Hacer lazos bonitos puede salvarnos en muchas ocasiones, y también procurarnos un ahorro en profesionales de peluquería, de costura, de regalos e infinidad de otras aplicaciones. A lo largo de este capítulo vamos a aprender las cosas más interesantes sobre el mundo de lazo, y, naturalmente, a hacerlos nosotros mismos.

Los lazos para la ropa

Se trata de unos adornos para la ropa o el pelo femeninos, y que sirven para conjuntan los colores, armonizar los complementos, y adornar de un modo alegre cualquier composición en la ropa para la mujer, y, en especial, para las niñas. Los lazos de tela pueden colocarse en cualquier parte de la ropa y el pelo, e incluso en complementos como el bolso, la cartera del cole, bicicleta y otros juegos, regalos y muy diversos elementos de la estancia en que se habita. Para su realización se pueden comprar cintas de infinidad de colores y texturas en cualquier tienda de retales y mercerías. Igualmente podemos aprovechar cualquier retal o cinta que tengamos por casa, siempre que esté bien limpia y planchada, e incluso aprovechar ropa en desuso. Pondremos a trabajar la imaginación.

Ejemplo práctico 1

Toma un pedazo de tela que no se deshilache al cortar, y que esté bonito, limpio y bien planchado, córtale un cuadrado bien cortado, no importa que sea rectángulo pero los bordes deben ser rectos. Corta también una tira del grueso aproximado de 1/3 o 1/4 al cuadrado anterior, y con los bordes también muy rectos. Dobla el trozo de tela por la mitad, tómalo por el centro, sujeta en él un extremos de la cinta y dale vueltas a todo presionando ligeramente para que tense y deje unos pliegues. Dale una puntada que quede oculta a la vista para que no se deshaga. Ahí está tu nuevo lazo con un resultado tan sencillo como vistoso.

Perfeccionando la técnica

En la observación está la cuestión. Métete a Google, pon “lazos de tela”, el color que te guste si quieres y dale a buscar en imágenes. Mira toda esa cantidad y variedad de lazos, y trata de reproducir aquellos que te gusten con la técnica del ejemplo. Antes de que te des cuenta habrás adquirido maestría en ello. Sólo atrévete y confía más en tus capacidades. Ahorrarás aprovechando la ropa que ya no usas, y te preguntarán que dónde los compraste, sino, al tiempo.

Prueba con tiras más delgadas y las colocas más apretadas. Prueba a doblar en oblicuo en lu gar de en paralelo ¿qué te parece el resultado? Hay gente igual de mañosa que tú, que ha introducido algodones para dar volumen, velcro para adherirlos a la ropa, e incluso pasta moldeable y fieltro para fijar las formas. Todo es cuestión de experimentar.

Ejemplo práctico 2

Toma ahora el siguiente material:

  1. 3 cintas de 8 cm
  2. 3 cintas de 12 cm
  3. 3 cintas de 14 cm
  4. 3 cintas de 18 cm

Procura que sean de los mismos colores cada trío, y de colores compatibles todos ellos, que sean tonos pastel todos o todos brillantes. Los tríos 2 y 3 pueden tener el mismo color. Ahora une los extremos de cada cinta de modo que adopten forma de aros de cebolla.

Cómo hacer lazos

Superpón ahora todos los aros por el centro, con ángulos iguales en cada trío, y une el conjunto con un broche, un muñequito o lo que tengas más a mano y que vaya un poco acorde con la personalidad de la persona que llevará el lazo. Acabas de conseguir un lazo a modo de flor que, mediante un imperdible, podrás adherir a cualquier parte de la ropa o del pelo. Prueba con más colores y tamaños, prueba a añadir dos tiras colgantes, etc. Lo mismo que en el ejemplo anterior, experimentando iras perfeccionando la técnica hasta dominarla.

Recuerda que los lazos son ornamentaciones, miman el detalle, por lo que no necesitas que los retales sean muy grandes. A veces un toque minimalista de lazo es suficiente, y otras tiene mayor efecto un lazo pequeño y discreto que otro que se atora o estorba. En éste segundo ejemplo te puedes complicar lo que quieras, añádele más lazos y tendrás más pétalos. Aplástalos de lado en lugar de por el centro y tendrás un efecto radicalmente distinto. Prueba a cortar las  cintas en forma curva… las posibilidades son infinitas.

