Alejarnos de la rutina, ya sea por unos días o unas horas, es algo bastante placentero, compartir con la naturaleza, no importa si estás cerca de la casa o no. Planear una excursión ya sea con tus familiares o a amigos es un gran plan para disfrutar de la compañía y del aire libre, además que se practica un poco de ejercicio. Para que esta sea una experiencia totalmente positiva, es bueno irse preparados, por este motivo en doncomos te damos unos consejos para que sepas Cómo preparar una mochila para ir de excursión.

¿Que necesitas para preparar una mochila para ir de excursión?

  • Mochila
  • Ropa
  • Botiquín de primos auxilios
  • Navaja multiusos
  • Linterna
  • Pilas
  • Gps
  • Mapa
  • Brújula
  • Sleeping

Instrucciones para preparar una mochila para ir de excursión

  1. Elegir la mochila: las excursiones pueden durar uno o varios días, si tu caso es la segunda opción es preferible que adquieras una mochila especial para senderismo y excursiones, el tamaño de éstas se da por litros, las más pequeñas las puedes encontrar entre los 20 y 35 lt, mientras las más grandes las puedes encontrar desde los 55 lt hasta los 70lt. Si tu excursión durará sólo unas horas, no es necesario que adquieras una mochila, puedes usar la que ya tienes para tu uso diario, siempre y cuando sea cómoda, pues recuerda que posiblemente caminarás por terrenos que no son los más ideales y que las distancias son largas.
  2. Revisa bien tu mochila: mira cómo es su espacio, con qué bolsillos cuentas y dónde están ubicados, qué cremalleras tiene, la idea es que logres optimizar de la mejor manera el espacio en el momento de empacar.
  3. Haz una lista: puedes escribir primero en un papel la lista de cosas que necesitas llevar para que así no te falte nada; será indispensable llevar alimentos que no sean perecederos y agua.
  4. Ropa: debes empacar ropa que sea cómoda, los pantalones largos deben ser de tela, puedes llevar pantalones cortos pero debes protegerte más esta zona para que no te piquen los mosquitos, ni recibir quemaduras del sol. Las camisetas que lleves también deben ser de algodón y de colores claros, esto es con el fin de que haya ventilación, también debes incluir medias (calcetines) que sean en algodón. Siempre debes llevar un suéter (jersey) contigo, no sabes con qué temperaturas te puedas encontrar.
  5. Utensilios: lleva contigo una navaja multiusos o alguna herramienta que la reemplace, ésta te podrá sacar de muchos apuros y también lleva contigo un mechero, una linterna y pilas de repuesto para la misma, una lista con los teléfonos de emergencia, gps, brújula y mapa.
  6. Botiquín: arma tu botiquín de primeros auxilios: analgésicos, curitas (tiritas), cinta adhesiva para heridas, algún relajante muscular, gazas, yodo, alcohol, repelente, otros medicamentos como por ejemplo para los dolores de estómago, vómito o diarrea, pomada para aliviar las picaduras de los insectos y un jabón neutro, toallitas antisépticas, una solución antiséptica, crema antibiótica, guantes de latex, unas tijeras y unas pinzas.
  7. Otros: no olvides tu sleeping (saco para dormir) en caso de que tu excursión requiera pasar unas noches; el protector solar es muy importante.
  8. Revisa todo: antes de que comiences a empacar, extiendo todo lo que llevarás donde lo puedas ver, puede ser encima de tu cama y mira bien si de pronto te falta algo que no hayas puesto en la lista, debes estar muy seguro que esté todo.
  9. Empacar: ahora debes proceder a empacar tus cosas y lo debes hacer de la siguiente manera: las cosas que sabes que necesitarás más pronto y que más utilizarás deben quedar por encima y lo que necesitarás ya finalizando el día deben quedar abajo o sea que debes empezar con estas últimas. Pon los accesorios pequeños en las cremalleras y los bolsillos del exterior, así los tendrás a la mano y evitarás que se te pierdan. Para que la mochila te quede ordenada, puedes empacar juntando lo que es similar, pon todos tus pantalones juntos, luego todas tus camisas y así sucesivamente. Empaca tu ropa interior en una bolsa hermética a la que no le pueda entrar la humedad, así las tendrás a salvo si surge alguna eventualidad, como por ejemplo un aguacero o si se te derrama algo; si tu excursión es de varios días empaca una muda completa también dentro de una bolsa hermética.
  10. Busca el equilibrio: ten en cuenta que esta mochila la llevarás a cuestas y tener un desequilibrio en el peso podría traducirse en daños para tu espalda: pon lo más pesado en la mitad y en la parte de arriba. Fíjate que los objetos duros, cilíndricos y puntiagudos no vayan ubicados en la zona que dará contra tu espalda, podrían ser una gran molestia.
  11. Prueba final: una vez empacada tu mochila, pruébatela para ver que haya quedado cómoda y así equilibrar su peso de ser necesario, camina un poco con ella para comparar antes de aventurarte.
    Cómo preparar una mochila para ir de excursión

Consejos para preparar una mochila para ir de excursión

 

  • Lleva tu teléfono celular con la batería completamente cargada, allá no tendrás cómo hacerlo y de pronto puede haber una emergencia; mientras estés en la excursión no lo utilices sin necesidad.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.