Los más peques de la casa se suelen revolucionar cuando hay excursiones o viajes. La primera recomendación es no decirles que se va de viaje. Mejor cuando vayas a despertarles se lo comentas, en caso contrario no pegarán ojo en toda la noche y no te dejarán dormir a ti tampoco.

Y es que viajar con niños, aunque de primeras puede parecer divertido, al menos para ellos, para los adultos no es nada fácil.  Pero también es verdad que si te gusta viajar, conocer nuevos sitios, que tus hijos experimenten otras cosas y que salgan de su entorno, entonces viajar es una opción.

Cómo viajar con niños

¿Que necesitas para viajar con niños?

  • Mochilas pequeñas para viajar en el avión.
  • Mochila térmica.
  • Maletas con las cosas necesarias para los niños (ropa, calzado, algún juguete).

Cómo viajar con niños

Instrucciones para viajar con niños

  1. Elegir el destino. Debe ser apto también para niños, es decir, ver qué cosas vas a poder ver con ellos.
  2. Cuando vas a viajar a un sitio más allá de un fin de semana (quince días, dos semanas, un mes…), es importante ir a una casa, o lo que es lo mismo un apartamento de alquiler.  A la hora de buscar casa tienes que valorar qué cosas son importantes como por ejemplo: un punto de entretenimiento de los niños, ya sea un jardín, una piscina, una sala de juegos, es decir, que sabes que van a poder estar entretenidos dentro de la casa.  También comprueba que tengan utensilios de cocina, sábanas, toallas…
  3. A la hora de comer puedes elegir entre ir a un restaurante o cocinar tú la comida en la propia casa. Con la segunda opción, ganas en tranquilidad, sobre todo, si los niños tienden a no estarse quietos durante mucho rato. Es recomendable elaborar un menú y así sabes lo que vas a necesitar. Tampoco elabores un menú complicado, date cuenta que tú también estas de vacaciones y no hay tanto tiempo para cocinar. Esto te facilitará elaborar la lista de la compra.
  4. Hacer la compra.  Puedes llevar algo de comida en el equipaje para pasar los dos primeros días, pero intenta localizar cuanto antes un supermercado en el lugar de vacaciones  para proveerte de todo lo que vas a necesitar. Además, puedes aprovechar a salirte un poco de esa lista y comprar cosas nuevas para probar si estás en el extranjero o en una región diferente a la tuya ya que seguramente haya alimentos que no son habituales en tu ciudad. ¡Será vuestra primera aventura, la culinaria!
  5. Cada día prepara una mochila con bocatas y bebidas para picotear. Lo normal es que si los niños andan mucho estén venga pedir algo de comer. Aquí te hacemos algunas propuestas: sándwiches de jamón, galletas, patatas, fruta, agua, chocolatinas… Ahora existen mochilas térmicas que evitará que se te estropee la comida y te aguantará todo el día. Si se acaba el agua bien puedes comprar más botellas o rellenarlas en las fuentes de agua potable que encuentres.
  6. Depende de la época del año también es recomendable llevar otra mochila con ropa extra como jerséis, chubasqueros, la crema de sol, tiritas, toallitas húmedas para antes de comer poderles lavar las manos si no hay un lavabo cerca.
  7. Si tus hijos están en necesidad de sillita, lleva una.  Además de llevar al niño, puedes aprovechar para llevar las bolsas de la comida, casi se transforma en almacén.  Y si tienes varios el que o los que quedan se pueden agarrar a las asas de la sillita. De este modo puedes tener más controlados a todos los niños.
    Cómo viajar con niños
  8. Hacer planes que sean aptos para niños.  Hay miles de alternativas para disfrutar toda la familia:  zoo, museos para niños, viajes en barco, atracciones…
  9. Procura mantener sus rutinas. Es cierto que es una situación extraordinaria. Ellos son conscientes de que no están en casa, pero en la medida de lo posible trata de mantener ciertos horarios como el de las comidas o el de la hora de irse a dormir.  Esto impedirá que se alteren o que se nieguen a irse a la cama, aunque literalmente se estén cayendo de sueño.
  10. Es bueno fomentar que los niños colaboren en alguna faena doméstica ayudando a sus padres. Bien cargando alguna mochila, ayudando en alguna tarea en casa. Esto les hará sentirse importantes y que ya son mayores para poder realizar algunas actividades.
    Cómo viajar con niños
  11. Si decidiste ir a una casa de alquiler en vez de hotel, intenta mantener la casa de alquiler lo más ordenada posible.  Si estuviera desordenada, sobre todo a la vuelta de vacaciones posiblemente te termines dejando alguna ropa o zapato de alguno de los niños. Así con un poco de orden mantendrás el control sobre tus cosas y evitarás los olvidos.
