Muchas veces estás aburrido y no tienes ni idea de qué hacer. Por mucho que pensemos, no se nos ocurre nada para librarnos del aburrimiento. Cuando llevas mucho tiempo trabajando, estudiando o simplemente muy ocupado, estar mucho rato sin hacer nada puede parecer algo maravilloso. Pero, cuando llevas mucho tiempo sin hacer nada, se vuelve una tortura.

Al principio pasas el tiempo durmiendo, o pensando. Pero no puedes estar todo el día en la cama durante mucho tiempo. El aburrimiento acabará por llamar a tu puerta. Y entonces te empezarás a preguntar ¿qué puedo hacer para no aburrirme?

En este artículo vamos a hablar de las cosas que puedes hacer cuando estás en uno de esos períodos de tiempo en los que no sabes qué hacer. Esto suele ocurrir en las vacaciones, tanto de verano como las de navidad. Los estudiantes se juntan con un montón de horas que llenar. Horas que antes estaban ocupadas con las clases, el estudio o las actividades extraescolares. Los padres no saben ya que decirles o qué hacer con ellos para que se diviertan. Pues bien, aquí vienen algunas ideas, tanto para jóvenes como para más mayores.

¿Qué hacer cuando estás aburrido?

Lo primero que se suele hacer cuando se tiene un montón de tiempo libre es coger el ordenador, la tablet o el móvil y meternos en internet. Al principio nos permitirá llenar algunas horas de nuestro tiempo, pero se acaba rápido. Cuando ya hayas acabado de mirar todas tus redes sociales, ya hayas subido alguna que otra foto y comentado en las publicaciones de tus familiares y amigos, no queda mucho más por hacer. Es cierto que internet está repleto de cosas interesantes que ver. Pero es curioso como, sencillamente, siempre acabamos buscando las mismas páginas que ya hemos visto una y otra vez.

Veamos algunas de las posibles cosas que podemos hacer para entretenernos y ocupar nuestro tiempo:

Instrucciones

  1. Ir al cine. Seguro que hace mucho tiempo que no vas al cine a ver alguna película. Y si, por el contrario, vas a menudo al cine, significa que te gusta mucho. Por lo que esta es la ocasión perfecta de ir y quitarte el aburrimiento de encima. Primero puedes meterte en internet para ver la cartelera que hay en los cines de tu ciudad. Otra opción es que vayas directamente al cine sin mirar nada y dejarte sorprender por las películas que estás echando y de las que no tenías ni idea. Llama a algún amigo o a algún familiar si quieres un poco de compañía. Comprad algunas chuches y palomitas y ya tienes plan contra el aburrimiento.
  2. Mira una película en tu casa. Si eres una personas exigente y tienes que ver una película que te interese y en la cartelera del cine no hay nada que te llame la atención, monta tu propio cine en casa. Para ello, escoge alguna película que aún no hayas visto y hace mucho que la tenías marcada como pendiente de ver. Llama a algún familiar o algún amigo e invítalo a ver la película contigo. Para que tengas más cosas con las que ocupar el tiempo muerto hasta que llegue la compañía, prepara las cosas. Recoge un poco la habitación de la casa en la que vayas a poner la película. Prepara algo para comer, como palomitas, y baja las luces para crear un efecto cine.
  3. Leer. No hay nada mejor para matar el aburrimiento y dejar pasar las horas libres que leer un buen libro. Si le gusta mucho leer y es aficionado o aficionada a la lectura, ya sabe de lo que estamos hablando. Escoja un libro que le resulte interesante o uno que tenga pendiente desde hace mucho tiempo y sumérjase en él. Si, además quiere emplear más tiempo en esta actividad, pruebe a ir a la biblioteca de su ciudad. Puede ir andando si le cae cerca o en coche si le cae más lejos. Pero será tiempo extra que gasta en leer. Pasee por las estanterías hasta que encuentre el libro adecuado. Luego puede leerlo en la misma sala de lectura de la biblioteca o llevárselo a casa para seguir leyéndoselo allí. Si, en cambio, no suele leer mucho, esta es una oportunidad fantástica para empezar a introducirse en el mundo de los libros.
  4. Hacer listas de cosas por hacer. Seguramente tenga en mente un montón de cosas que quiere hacer en un futuro cercano. Qué mejor forma de pasar el rato que coger papel y boli y hacer listas sobre todas esas cosas. De esta manera también evitará que se le olviden. Puede hacer listas de todo tipo de cosas, por ejemplo: libros que me quiero leer, películas interesantes que tengo que ver, cosas que me quiero comprar en rebajas, cosas que necesito en mi habitación, cosas que hacer antes de morir… Y así hasta que se canse. Hay un montón de listas que puede hacer. Después puede ponerlas en algún lugar donde se acuerde e ir mirando cada cierto tiempo a ver cuáles ha cumplido. Al hacerlas, tache la cosa de la lista. Es una satisfacción increíble cuando tacha una cosa y sabe que la ha logrado.
  5. Dibuje. Si es amante de la pintura, esta es su cosa para hacer. Puede que se le dé bien dibujar y haga mucho tiempo que no se pone a ello. Esta es la ocasión perfecta. Verá como se le pasan los minutos y las horas volando. Si no sabe bien qué es lo que quiere dibuja, solo tiene que mirar a su alrededor e intentar replicarlo. También puede buscar en internet dibujos que le gusten y hacerlos a su manera, dándoles un toque personal. Si no sabe dibujar o pintar bien, esta es la ocasión que estaba esperando. Muy al contrario de lo que se cree, la habilidad de dibujar puede potenciarse. Solo hace falta horas de prácticas y ganas de hacerlo. ¿Qué mejor momento para empezar a practicar que las horas interminables de las vacaciones de verano o de navidad? Siempre que seas constante, verás que puedes conseguir resultados increíbles.
  6. Maratón de series. Si de lo que tienes ganas es de estar tumbado en tu cama o en tu sillón sin hacer demasiado, esta es tu cosa por hacer. Hoy en día hay un montón de series interesantes para ver. Además, las hay de todos los tipos y colores, así que sí o sí habrá alguna que te guste. Lo bueno de las series es que, si hay una que te guste de verdad, te enganchará sin remedio. Si quieres hacer un maratón de series escoge una que tenga por lo menos una temporada acabada. De esta forma podrás ver varios capítulos seguidos sin tener que esperar una semana o más tiempo para ver el siguiente. Y si, además de ver la serie quieres practicar un idioma, solo tienes que verlas con subtítulos.
  7. Sal a dar un paseo. Busca una hora en la que se esté bien a gusto en la calle y sal. Puedes coger unos cascos o auriculares y conectarlos a tu móvil o reproductor de música. Sal a la calle y ve al parque que más te guste. Cuando estés por allí, mira a tu alrededor y ve todo lo que no ves bien cuando tienes prisa. Además te da tiempo para pensar y renovar tus ideas. Nada mejor que el aire fresco en la cara y en la piel para aclararte las ideas e iluminar tu mente. También estarás rodeado de naturaleza y personas que hacen deporte. Si te animas, incluso puedes empezar a correr un poco. Te sorprenderá la cantidad de gente que sale simplemente a dar un paseo o a hacer deporte. Es fantástico.

