Se acerca el mes de agosto y con ello muchos de nosotros ya estamos planeando  las vacaciones de verano. Barajamos diferentes destinos con los que gozar de un tiempo relajado, de una escapada romántica, un viaje con los amigos o quizás, unas vacaciones familiares. Sea cual sea tu caso, de bien seguro que estás buscando un lugar donde poder desconectar pero sin presupuestos estratosféricos. Y es que en los tiempos que corren, resulta muy importante recordar que no hace falta viajar a la otra punta del mundo para encontrar lugares paradisiacos. De hecho, en nuestro país tenemos miles de escondites –más o menos conocidos- donde pasar unos días de desconexión total para olvidar la repetitiva rutina.

En este caso, el archipiélago Balear es una más que recomendable opción, ya que en estos meses la temperatura es ideal y los entornos y paisajes que te envuelven son espectaculares. Mallorca o Ibiza son lugares muy muy frecuentados por todos nosotros, pero desde aquí queremos destacar una de las islas que han quedado relegadas a un segundo lugar y que ahora llama a tu puerta para asombrarte con sus maravillosas playas, aromas y su esencia inaudita: Menorca.

Así, Menorca, situada en la zona más septentrional del archipiélago balear, es una isla repleta de playas y calitas que aún mantienen la tranquilidad propia de las costas menos frecuentadas por turistas. Cultura autóctona, miradores que te permiten perderte en el Mediterráneo, albuferas repletas de fauna y flora, paseos por orillas interminables con el agua cristalina rozando tus tobillos… Todo esto es solo una pequeña muestra de lo mucho que te puede dar esta maravillosa isla que aun mantiene muchas zonas por descubrir.

En doncomos.com te ofrecemos pistas y consejos para que descubras las maravillas de Menorca a través de una guía formada por las playas que no podrás dejar de visitar.

Que Necesitas

  • Traje de baño.
  • Protector solar y recipiente -recomendablemente térmico- bien lleno de agua.
  • Toalla, pareo, sombrilla.
  • Chanclas con las que poder entrar al agua (opcional pero recomendable para las playas rocosas).
  • Pelota, palas, gafas de agua, flotadores y cualquier complemento para amenizar el día (opcional).

Instrucciones

  1. Cala de Pregonda.
    Si vas a Ibiza, Pregonda es una parada obligatoria. Una de las calas más conocidas y apreciadas de la paradisíaca isla, está enclavada en medio de islotes que la protegen del fuerte viento y oleaje. Así, Pregonda destaca por el color dorado y rojizo de su arena, que juntamente al agua tranquila y cristalina conforman un telón de fondo perfecto para un día de playa alejado del resto del mundo. Además, sus paisajes repletos de acantilados te permiten realizar vertiginosos saltos desde lo más alto y bucear observando el apasionante fondo marino. Pregonda es pues un auténtico salto al paraíso.Las mejores playas de Menorcaa


     

  2. Playa de Santo Tomas.
    No siempre lo típico es tópico. Y es que la Playa de Santo Tomas, situada en Es Migjorn Gran, es un claro ejemplo de ello; una zona frecuentada por miles de turistas curiosos pero que aun así mantiene su peculiar esencia a pinar. De hecho, Santo Tomas no puede entenderse sola, ya que si te animas podrás recorrer hasta tres calitas paseando junto a la orilla del mar. Así, gracias a su gran entrante en forma de ‘u’, Santo Tomas será un escondite ideal para todos aquellos que quieran acercarse sin necesidad de hacer grandes rutas a pie ni alquilar un vehículo.Las mejores playas de Menorcaa

