquiriéndola de forma progresiva. Por ello deberás evitar tratar de acelerar al máximo desde el primer momento.

A la hora de las curvas, debes ser consciente de que el mejor momento para acelerar es al salir de la curva y nunca se debe acelerar al entrar o cuando se está realizando la misma, ya que esto podría provocar tu salida de la pista.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.