El verano es la estación que trae buen tiempo, pero a la vez las temperaturas son muy elevadas y muchas veces nos podemos desesperar gracias al calor; por ello hoy te damos algunas ideas para que sepas Cómo mantenerte fresco en verano. Siempre recuerda echarte un filtro o bloqueador solar, es muy importante para tu salud, evita tener que lidiar con un cáncer de piel cuando pasen los años, y tampoco querrás una insolación inmediata.

Es verdad que no todos contamos con la bendición de tener un aire acondicionado en casa y por lo tanto los días de alto calor en el verano  resultan ser una tortura, bastante incómodos e incluso podrían provocar deshidratación y hasta la muerte en el peor de los casos; no vamos a negar que el aire acondicionado es la mejor opción, pero también sabemos que es bastante costoso y no es el único modo de que nos mantengamos frescos y sentirnos bien dentro de nuestra casa durante el verano y precisamente esto es lo que queremos traer para ti, otras soluciones que te pueden servir para que logres mantenerte fresco.

Alimentos helados para mantenerte fresco en verano

Si te gustan los helados este es el mejor momento para comprarlos o hacerlos, ya sea un helado de frutas, una paleta que sea de hielo o alguna otra golosina fría que te guste. Los batidos, las malteadas y los jugos son una excelente opción.

Toma mucha agua

Por lo general los expertos en salud nos indican que debemos tomar diariamente mínimo 2 litros de agua, ¿te imaginas en la época de verano? Debes tomar abundante agua y mantenerte hidratado; recuerda que como hace mucho calor sudas mucho y por lo tanto debes reponer de alguna manera el agua perdida; para que logres un agua más fría y fresca, toma tu botella de agua y luego procede a ponerla en tu congelador, de media a una hora, la idea es que como ésta es la que te vas a tomar, que quede muy fría pero no congelada del todo; puedes congelar completamente otra botella de agua para que la lleves al exterior, pues así te durará por un periodo prolongado de tiempo. Siempre mantén agua contigo, ya sea en tu casa o cuando salgas, no es una buena idea estar deshidratado en los fuertes calores de verano.

Si le añades unas rodajas de pepino, limón o naranja o si le agregas unas hojas de menta a tu agua, harás que sea más refrescante.

Hidrata tu piel

Además de tomar agua también es importante que mantengas hidratada tu piel mediante el uso de cremas adecuadas para esto.

Nadar

Es el momento ideal para ir a nadar, y como el verano también es el momento perfecto para encontrarte y divertirte con los amigos, puedes invitar a algunos a hacerlo contigo, haz una guerra de agua con ellos; es más, si no tienen piscina pueden jugar a tirarse algunas cubetas de agua  unos a otros  en el jardín.

Enfría tus muñecas

Toma una bolsa que contenga hielo en su interior y ponlo sobre tus muñecas, esto hará que la sangre que corre por tus venas se enfríe, de esta manera te darás cuenta cómo la temperatura y el calor se te bajan; puedes optar también por meter en un recipiente agua con hielo e introducir tus manos allí; salpica un poco tu cara para que así te mantengas más fresco.

Tu nuca

Esta es otra zona del cuerpo que deberás mantener fresca; si sales al sol es importante que uses de aquellas gorras que traen para tapar la nuca o súbete el cuello de tu camisa; si estás en tu casa toma un pañuelo, luego humedécelo con agua fría y procede a ponértelo en la nuca; esta parte es el sensor de la temperatura de tu organismo, por eso con sólo enfriar este lugar, todo tu cuerpo se sentirá un poco más fresco, también puedes ponerte una bolsa de hielo.

El pelo

Puedes mojarte el pelo o sólo el nacimiento del mismo, el proceso de la evaporación del agua ayudará a que tu cabeza se enfríe.

Las sábanas

Lo ideal en el verano es dormir con sábanas y mejor si pones un abanico (ventilador) que te dé directamente; para mayores resultados puedes rociar con agua tus sábanas buscando que queden algo húmedas, te darás cuenta que cuando te llegue el viento del abanico te sentirás mucho más fresco; obviamente llegará el momento en que el agua que tiene la sábana se evapore; en caso de que no sea agradable para ti que el aire te dé de frente, pon el abanico en la ventana y direcciónalo de modo que circule el aire por toda la habitación.

