Seguro que más de una vez has visto algún truco de magia que te ha dejado “descolocado”, de eso se trata, de sorprender al público sin que sepan a ciencia cierta cómo se ha logrado el truco de magia. Si bien es cierto, algunos trucos son muy fáciles de adivinar cómo lo hacen, ya sea por la facilidad del truco como la inexperiencia del mago o porque el mago lo ha dejado entrever claramente.

La magia es un arte, y comúnmente se denomina que por arte de magia se ha hecho un milagro. Pero no es todo “milagroso” en realidad detrás de cada gran truco de magia hay un desarrollo, una clave, y estas claves son fuertemente guardadas en secreto por los grandes magos.

Si quieres ver 5 trucos de magia desvelados en este artículo de doncomos.com vamos a mostrarte los trucos y cómo hacerlos para que puedas sorprender a tu familia y amigos poniéndolos en práctica o simplemente para tranquilizar tu curiosidad.

Cuando hablamos de magia estamos hablando de dejar al público asombrado, que sienta incertidumbre, que se queden pensando… Esa duda es la clave principal de la magia, se debe mostrar un truco, crear expectación, pero sin que el público averigüe cómo se hacen.

Detrás de la magia siempre encontraremos un mago. El mago y la magia vienen de la mano, pero, dentro de los magos podemos encontrar diversos grupos dependiendo de la parte de la magia que abarquen. De este modo podemos encontrar a los escamoteadores, los cuales son los que se dedican a hacer desaparecer un objeto a simple vista de su público, sin que este se dé cuenta. Por otro lado podemos encontrar a los que se dedican a la prestidigitación, es decir, que se encargan de hacer juegos de manos. Por otro lado encontramos a unos de los más famosos grupos de magos, son los que se dedican a la escapatoria, tanto con ataduras o sin ellas (seguro que reconoces a uno de los mejores escapistas de la historia Harry Houdini) estos magos protegen fielmente los secretos de sus escapes, por tanto requieren que la gente de su alrededor, como sus ayudantes también se comprometan (por contrato) a guardar el secreto profesional. Por último encontramos a los cartománticos, estos son los que tienen una gran habilidad en los trucos de magia con cartas.

Si quieres convertirte en un mago o hacer algunos trucos a tus conocidos recuerda que la primera regla de este mundo es no contarle a nadie el secreto de cómo se hace el truco que has hecho.

Si estás empezando en este mundo quizás te convenga aprender algunos trucos fáciles que te permitan trabajar la habilidad de tus manos. Por ello puedes empezar haciendo trucos de magia fáciles con cartas o con objetos sencillos. Recuerda que “no existe la magia” detrás de la magia hay trucos y una gran habilidad del mago.

A la hora de realizar un buen truco de magia puedes necesitar diferentes objetos, como cartas, mesa, moneda, etc, pero lo importante es tener buen pulso, una buena concentración y mucha práctica para que todo salga perfectamente cuando lo pongas en práctica.

Por otro lado, cuando vayas a explicar qué quieres que hagan los participantes en el truco debes hacerlo e forma clara pero intentando mantener cierto misterio e intriga, para que el participante o el público en general desee averiguar cómo lo has hecho.

Ahora vamos a mostrarte 5 trucos de magia desvelados que pueden servirte para comenzar en este mundo y sorprender a tu público.

  • Truco con 18 cartas

Para realizar este truco vamos a necesitar apartar de un mazo de cartas 18. Da igual cuáles escojas. Por otro lado vamos a necesitar una persona que será la que participe activamente en el truco y a la vez será a la que sorprendamos.

Lo primero que debes hacer es enseñarle las 18 cartas. Dile que escoja una mentalmente hablando. Y por supuesto debes explicarle que el truco reside en que tú vas a adivinar su carta. Una vez que el participante te diga que ya ha escogido cierra las cartas en un mazo, pero sin removerlo.

Ahora vamos a ir colocando sobre una mesa las cartas, una por una de izquierda a derecha, de forma que las coloques en tres columnas con 6 cartas cada una. Ahora deberás preguntarle a tu participante en qué columna se encuentra su carta. A continuación coge las dos columnas en donde no se encuentra su carta y las unes. Ahora pones la última columna (donde sí está su carta) en la parte de abajo del mazo de las dos columnas anteriores.

Volveremos a repartir las cartas como antes y también repetiremos el proceso preguntando donde está la carta. Cogemos las dos columnas donde no se encuentre la carta. A continuación la columna donde sí está la carta la uniremos y la pondremos en la parte de arriba del mazo de las dos columnas anteriores.

Por última vez volveremos a repartir las cartas, en este caso, las cartas de la columna donde se encuentra la del participante las pondremos en medio de las cartas de las otras dos columnas. (Es decir, cogeremos una columna de las dos restantes, pondremos la de la carta debajo de ella, y las cartas de la otra columna irá debajo del mazo).

Ahora el truco reside en que crea en que vas a adivinar su carta, pero en realidad vas a contar 8 cartas. La octava carta será la carta del participante.

  • Truco carta secreta

En este caso necesitas un mazo de cartas y una persona. Del mazo de cartas vas a enseñarle una supuesta carta al azar, pero pegada a ella por detrás deberás también sacar otra carta (carta secreta).

Ahora metes las cartas en el mazo y debes sacar la carta secreta (siempre simulando que es la de la persona). La pones en el centro de la mesa, y a cada lado pondrás una parte del mazo de cartas. (En el de la derecha debe estar en donde está la carta del participante). Ahora pondríamos la carta secreta sobre el mazo de la izquierda. Ahora pon el mazo de la derecha sobre el de la izquierda. (Así la carta de la persona queda encima).

Ahora dile que sople, así su carta se pondrá encima y ¡Voilá!

  • Truco dos mazos

Para este truco dile a la persona que divida el mazo en dos. Él se queda con uno y tú con otro. le dirás que escoja una carta y que la ponga encima del mazo, tú te darás la vuelta “para no verle” y mientras tú voltearás una carta del final del mazo y la voltearás. Ahora pones el mazo tuyo sobre el de él, le dices que se ponga el mazo en la espalda y que ponga la carta de arriba en el centro del mazo.

Ahora dile que vas a buscar su carta. Busca sin que se cuenta la carta que tú volteaste, ya que justo debajo estará la suya.

  • Truco cuchara doblada

En este caso necesitas una cuchara y una moneda similar al extremo del mango de la cuchara. Deberás explicar a todos que doblas la cuchara. Pero en realidad debes sujetar la cuchara y la moneda con la misma mano. El mango de la cuchara parecerá que se dobla a la vez que muestras parte de la moneda. Debes hacerlo con una sola mano por lo que la habilidad es importante.

  • Conejo en sombrero

Este truco tan típico es fácil de hacer. Necesitas una mesa, un sombrero y un conejo dentro de una bolsa de tela negra, la cual colgarás en el lado de la mesa donde se encuentra el mago. De esta forma, el público no verá que, cuando el mago voltea su sombrero, lo ventará un poco hacia donde está el conejo colgado para ponerlo dentro. A continuación saca el conejo del sombrero.

Usa estos 5 trucos de magia desvelados para sorprender a tus conocidos con tu habilidad.

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.