En la antigüedad, el hombre primitivo sintió la necesidad de imitar los diferentes sonidos producidos por la naturaleza. Para ello, se apoyó en diversos recursos que tenía a su alrededor y lo intentó, quedando gozoso de lo que escuchaba y creando lo que hoy en día conocemos como: instrumentos musicales. Identificándose, como la primera herramienta musical, la flauta. La cual surgió por el descubrimiento de las pinturas de flautas y silbidos que podrían encontrarse dentro de las cavernas.

Así, se dice que los primeros instrumentos musicales, fueron creados con materiales como hueso, caña, palo, entre otros. Dichas herramientas musicales, fueron encontradas dentro de las cuevas y tumbas. En ese entonces, la música nació por la necesidad de resguardarse de los fenómenos naturales; es decir, alejar los espíritus malignos a la par que se pedía ayuda a los dioses. Asimismo, a estos últimos, acostumbraban a exaltarlos, haciendo uso de la música. Cuando llegaban las olas de frío acompañadas por intensos vientos, los primitivos lo comunicaban a través de los sonidos. Igualmente, cuando estos tiempos climáticos pasaban, tendían a celebrarlo haciendo uso de la música. De allí, nació la idea de que la música influye notoriamente sobre los estados de ánimos que adopta el ser humano.

Entonces, los instrumentos musicales, son objetos construidos con la finalidad de producir sonidos en diferentes tonos; altos, bajos e intermedios. Los mismos, suelen elaborarse de diversos materiales, pero, generalmente, podemos encontrarlos de metal y madera, sin descartar otros. Asimismo, existe una amplia clasificación de estos. Principalmente, se clasifican en: viento, cuerda y persecución.

Los primeros, integran a aquellos instrumentos que producen sonidos por las corrientes de aire; por ejemplo, flauta, saxofón, trompeta, entre otros. Seguidamente, se encuentran los instrumentos de cuerda, que se caracterizan por estar compuestos por resistentes hilos que aportan la melodía; por ejemplo, violín, guitarra, arpa, entre otros. Y, finalmente, los de persecución, involucra a aquellas herramientas cuyos sonidos se originan al golpear o agitar el instrumento musical; por ejemplo, tambor, bombo, maracas, otros.

En relación, a los instrumentos de cuerda, el más conocido y usado a nivel mundial, es la guitarra. Esta, es un instrumento musical, generalmente, fabricado en madera. También las hay de metal, y se denominan: guitarras eléctricas. La estructura de las guitarras tradicionales, consisten en una caja de madera que posee un agujero acústico en el centro de la parte superior del cajón, así, como un tablón que contiene un diapasón en el extremo, y en el cual se encuentran conexas seis cuerdas tensadas, las cuales producen el sonido.

La manera correcta de tocar la guitarra, es apoyándola en el regazo, dejando el tablón hacia la izquierda, y deponiendo las cuerdas de abajo hacia arriba; utilizando los dedos para lograr el sonido. Sin embargo, se deben tomar en consideración una serie de pasos para lograr el sonido idóneo. Por ello, a continuación, te explicamos: «¿Cómo tocar la guitarra?».

¿Que necesitas para tocar la guitarra?

  • Guitarra

Instrucciones para tocar la guitarra

El propósito fundamental de las guitarras, es producir sonidos armoniosos, con la combinación de diferentes notas musicales, las cuales se adecuan al resultado que se quiere obtener. Por ende, a continuación, te indicamos «¿Cómo tocar la guitarra?», para que consigas melodías perfectas y gozosas de escuchar.

