Lo más seguro es que durante tu infancia hayas hecho algún que otro avión de papel. Pero sería el típico avión que volaba poca distancia y se acababa por estrellar en cualquier lado. Si quieres aprender a hacer aviones de papel espectaculares, aquí te enseñamos algunos modelos. Existen muchísimos tipos de aviones de papel, pero aquí vamos a describir los más elementales. Para que te vayas iniciando en el arte de hacer volar aviones de papel.

Conseguir en un pequeño avión de papel se mantenga en el aire durante un tiempo prolongado es más bien difícil. Pero no imposible. En la actualidad existen verdaderos profesionales sobre este tema. Personas que dedican mucho tiempo a perfeccionar su técnica.

Es más, hoy en día se hacen concursos de aviones de papel. Donde gana quien consiga hacer que su avión recorra más metros. O quien consiga que se mantenga en el aire durante más tiempo. Algunos datos son muy impresionantes. Un  señor de Estados Unidos que consiguió que su avión volara 58, 82 metros de distancia. Y otro británico logró que su avión se mantuviera en el aire 27,6 segundos.

Estas cifras son asombrosas y nada fáciles de alcanzar. Pero por algo se empieza. A continuación vamos a ver cómo hacer aviones de papel.

¿Cómo hacer un avión de papel?

Instrucciones para hacer un avión de papel

En primer lugar vamos a ver cómo se hace el típico avión que todos hemos hecho alguna vez. Este tipo de avión se llama avión tipo flecha.

  1. Primero cogemos un papel de tamaño DIN A-4. Este tamaño es el típico de cualquier folio. Es el tamaño estándar de la mayoría de las libretas o folios.
  2. Cuando tengamos el papel preparado, lo colocamos en posición vertical. Y lo doblamos por la mitad verticalmente también. Es decir a lo largo. El pliegue debe ser recto y equitativo. Una forma fácil de saber que lo hemos doblado bien es que las esquinas estén perfectamente alineadas. Deben tocar unas con otras. Es importante que los pliegues de los aviones de papel sean bien definidos. Para ello, una vez hagas el pliegue, pasa el dedo o la uña por el borde para señalarlo bien. Una vez esté el pliegue definido, desdobla el papel.
  3. Volvemos a tener un papel DIN A-4 en posición vertical encima de nuestra mesa. Pero ahora con la marca del pliegue a lo largo del centro. Ahora tomamos una esquina superior del folio y la llevamos hasta el centro. El borde superior del folio tiene que coincidir con el pliegue del centro del papel. Intentaremos ser lo más exactos posibles y hacer que coincida. Cuando ya tengamos una esquina plegada, hacemos lo mismo con la otra. De forma que queden ambas esquinas una junto a otra en el centro del folio. El resultado será la parte superior del folio en forma de triángulo.
  4. A continuación, debemos volver a doblar la esquina ya doblada hacia el centro del papel. Coge una de las esquinas y dóblala hasta alinear el borde con el pliegue central del folio. Tal y como acabábamos de hacer en el paso anterior. Cuando ya hayas hecho este pliegue, le toca el turno a la otra esquina. El resultado de este paso será la parte del folio en forma de triángulo, pero mucho más estrecho que antes. Con apariencia de flecha. Recuerda siempre asegurar bien los pliegues con la uña o con algún objeto.
  5. Ahora tenemos que volver a realizar el pliegue central verticalmente. Pero, en esta ocasión, por el lado contrario que el de antes. De forma que las solapas que hemos creado queden por el lado de fuera. Plegamos bien intentando que queden los dos lados exactamente iguales. Tienen que coincidir los bordes. Define bien el pliegue con el dedo. El resultado es un triángulo, más o menos.
  6. El siguiente paso es hacer las alas bien. Para hacer esto, colocamos el avión con el pliegue central mirando hacia nosotros. Ahora cogemos el borde superior de un lado y lo doblamos hacia abajo, creando un ala. No tenemos que empezar a doblar desde la punta del avión. Sino que tenemos que dejar unos cuantos centímetros. Cuando tengamos un lado doblado, hacemos lo mismo con el otro. Intentamos que ambos lados queden igual de plegados y simétricos. Y ya tenemos el avión hecho. Te quedará una forma parecida a una flecha, de ahí su nombre.

