Si eres un apasionado de la astronomía o simplemente disfrutas con la posibilidad de observar fenómenos celestes únicos, la lluvia de Perseidas será un espectáculo natural que te encantará. Contando además con la ventaja adicional de que es un proceso que se repite todos los años y te permitirá revivir la experiencia varias veces a lo largo de tu vida.
La lluvia de Perseidas también es conocida como lluvia de estrellas fugaces o Lágrimas de Lorenzo y se produce todos los años por el verano en torno al día 10 de agosto. Es una de las lluvias de estrellas más famosas ya que produce un gran número de meteoros y suele observarse desde casi todos los puntos geográficos (si bien la meteorología influye bastante en su adecuada visión). Si no estás familiarizado con la astronomía puedes estar haciéndote la siguiente pregunta: ¿por qué se produce este fenómeno? Bien, la lluvia de estrellas que podemos observar desde la Tierra sucede por el cruce de órbita de nuestro planeta con la del cometa Swift-Tuttle. La órbita del mismo está plagada de pequeñas partículas de arena y rocas, que conforman su cola, y cuando uno de esos diminutos granos entra en contacto con nuestra atmósfera se calienta debido a la fricción y durante unos breves segundos brilla tal como lo haría una estrella, aunque no se trata de un astro, sino de partículas de polvo incandescente. Sin embargo la humildad del material no interfiere para nada en el precioso espectáculo que se produce durante todos los veranos.
Tal como hemos mencionado con anterioridad la lluvia de Perseidas también recibe el nombre de Lágrimas de San Lorenzo y esto ocurre así porque el fenómeno suele producirse en torno al día de la festividad del martirio de dicho Santo, y según la tradición popular lo que observamos en el cielo son las lágrimas que San Lorenzo vertió durante su martirio. Por otra parte, el nombre de lluvia de Perseidas también procede de la mitología, en este caso de un mito de origen griego, el de Perseo. Zeus, el dios supremo del panteón griego, deidad de los cielos, estaba enamorada de la ninfa Dánae, que estaba encerrada en una torre. Para poder entrar en su habitación Zeus se transformó en lluvia de oro y así engendró a su hijo, Perseo. La lluvia de estrellas fugaces no deja de recordar a la lluvia de oro de Zeus y por esta razón este fenómeno celeste recibe el nombre por eel que se le conoce. Además la lluvia parece proceder de un lugar en el firmamento en el que se encuentra la constelación de Perseo, si bien esto no es del todo preciso.
Esta llu via de meteoros es una  de las más espectaculares que ocurren a lo largo del año -pues se producen más, como la lluvia de Leónidas, por citar un único ejemplo- ya que pueden llegar a vislumbrarse más de 100 estrellas fugaces durante una hora, siempre que la visibilidad sea máxima.

¿Que necesitas para ver la lluvia de estrellas Perseidas?

  • Una noche oscura.
  • Cielos despejados.

Instrucciones para ver la lluvia de estrellas Perseidas

  1. Lo primero que debes hacer es conocer el día exacto en la que la lluvia se va a producir. Como hemos dicho anteriormente el fenómeno suele suceder en torno al día 10 de agosto. Para conocer la fecha exacta puedes valerte de la información ofrecida a través del Ministerio de Fomento de España en su página web. En 2014 la lluvia sucedió en torno a los días 12 y 13 de agosto.
  2. A continuación debes buscar un punto de observación elevado y oscuro. Lo mejor es evitar aglomeraciones urbanísticas ya que la contaminación lumínica de las ciudades nos impedirá disfrutar del espectáculo.                                                                                     IMGP3873
  3. Busca un lugar en el que no haya obstáculos visuales tales como árboles, montañas, construcciones,…
  4. Algunas personas deciden acompañarse de prismáticos o telescopios aunque lo mejor es prescindir de ellos. Aunque ambos instrumentos resultan de gran utilidad para observar otros fenómenos celestes, en el caso de la lluvia de Perseidas lo mejor es tener un campo de visión más amplio que es el que proporciona nuestro propio campo visual, sin ayuda de ningún instrumento artificial. Además la sucesión de estrellas es tan rápida que sería difícil enfocar con algunos de estos aparatos.
  5. Observa hacia el punto más oscuro del firmamento. Esto facilitará la visualización de los meteoros. Si la noche es totalmente oscura colócate mirando hacia la constelación de Perseo, es decir hacia el norte.
  6. Visita nuestra zona de expertos en astronomía para apasionarte más sobre esta fantástica aventura que es observar nuestro universo.
  7. Por último no te olvides de: ¡disfrutar de este bonito espectáculo de la naturaleza!

Consejos para ver la lluvia de estrellas Perseidas

  • Aunque hay un par de noches en que el fenómeno se produce con más intensidad, la lluvia se extiende durante un período de tiempo mayor, durante más de un mes. Esto te permitirá adaptarte a las condiciones metereológicas y atmosféricas de las diversas noches para poder observar la Lluvia. De esta forma debes consultar tu calendario y observar los días en que habrá luna llena y tratar de evitarlos. Lo cierto es que la luna llena no te impedirá ver la lluvia, pero sí observarla en todo su esplendor. En ese periodo la luz de la luna es más brillante y el cielo no estará tan oscuro, de forma que solo podrás ver la lluvia de forma parcial.                          file0001538641718
  • También la lluvia y la niebla puede estropearnos la visión, ya que lo ideal es un cielo despejado. Recuerda que puedes visualizar las estrellas durante varios días.
  • Aléjate de las ciudades y lugares luminosos. No te servirá de mucho alejarte de la ciudad e ir a algún sitio alejado pero cercano a una central eléctrica, por ejemplo, recuerda que debes evitar los sitios con luz. Esto puede resultar un problema para alguien que no tenga coche y desee observar las estrellas, ya que deberá hacer el camino relativamente a oscuras. En ese caso te recomiendo que conozcas el lugar al que vas a ir y que ya lo hayas frecuentado con anterioridad. Debes conocer muy bien los caminos de ida y de vuelta, ya que aunque te valgas de un frontal o de una linterna la oscuridad no es un buen aliado para una correcta orientación.VyPPADTn
  • Lo mejor para disfrutar de la lluvia es estar cómodos. Lleva una toalla para poder tumbarte y observar el cielo con calma y tranquilidad. También puedes llevar una tumbona para estar aislado del suelo. Esta es sin duda la mejor opción.
  • Lleva ropa de abrigo, aunque sea verano por la noche suele refrescar y si estás quieto y tumbado seguramente te enfríes rápidamente. Estar cómodo y sin frío te permitirá disfrutar de la experiencia mucho más.
  • Por último recuerda que si este año no has podido disfrutar de la lluvia de Perseidas por cualquier razón, ¡el año que viene tienes otra posibilidad!

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.