  1. Conócela: antes de comenzar, es importante que conozcas las partes de la guitarra, las cuales te mencionamos anteriormente, para poder dominarla.
  2. Guitarra acústica: selecciona una guitarra clásica, para iniciar el procedimiento de enseñanza. Luego, puedes adaptar los mismos pasos con la guitarra eléctrica, si es de tu gusto. Sin embargo, presentan unas pequeñas variaciones.
  3. Plectro/púa: es una pieza pequeña, delgada y firme, utilizada para tocar la Te recomiendo, que para mejores resultados ubiques una, si está en tus posibilidades. Sino, no te preocupes, puedes utilizar tus dedos.
  4. Identifica las notas musicales: estas, son sonidos que se caracterizan por una determinada vibración cuya periodicidad es constante. En tanto, las notas musicales son: do, re, mi, fa, sol, la, sí.
  5. Posición: apoya la cintura de la guitarra en tu pierna izquierda, inclinando el tablón hacia arriba, de manera de que tu mano izquierda pueda llegar más fácil al diapasón. Asimismo, apoya tu antebrazo derecho en el borde de la caja, para conseguir mayor firmeza y los sonidos que generarás, estarán equilibrados. Apoya tu pie izquierdo en una superficie elevada, para posteriormente, descansar la parte inicial de la guitarra en tu pierna izquierda.
  6. Movimientos: con el dedo índice de tu mano derecha, toca la primera cuerda, cuatro veces, descansando en la segunda cuerda; sin presionar la parte superior de la guitarra con tu mano izquierda. Luego de ello, repite el paso, esta vez, colocando el dedo índice de la mano izquierda, en el tercer traste (banda metálica) del tablón (mástil).
  7. Agrega un paso al anterior: repite el paso anterior, solo, esta vez, cuando termines de tocar la primera cuerda en el tercer traste, baja al quinto y sigue tocando, cuatro veces con tu dedo índice derecho mientras acercas tu dedo índice izquierdo a la quinta banda metálica que compone tu tablón (mástil). Luego, baja a la séptima banda metálica y sigue el procedimiento, toca con tu dedo índice derecho la primera cuerda, mientras acercas el índice izquierdo al séptimo traste. Luego de ello, regresa al quinto, y repite. Una vez acabes ese movimiento, regresa a la tercera banda metálica (traste) y toca nuevamente.
  8. Forma una melodía: esta vez, practicaremos las tres notas anteriormente tocadas, pero, en un orden diferente para crear una melodía. Por ello, inicia tocando la primera cuerda en el tercer traste, dos veces, con tu dedo índice derecho, mientras acercas el izquierdo, a la tercera banda metálica. Ahora, repite el mismo movimiento, esta vez, en el quinto traste. Finalmente, toca una vez en el séptimo traste, sube al quinto y vuelve a tocar una vez, y finaliza la melodía en el tercer traste.
  9. Practica la melodía: repite los pasos anteriores, varias veces seguidas y habrás creado tu primera melodía.

Consejos para tocar la guitarra

La guitarra es un instrumento musical capaz de crear hermosas melodías con diversidad de tonos, altos, bajos e intermedios. Anteriormente, te reseñamos «¿Cómo tocar la guitarra?», al enseñarte a crear tu primera melodía. Asimismo, a continuación, te presentamos, una serie de consejos que te serán de gran utilidad durante el proceso de aprendizaje musical y de aprender a tocar la guitarra.

  1. Los trastes, son las bandas metálicas que componen el tablón (mástil de la guitarra). Estos, son veinte.
  2. Para obtener un sonido firme al realizar el primer movimiento, representado por el dedo índice sobre la primera cuerda; es importante, que no coloques el dedo índice de tu mano izquierda, sobre la banda metálica, pues, generarás un sonido al vacío. Lo correcto, es acercar lo más posible, este dedo a la barra metálica.
  3. Como te mencionamos, es recomendable que inicies el proceso de aprendizaje, con una guitarra acústica (clásica); antes de tocar otros tipos.
  4. Sé paciente y constante, todo aprendizaje requiere dedicación y tiempo.
  5. Practica constantemente, para dominar el instrumento.
  6. Inicialmente, mantén la posición indicada, luego, cuando domines el instrumento, podrás adoptar otras posiciones.
  7. Repite los pasos poco a poco, no te apresures para poder lograr sonidos armoniosos.
  8. Si tienes el plectro/púa, utilízalo en lugar de tocar directamente la cuerda con tu dedo índice derecho. Si por el contrario, no lo tienes, continúa tocado con tus dedos, igual, formarás hermosas melodías.
  9. En este artículo de Talento también te enseñamos a tocar la guitarra.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.