  12. No todos los días tienen que ser ir a visitar museos, zoos, atracciones… También incluye alguna actividad más relajada.  Porque así os ayudará a recargar la baterías.  Puedes repartirlas a lo largo del día o bien si hacéis excursiones que implican un día, alternarlo con otro más tranquilo. De este modo, los niños no se sentirán tan cansados y disfrutarán más de las vacaciones.
  13. Intenta que los niños se interesen por lo que están viendo. Cuéntales la historia del lugar o alguna anécdota o bien mediante un juego de adivinanzas.  A veces la historia de un lugar para ellos son como los cuentos que leen antes de dormir. Les fascinará y querrán saber mucho más. De este modo, van aprendiendo cosas que luego estudiarán en el colegio, pero ellos ya las conocen.  Es cierto que no se van a interesar que tal edificio lo ha construido tal arquitecto, pero quizá si la historia de un determinado personaje o si es un paisaje podéis aprovecha a hacer un herbolario, por ejemplo. De este modo, el niño irá conociendo las plantas y es una forma de tenerles entretenidos. También podéis jugar a buscar tesoros por las calles o caminos por donde vayáis.
  14. El neceser. No olvides incluir en tu equipaje un neceser con todas aquellas medicinas que vas a necesitar.  Es básico el ibuprofeno en caso de malestares, dolores de cabeza, la epieretal, la barra de los chichones, jeringas para darles el jarabe, termómetro, suero fisiológico, tiritas, cristalmina, mentolín en caso de problemas respiratorios… En resumen,lleva aquellas medicinas que sabes que sueles usar y que te pueden sacar de algún apuro.
  15. Viaje en avión
    • Si viajas en avión con niños habrás de fijarte en lo siguiente cuando selecciones el vuelo: La duración del vuelo,  las escalas y el horario. Un viaje muy largo en avión sin escalas puede volver loco a un niño sobre todo si suele ser muy movido.
    • Si es un viaje directo es mejor porque suelen ser más cortos.  Pero si es largo es mejor que tenga escalas para que el niño pueda estirar las piernas, cambie de aire y corretee un poco por el aeropuerto de turno.
    • El horario es importante, pero ten en cuenta que el horario comienza cuando uno sale de casa. Esto quiere decir que no es sólo lo que vaya a durar el viaje en avión, si no desde que se pasa el umbral de casa el tiempo que se tarde en llegar al aeropuerto, en facturar las maletas, sacar los pasajes, pasar por el control y esperar a que abran la puerta de embarque.
    • En las maletas procura repartir un poco de ropa de los niños en cada una de los equipajes de adultos. A veces se pierde la maleta, pero en el peor de los casos el niño siempre tendrá algo que ponerse.
    • Si viajas con un infante procura llevar una mochila para bebés para que te resulte más fácil moverte por el avión y no tener que dejar al bebé solo en ningún momento.
    • Recuerda llevar entretenimiento para los más pequeños para que no se aburran durante el viaje. Puedes comprarles algún juguete nuevo en las tiendas del propio aeropuerto o llevarle su juguete preferido.
    • Recuerda que puedes llevar equipaje de mano. Las mochilas de los niños son ideales porque puedes meterlas debajo del asiento y allí, puedes tener sus cosas de entretenimiento  al alcance de la mano. Ese tipo de cosas te librarán de posibles llantos y de que la gente se te quede mirando porque el niño está llorando.
    • En caso de tener bebés, procura cambiar los pañales antes de subir al avión porque cambiarles allí suele ser bastante incómodo.
    • Otro punto a tener en cuenta en el avión es el despegue y el aterrizaje.  A veces los oídos duelen por la presión puedes dar de amamantar al niño o darle algo para beber, de esta manera el niño está continuamente tragando saliva y le ayudará a que se abran los oídos y no les duela.

Consejos para viajar con niños

  • Recuerda reservar y programar con tiempo las vacaciones para evitar sorpresas. Las fechas habituales para viajar con niños es en el verano, Semana Santa y en los puentes. En resumen, cuando los niños no tienen clase y los padres tienen vacaciones.
  • En caso de contratar el viaje por agencia, se recomienda contratar un seguro de anulación porque a veces los niños se ponen enfermos y hay que cancelar el viaje.  De esta manera, nos podrá cubrir el reembolso del viaje.
  • Los niños, en el caso de España, han de llevar su propio DNI, sobre todo si viajan al exterior y sacar la tarjeta europea de sanidad, por si fuera necesario, que esperemos que no. No sirve el Libro de Familia.

¿Te ha gustado?