    Imagen de: http://avionesdepapel.wikia.com/

    Imagen de: http://avionesdepapel.wikia.com/

El segundo tipo de avión que vamos a enseñar a hacer se llama Orión:

  1. Para hacer este avión necesitaremos también un folio DIN A-4. Volvemos a ponerlo de forma vertical.
  2. Como en el caso anterior, también tenemos que hacer un primer pliegue a lo largo del folio. De forma vertical. Repasamos bien el pliegue con el dedo para que nos quede bien definido. Después, desdoblamos la hoja y la colocamos verticalmente en nuestra mesa.
  3. Cogemos una de las esquinas superiores y la llevamos al centro. Como en el anterior avión. Seguidamente, cogemos la otra esquina superior y la bajamos al centro también. Marcamos bien los pliegues y las líneas. El resultado será la parte superior del folio en forma de triángulo.
  4. Podremos observar que los bordes de ambas esquinas, al estar dobladas, forman una línea recta. Pues bien, debemos doblar la parte superior del folio hacia abajo por esa misma línea. De forma que la punta que formaba el triángulo de las solapas, ahora esté mirando hacia abajo en contacto con el folio. El resultado de este paso es un rectángulo un poco más pequeño que el folio inicial. Pero, sin duda, hemos vuelto a tener un folio rectangular.
  5. Ahora debemos volver a doblar las esquinas hacia abajo. Volvemos a repetir el primer paso. Cogemos una de las esquinas superiores y la doblamos hacia el centro del folio. Cuando tengamos hecho este pliegue, hacemos lo mismo con la esquina sobrante. Durante todo el proceso tenemos que intentar que nos queden simétricos todos los pliegues. El resultado es el mismo que el del paso 3. La parte superior del folio tiene forma de triángulo.
  6. En este paso, tenemos que doblar el folio por el centro. De tal forma que los pliegues queden a la vista, hacia fuera.
  7. Por último, tenemos que doblar las alas hacia abajo, desde la punta hasta el final del folio. Este pliegue debe ir en aumento. Es decir, empezar en la punta e ir haciéndose más grande conforme va llegando al final del folio. Más o menos, el grosor de la parte de atrás del folio tiene que ser de unos dos dedos. Y ya tenemos nuestro avión listo para planear.
  8. Si quieres, para que quede mejor sujeto, le puedes poner un clip en la punta. De esta forma el avión tendrá siempre la punta bien delimitada. Lo malo de poner un clip es el peso. Quizás tu avión vuele menos o más despacio por el paso extra que supone el clip.

    Imagen de: www.youtube.com

    Imagen de: www.youtube.com

¿Cómo hacer que mi avión se mantenga más tiempo en el aire y vuele más rápido?

Los elementos que hacen que un avión se mantenga en el aire son los siguientes: el empuje, que es la fuerza que le proporcionas al avión. La sustentación, que es el propio papel con el que está hecho el avión. La resistencia al aire, que hace de freno para tu avión. Y la fuerza de la gravedad.

El vuelo de los aviones de papel suele ser imprevisible porque su estructura de papel es muy débil. Por eso no puede equilibrar todos los elementos para avanzar en línea recta.

Si lo que queremos es que nuestro avión consiga avanzar más metros y no nos importa el tiempo que esté en el aire, debemos hacerlo más robusto. Podemos decantarnos por modelos que tengan muchos pliegues. De forma que pese más y pueda avanzar más.

En cambio, si lo que deseamos es que sea más rápido, debemos elegir tipos de avión que tengan alas más pequeñas y finas. De forma que pese menos y pueda mantenerse más tiempo en el aire.

Si investigas en internet encontraras todo tipo de modelos para aviones de papel. Algunos son verdaderamente asombrosos. Tienen muchísimos pliegues y una elaboración muy precisa. Se ha convertido en un arte. Muchas personas, como decíamos antes, se dedican a perfeccionar su técnica. Y, cuando ya tienen mucha práctica y saben hacer todo tipo de aviones, se presentan a concursos.

Tú puedes ser uno de ellos. Si siempre te ha gustado la papiroflexia y se te da bien construir aviones de papel ¿por qué no? Además es un entrenamiento genial para las horas muertas y para cuando no tienes nada que hacer. Ya verás como poco a poco vas perfeccionando tus aviones. También puedes decorarlos y hacer diseños con ellos.

Esperamos que este artículo os haya servido de gran ayuda y que dejéis volar vuestra imaginación. Seguro que conseguís hacer cosas geniales con vuestros aviones de papel. Y con el paso del tiempo, cada vez durarán más en el aire y alcanzarán recorridos más largos.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.