Cama de agua

La cama de agua es muy similar a un colchón inflable, sólo que en vez de estar llena de aire, está llena de agua, la cual no está presurizada; así es como el cuerpo logra sostenerse flotando.  El agua hará que se absorba y se conduzca mucho mejor el calor que lo que lo hace el aire, por eso, si logras obtener un colchón de agua será genial, pues tendrás una cama que se mantendrá fresca. Hay que tener en cuenta que los colchones de agua son bastante suaves, lo que hace que se muevan mucho más, mayor aún si la persona es pesada y grande, por lo tanto, es importante que lo pruebes antes de adquirirlo, pues si te resulta incómodo no será una buena opción, pues la idea no es pasar malas noches, sino todo lo contrario.

Tu almohada

Mete dentro de una bolsa plástica una almohada pequeña, ciérrala y luego métela al congelador una hora antes de tu hora de dormir, cuando llegue el momento sácala y estará fresca para que tengas un sueño más placentero. Lo recomendado es que le pongas fundas de tela fresca a tus almohadas como por ejemplo satín o seda.

Los calcetines

Puedes poner tus calcetines (medias) en el congelador, así harás que estén más frescos al momento de ponértelos.

Apaga todas las luces que no necesites

Es importante que apagues todas las luces que no sean necesarias, que no necesites; el horno y el microondas los puedes desconectar; apaga el tv, entre otras; mientras menos luces que producen calor y energía tengas encendidas mejor será, además que estarás haciendo algo muy importante y es contribuir a ayudar al planeta; realmente esto no es algo que se deba hacer sólo en verano, pues nuestro mundo hay que quererlo y cuidarlo.

Baños

Date baños de agua tibia o fría para que te mantengas fresco.

Ventilador

Puedes tener un ventilador que sea portátil y configúralo de manera que te refresque.

Ventilador manual con pulverización de agua

Consigue un ventilador manual, de aquellos que te rocían agua cuando están en funcionamiento; lo puedes llevar contigo a cualquier parte y resulta ideal para los días más calientes.  Son económicos y muy útiles para estos casos.

Otra solución también es conseguir cualquier botella con atomizador y llenarla con el agua; rocía agua sobre tu piel durante el día.

Un climatizador que sea evaporativo y portable

Es un aparato que físicamente se parece mucho a un aire acondicionado portable, pero realmente es más económico y su función es diferente (no dejes que te vendan uno de estos como aire acondicionado), su función básica es la misma de un ventilador, sólo que cuenta con un elemento adicional el cual permite que el agua se evapore cuando el mismo se pone frente a un flujo de aire, lo que se consigue en este proceso es una evaporación llamada adiabática; lo que quiere decir, en palabras más sencillas, que no hay un intercambio del calor neto y es así como se logra que salga un chorro de aire mucho más húmedo y frío en el ambiente; su funcionamiento es equiparable con lo mismo que pasa cuando estamos sudados y nos abanicamos.

Enfriador de aire que tenga agua

Estos enfriadores son ideales, como su nombre lo indica, para enfriar áreas pequeñas o salas, ya sea en tu casa u oficina, a la vez rocía agua, la cual te ayudará a mantenerte más fresco.

El aire acondicionado

Si tienes aire acondicionado, obviamente prenderlo es una forma de mantenerte fresco; es muy importante que te fijes que el filtro esté limpio y conservarlo así, pues podría causar que crezcan hongos allí; para que el aire acondicionado sea más eficiente, es importante que cierres las puertas y ventanas donde éste esté puesto.

Recuerda que cuando el aire está en alto moverás de manera más rápida el aire y también llegará hasta más lejos; no te confundas con la configuración de caliente o frío que es la que más hace consumir energía; el ajuste en alto realmente hace que la energía adicional que se gaste no sea mucho, pero eso sí, será más ruidoso.

Mantén interiores

Habrá momentos en el verano donde las temperaturas serán extremas y por lo tanto será mucho mejor permanecer en casa o buscar un plan que sea en interior, como ir de compras o a cine.

Las mascotas

Recuerda que tus mascotas también están en verano y también sienten sed y calor, por lo tanto debes mantenerlas hidratadas, proporciónales bastante agua para que se mantengan frescas.

Pensamiento de casos o situaciones frías

Puedes leer un libro que hable sobre la Antártica o el Everest, algún documental de lo mismo o alguna película que se desarrolle en un fuerte invierno, donde haya mucha nieve, si bien es cierto que te encuentras en verano y que físicamente no estás allí, imaginar el frío te hará sentir algo más fresco.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.