    Imagen de: http://bierzoo.com/

    Imagen de: http://bierzoo.com/

  8. Prepara una comida increíble. Este es el momento de que te pongas a hacer esa receta tan elaborada que siempre estás por hacer pero para la que nunca tienes tiempo. Busca la receta por internet o por tu casa si la tienes guardada en algún lugar. Luego solo tienes que ponerte a hacerla. Mira antes la lista de los ingredientes. Si necesitas alguno que da la casualidad que no tienes en casa, no dejes de hacerlo. Mucho mejor. Vístete y ve al supermercado a comprar esos ingredientes. Y, ya de paso, mira tu nevera y tus armarios por si te falta algo más. Cuando hayas terminado de comprar los ingrediente, haz la receta. Verás como se te pasan varias horas entre los preparativos, el cocinado y todo lo demás. Después friega todos los utensilios y lo demás que hayas utilizado y así seguirás consumiendo tiempo.

    Imagen de: http://www.vitrokitchen.com/

    Imagen de: http://www.vitrokitchen.com/

  9. Practica tu hobby o pasatiempo favorito. Si tienes alguna actividad que te guste mucho hacer pero para la que nunca tienes tiempo, este es el momento de volver a retomarla. Da igual lo que sea, puedes segir allí donde lo dejaste. Ya sea practicar algún deporte, coleccionar cosas o lo que sea, no te olvides de lo que te gusta y emplea tu tiempo en hacer las cosas que te llenan.
  10. Sé voluntario. Si prevees que vas a tener mucho tiempo libre durante bastantes días, prueba a ser voluntario. Puedes acercarte a las perreras de tu ciudad y ver si necesitan voluntarios para sacar a pasear a los animales. Puedes unirte a asociaciones de voluntariado del lugar en dónde vives. No hay mejor forma de pasar el tiempo que ayudando a los demás.
  11. Organiza y limpia. Si te ves muy aburrido, siempre puedes dedicarte a limpiar todo lo que nunca limpias. Puedes organizar tu armario por colores o por tipo de ropa. Puedes limpiar tu habitación en profundidad. Cambia los muebles de sitio para darle un aire nuevo a tu habitación o a tu salón. No es algo demasiado divertido, pero en cuanto empieces te darás cuenta que tendrás trabajo para llenar tu tiempo durante unas cuantas horas.

Como ve, hay muchas cosas en las que puede emplear su tiempo desocupado. Al principio se le puede hacer pesado y querrá dejar las actividades nada más empezarlas. Pero es que esa es una de las cualidades del aburrimiento. Que quiere hacer muchas cosas para no aburrirse, pero al mismo tiempo tampoco le apetece hacer nada. No se preocupe. Solo escoja una o varias cosas que le gusten y propóngase no dejarlas hasta que no las termine. De esta forma podrá pasar varias horas ocupadas. Y, lo mejor de todo, es que cuando termine se dará cuenta de las cosas que ha hecho. Se llenará de satisfacción y además se habrá olvidado completamente del aburrimiento. Distribuya las cosas por hacer en las horas que más tiempo libre tenga. Puede incluso hacerse un planing con las horas y las cosas que quiere hacer en ese determinado tiempo. Será divertido.

Esperamos que este artículo le haya sido de gran utilidad y haya hecho muchas, sino todas, las cosas de la lista.

¿Te ha gustado?