Mini-lazos para la ropa íntima

Son una cucada que puedes agregar con una puntada incluso a las braguitas de tus muñecas, o el chalequito de tu perrito, y siempre van a ser el toque perfecto de distinción de cualquier elemento de tu ropa o de la de tus hijas, ideal si es ropa interior. Partiremos de las tiras más delgadas que se venden en las mercerías, y que podrían oscilar entre 1 cm y pocos milímetros.

Los colores pueden ser cualquiera, pero deben destacar sobre la ropa, por ejemplo, en una prenda fucsia pondremos lacito rosa fuerte o lila, en una prenda roja, un lacito blanco, etc. Por lo general, se pueden poner del mismo color pero jugando con los tonos, es decir, pondremos lazos claros sobre prendas oscuras y viceversa, pero en pares del mismo color.

¿Que necesitas para hacer lazos?

  • Cintas
  • Habilidad
  • Tela

Instrucciones para hacer lazos

Lazos para el pelo

  1. Busca un trozo de tela sedosa y de color claro, y corta dos tiras de 2 x 16 cm
  2. Busca un trozo de tela sedosa y de color rosado, y corta otras dos tiras de 2 x 12 cm
  3. Pasa un poco el mechero por los bordes y extremos por donde se pueda deshilachar.
  4. Toma los extremos de cada tira y pégalos.
  5. Toma las cintas por el centro y cóselas (de una en una por separado) con aguja e hilo
  6. Con el mismo pegamento las pegamos de dos en dos, cada par con su color, colocándolas en diagonal pero no perfecta, sino que queden dos ángulos agudos y dos obtusos.
  7. Ahora toma dos cintas de 1/2 cm de ancho y 12 de largo, de color rosa oscuro, rojo, o violeta, y pégalas una sobre la otra pero no por el punto medio, sino a un tercio del extremo, y guardando ángulos rectos entre sí.
  8. Ahora tomamos los tres pares de cintas que tenemos y las superponemos de tal modo que quede el par blanco abajo, el rojo en medio, y el rosa claro arriba, todos ellos unidos por el centro los damos cuatro puntadas con la aguja y el hilo.
  9. Por último, podemos cerrar el conjunto con un botón rosa y sin agujeros, o un pequeño muñeco, etc, para darle motivo al lazo.

Nuevamente tendrás que hacer muchas pruebas de nuevo hasta adquirir la maestría, Diferentes colores, diferentes largos, anchos, motivos, y tendrás una bonita colección.Cómo hacer lazos Consejo, si quieres la matrícula de honor en lazos, no te importe invertir un poco de dinero en ir a una tienda de retales o mercería, y comprar allí las cintas. Son baratas, hay una gran variedad de colores y formas, y los resultados van a ser impactantes. Mini-lazos para la ropa íntima. Una vez que tengamos las cintas, procederemos con los siguientes pasos:

  1. Tomamos un trozo como de 6 cm, lo doblamos sobre sí mismo y cortamos las dos puntas a 45 grados, una sobre la otra para que queden iguales.
  2. Volvemos las puntas hacia nosotros de manera totalmente simétrica y montamos una sobre la otra, dejando el solape entre la curva y las puntas. Lo dejamos sujeto con un par de puntadas y con un hilo del mismo color, y no cortamos el hilo, sino que lo dejamos con la aguja colgando.
  3. La parte mágica. Tomamos la parte curva de arriba y la plegamos hacia abajo y hacia adentro, o sea, la ponemos del revés y la doblamos de tal manera que lo que estaba arriba quede ahora sobre el solape que acabamos de coser.
  4. Damos unas vueltas a todo, al solape con el pliegue, para que no se muevan y para que parezca un nudo atando al lazo, y finalmente rematamos con cuatro puntadas atravesando ese supuesto nudo para que no se suelten los hilos.

Cómo hacer lazos Y eso es todo, no te hará falta ni practicar porque te quedarán perfectos desde el primer día. Convéncete, merece la pena ser creativos y atreverse a diseñar nuestros propios complementos, sobre todo, tratándose de lazos.

¿Te ha gustado?