  3. Playa de Sa Mesquida.
    Si buscas tranquilidad y desconexión esta es tu playa. Situada a 6 kilómetros de Mahón, Sa Masquida es un enclave litoral envuelto únicamente por vegetación y rocas marinas. Su agua cristalina y el talud arenoso que la protegen, hacen de ella una de las playas más vírgenes de la zona. De hecho, el agua aún mantiene su tono azul transparente y permite ver con total nitidez el fondo rocoso que caracteriza la zona. Atardeceres con una marea muy tranquila y brisa suave, completan esta experiencia de un día de playa totalmente aislado del resto del mundo.Las mejores playas de Menorcaa


  4. Cala de Fustam.
    Un alto en el camino. Si lo que deseas es que el mundo se pare durante unas horas, Futsam lo hace posible. Y es esta pequeñísima cala es la más recóndita e inexplorada de toda la isla de Menorca. Si todas las presentadas hasta ahora son playas para relajarse, en este caso topamos con la desconexión absoluta. Tan es así, que su difícil acceso a pie hace de ella una zona totalmente virgen y olvidada del resto del mundo. Situada a una hora a pie de su hermana mayor -Cala Escorxada-, Futsam será una experiencia ideal que podrás completar con senderismo y snorkel para inspeccionar la maravillosa fauna marina.Las mejores playas de Menorcaa


  5. Playa de Binigaus.
    Si Menorca sur tiene una playa por excelencia, esta es Binigaus. Y es que esta zona costera es muy popular y frecuentada por todo aquél que visita la isla. Arena blanca y fina contrasta con el agua turquesa, formando un mosaico de colores envidiable en estas alturas del año. Además, al ser una playa abierta, Binigaus es ideal para ver los atardeceres con oleajes considerables acompañados por los vientos providentes del sur. Binigaus es la novia perfecta para completar un día de playa juntamente a Santo Tomas -a escasos 15 minutos a pie-. Las mejores playas de Menorcaa


  6. Playa de Cavallería.
    Si hablábamos de Binigaus como la playa del sur, Cavallería sería la playa del norte. En este caso, nos encontramos delante de una de las playas más grandes de la isla -se extiende a lo largo de 500 metros de longitud- y también una de las más bonitas. Y es que Cavallería se encuentra alejada de toda urbanización pero por lo contrario, es de fácil acceso. Por este mismo motivo, muchos la eligen como destino perfecto ya que combina accesibilidad con tranquilidad. Aun así, en este caso no debemos confundir tranquilidad con aburrimiento, ya que Cavallería es una de las playas en las que podrás realizar más actividades; surf en los días de mayor oleaje -frecuentes gracias a su gran abertura al Mediterráneo-, buceo hasta el islote que se encuentra en medio de la bahía o senderismo por el conocido Camí de Cavalls.Las mejores playas de Menorcaa

  7. Si nos hemos dejado alguna playa que creas que ha de estar en esta lista agradeceremos mucho tus comentarios y opiniones sobre otras playas.

Consejos

  • Hidrátate constantemente: La noche anterior al día de playa, congela una o dos botellas de agua –según el número de personas que vayáis a ir-. Al día siguiente, antes de salir de casa, coge las botellas; estarán congeladas pero a medida que pase el día se irán descongelando y tendrás agua fresquita para hidratarte durante horas.
  • Al llegar a la isla, hazte con un mapa de la zona. Será muy útil para orientarte durante tus rutas y excursiones; optimizarás mejor tu tiempo.
  • Consulta la previsión meteorológica y escoge la zona dependiendo del oleaje, viento y gustos personales. En Menorca tienes playas a norte y sur, de manera que las olas y la marea dependerán del viento.
  • Completa tu viaje con excursiones, visitas y paseos por los pueblos y lugares de interés de la isla. Menorca no es sólo playas y calas, sitios como la Cueva d’en Xoroi, el Faro de Favàrtix o la Torre de Fornells pueden añadir diversión y placer a tu estancia en la zona.
  • Si te gustan las playas y conocer las mejores que se pueden encontrar visita nuestra categoría de playas donde encontrarás las mejores playas de diferentes sitios.
¿Te ha gustado?